Entrevistas | Artículos | 18 OCT 2013

"La empresa que no adopte, aunque sea de forma selectiva, tecnologías como cloud está abocada al fracaso", Enrique Solbes, HP

El director general de HP Enterprise Services, Enrique Solbes, analiza para Computerworld el papel que el área de servicios juega en HP y el momento que vive la división.
Enrique Solbes HP
M.J. Marzal

Hace unos dos años asumió la dirección general de la división de servicios de HP, ¿podría hacer un balance de este período en cuanto a evolución?

En este período que, efectivamente, es de dos años, la evolución de la división ha sido realmente positiva ya que hemos logrado un incremento continuo de nuestra cifra de negocio en una etapa realmente complicada desde el punto de vista económico.

 

¿Para el actual se puede confirmar ese crecimiento?

Nuestros objetivos para este año son de crecimiento, lo cual es un reto, pero también es un aliciente, ya que significa que claramente HP apuesta por el mundo de los servicios en economías como la española y la portuguesa con una difícil coyuntura económica.

 

¿Cómo y dónde sitúa a Enterprise Services en HP?

Enterprise Services es la división de servicios de HP que representa un negocio de más de 25.000 millones a nivel mundial. Es también una ruta  para llevar al mercado el resto de productos y servicios de la compañía. Nuestro foco está en consolidar todo el potencial de HP y ofrecer a nuestros clientes soluciones que sean relevantes para resolver sus retos de negocio tanto en la empresa como en la administración pública. En estos últimos años, hemos continuado evolucionando nuestra oferta de servicios y ahora somos capaces de ofrecer la no sólo la consultoría, donde transmitimos cómo debe ser el viaje hacia el nuevo estilo de TI, sino que ayudamos a nuestros clientes a transformar sus entornos redefiniendo sus operaciones y sus negocios mediante aplicaciones, infraestructura y procesos de negocio innovadores; asimismo, somos capaces de gestionar los entornos de nuestros clientes, proporcionando servicios que garantizan el nivel de servicio en cualquier entorno independientemente de su grado de complejidad. Con lo cual, y resumiendo lo anterior, se puede decir que HP Enterprise Services está en el mundo de la consultoría y la integración de sistemas y en el outsourcing, pero también lo estamos en el de la infraestructura, las aplicaciones y los procesos de negocio.

 

Mercado muy complicado para que una empresa crezca. ¿Cuál es su propuesta de valor diferencial?

Los grandes elementos diferenciadores de HP en el mundo de los servicios están en la marca HP, y no sólo por el valor de la marca, sino por el poder de su oferta tecnológica.  HP es la única compañía del mundo que tiene una oferta de productos y servicios extremo a extremo que cubre desde los dispositivos de acceso a la información hasta la tecnología software y hardware que soporta el data center. Dos extremos de un mundo dominado por la movilidad, el cloud, las redes sociales y big data. Otro factor diferenciador es la forma en la que nos relacionamos con nuestros clientes. Una relación caracterizada por la experiencia basada en la excelencia operacional, en cumplir nuestros compromisos, en entregar un servicio de la máxima calidad, e intentar que nuestros clientes consideren que se encuentran en las mejores manos cuando están trabajando con nosotros. En definitiva, que nos  consideren su socio tecnológico, entendiendo esta figura como alguien en quien se puede confiar y que además le proporciona el valor de la innovación. La tercera diferencia se sitúa en nuestra experiencia tanto en el ámbito técnico como de la industria. Tanto el I+D de HP como el talento de sus profesionales están a un nivel realmente excepcional. Algo que se refleja en que HP trabaja para 426 empresas del Fortune500. Y, por último, destacaría nuestra habilidad para gestionar entornos complejos; HP es una compañía capaz de gestionar los sistemas de misión crítica de nuestros clientes en entornos tremendamente complejos. Un ejemplo de ello es la participación muy activa de HP en los complejos procesos de adquisiciones y fusiones. En resumen, nuestros valores diferenciales son: la marca, la capacidad de relación con nuestros clientes, la experiencia tecnológica y sectorial y la estabilidad para gestionar entornos complejos y de gran magnitud.

 

¿Qué es lo que están requiriendo los clientes?

Todos estamos intentando dar respuesta a la pregunta de cómo desde TI se puede crear valor. Aquí me estoy refiriendo a los disruputores digitales como aquellos elementos tecnológicos que están produciendo un cambio o una ruptura de un modelo de negocio; algo que hemos sufrido las empresas TIC para competir entre nosotros. En este sentido, lo que está ocurriendo ahora es que esa capacidad que tiene la tecnología para  generar modelos de negocios disruptivos se está generando ya en todos los sectores. Con lo cual los CIO ya no pueden enfocarse sólo a la gestión interna de TI como soporte al negocio. De hecho, están totalmente concienciados de que su rol se encuentra mucho más cercano al negocio y centrado en saber llevar al negocio el valor de esos disruptores digitales.

 

¿Los proyectos tienen que incluir de forma implícita una significativa reducción de costes o ya se está avanzando hacia una apuesta por la innovación?

Estamos ya en la siguiente fase, sin olvidarnos de que todo se mira con lupa y el ROI se analiza exhaustivamente, pero hay una tendencia enfocada a utilizar mejor los recursos de las compañías y, en este sentido, sería extraño encontrar a una empresa que no esté valorando proyectos de movilidad, Big Data, seguridad o analizando las oportunidades que brinda el cloud. Pero no estamos hablando sólo de las oportunidades de reducción de coste sino desde la óptica de convertir costes fijos en variables. Además, es una oportunidad para que muchas empresas aborden proyectos que antes les eran imposibles, ya que ahora la barrera de entrada para pilotar determinados modelos de negocio es mucho más baja. Con lo cual, es cierto que los presupustos se han reducido, pero también lo es que cada vez más se está  haciendo un uso más inteligente de esa inversión alineándose con los conceptos de cloud, big data, seguridad y movilidad, a lo que añadiría todo lo relacionado con el mundo de las redes sociales y el de las aplicaciones.

 

Este nuevo escenario que describe no ha hecho nada más que empezar...

Queda muchísimo por hacer.  De hecho, el otro día recuperé un estudio que ha hecho HP titulado 20/20 que es una visión de cómo puede ser la tecnología, la sociedad y, específicamente, la empresa, en el año 2020. Es un estudio que ha hecho HP con aportaciones de empleados, partners, gurús, líderes de negocio y clientes. Uno de los temas que se reflejan es Big Data y aquí hay estadísticas que reflejan que desde 2005 la industria TI se ha gastado cuatro billones en gestión de la información y lo sorprendente no es la cifra de gasto que es enorme sino la magnitud del volumen gestionado que es sólo del 5% del total de la información existente.

 

Está claro que para tener sitió en ese nuevo escenario hay que invertir en TI, ¿son las empresas conscientes de que esa inversión es una cuestión de estar o no estar?

La empresa que no adopte aunque sea de forma selectiva tecnologías como el cloud estará abocada al fracaso y la empresa que no adopte tecnologías como cloud o big data estará en inferioridad de condiciones para competir.

 

Ha hablado del Fortune500, pero España es un país de pymes. ¿Cómo se puede ayudar a este segmento con los nuevos conceptos tecnológicos?

Los retos son muy parecidos y una de las ventajas de estas nuevas tecnologías es que las barreras de entrada casi han desaparecido. Ahora es mucho más fácil para cualquier empresa implantar sistemas que les permitan gestionar la información y obtener información del sentimiento de los clientes para desarrollar o ajustar sus productos y llevarlos al mercado. Mucho más fácil que nunca.

 

¿Le queda a HP Servicios algo por demostrar?

Por supuesto, nos queda mucho por demostrar. No todo el mercado conoce nuestras capacidades, ni nuestra experiencia en ámbitos como cloud, movilidad, big data o seguridad donde disfrutamos de unas capacidades que nos posicionan claramente como número uno.

 

¿En un entorno como el que opera su división lo más crítico es generar la confianza del cliente?

Sin duda alguna, y en este sentido, durante el pasado año HP Servicios consiguió renovar a más del 90% de sus clientes. Esto es una muestra de que los clientes de HP Servicios confían en nosotros en un entorno tremendamente competitivo.

 

El que muchos competidores argumenten como un valor la independencia de plataforma, ¿cómo lo entiende HP Servicios?

Mi experiencia es que los clientes a ese hecho en concreto le otorgan una importancia relativa y la tendencia cada vez más es a comprar la tecnología como servicio. Lo realmente crítico para el cliente es permitirle juntar todas las piezas del puzzle: hardware, software y servicios y proporcionarle una solución extremo a extremo que solucione su problemática. Esto es lo que valoran. Es más, el hecho de que tengamos nuestra propia tecnología nos facilita construir una solución extremo a extremo sin fisuras y donde el cliente no tiene que preocuparse de tener que hablar con cuatro o más fabricantes. El cliente de HP entiende como un valor diferencial el que alguien se responsabilice de la solución extremo a extremo.

 

Uno de los conceptos que más está impactando en la empresa es cloud, un segmento en el cual HP registró un crecimiento de doble dígito a nivel mundial. ¿Se puede extrapolar esta evolución al mercado español? ¿Las previsiones son seguir creciendo a este ritmo?

Sí, nuestra previsión es seguir creciendo por encima del mercado, y sí, ese crecimiento se puede extrapolar a nivel local perfectamente. De hecho, hemos implantado nuestros nodos de cloud para ofrecer plataforma como servicios, software como servicio e infraestructura como servicio en España durante el año pasado. El potencial de HP para ofrecer cloud es único.

 

¿Cloud marca un punto de inflexión en lo que a organización del departamento TI se refiere?

Claramente. Es más, ya no se puede hablar de cloud como tendencia sino como una realidad. Para nosotros cloud y movilidad son los extremos de un nuevo estilo de las TI. Un estilo que tiene ejes como el desarrollo de aplicaciones, un segmento que ha cambiado radicalmente y que se están posicionando como un arma competitiva. Estoy convencido que su crecimiento será exponencial tanto en cuanto a nuevas aplicaciones como en lo referente a versiones. En lo que respecta a los departamentos de TI, el cambio es total ya que los consumidores de tecnología ya no serán sólo los de TI, lo que en un corto espacio de tiempo convertirá a estos departamentos de TI en brokers de servicios o integradores de soluciones tecnológicas que aporten un claro valor al negocio.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios