Entrevistas | Noticias | 03 MAR 2020

"La experiencia del empleado va a cambiar completamente"

Adolfo Pellicer, máximo responsable de Workday en España y Portugal, asegura a ComputerWorld que hay dos tendencias que marcarán la agenda empresarial este año: la agilidad organizacional y la experiencia del empleado y la planificación.
Adolfo Pellicer, director general de Workday para España y Portugal
Adolfo Pellicer, director general de Workday para España y Portugal.
Esther Macías

Los empleados forman parte de los activos más importantes para las empresas”, recuerda Pellicer. Por ello, afirma el máximo responsable de Workday para Iberia desde hace seis meses, “promover una cultura empresarial que fomente una mejora de su experiencia es básica para todas aquellas compañías que quieren continuar en la senda del crecimiento en 2020”.

Preguntado por qué tendencias observa para 2020 en lo que respecta a la experiencia de empleado, el directivo apunta dos que, opina, marcarán con fuerza la agenda empresarial este año: “la agilidad organizacional y la experiencia del empleado aunado con la planificación. “En un mercado en continua transformación –explica–, la agilidad en las compañías es clave para el crecimiento digital y para estar siempre por delante de la competencia. Por ello, garantizar que no haya silos y que todos los trabajadores obtengan los conocimientos necesarios para llevar a cabo su trabajo hace que la empresa sea ágil y eficiente, y que esté preparada para cualquier disrupción futura. Pero, para alcanzar este objetivo necesitarán analizar, planificar y ejecutar en un único sistema basado en la tecnología más vanguardista”.

El experto considera, además, que este año “veremos cómo la experiencia del empleado cambiará completamente, ya que para atraer y retener el talento va a ser necesario contar con un employee experience de alto nivel basado en la tecnología más puntera, un área que para generaciones como los millennials y centennials cobra cada vez más importancia”. En este sentido, añade, las empresas deberán contar con soluciones sofisticadas pero a su vez sencillas de utilizar y que ofrezcan “una experiencia del empleado personalizada e inteligente orientada a mejorar la eficiencia, el intercambio de conocimientos y la colaboración”.

Pellicer también destaca la importancia de una buena planificación empresarial. “Constituye una ventaja estratégica para las compañías, tanto en la capacidad de respuesta y anticipación ante imprevistos, como en la identificación de nuevas oportunidades”. El directivo está seguro de que cada vez más empresas elegirán herramientas como las que propone su compañía (Workday HCM o Workday Financial Management), que ya usan compañías en España que van desde multinacionales energéticas y petroquímicas como Repsol hasta bancos como Santander, pasando por otras empresas como Hotelbeds, Avis Budget Group, Amadeus, Acciona, Generali y Enagás.

Expectativas de negocio en 2020

El directivo cree que el “ritmo de crecimiento espectacular” que experimenta la compañía a escala global se mantendrá en 2020. “En 2019, nuestro ingreso total fue de 2.820 millones de dólares, un aumento del 31,7% con respecto al año anterior. Los ingresos por suscripción fueron de 2.390 millones de dólares, con un crecimiento del 33,4% respecto al ejercicio de 2018. Estas cifras nos comprometen a seguir trabajando para ampliar nuestro liderazgo, manteniendo nuestro foco en una planificación, ejecución y análisis unificados; y en nuestros valores y compromiso continuo con los empleados, el éxito del cliente y la innovación”.

Desde su fundación, apunta el portavoz, Workday ha utilizado y ha contribuido al modelo del código abierto y a los estándares abiertos, “pero los dos hitos más importantes para la compañía en este camino hacia un futuro más abierto y conectado son Workday Cloud Platform y una estrategia que comenzó hace cuatro años pero que sigue vigente hoy en día y en la que seguimos queriendo poner el foco. Dicha estrategia está basada en la mejora de nuestros productos con inteligencia artificial mediante el machine learning y deep learning, y para continuar avanzando en ella, dentro de poco también incluiremos interfaces de conversación que utilizan el procesamiento y la comprensión de lenguajes naturales”.

Pellicer apunta que la compañía seguirá beneficiándose de las ventajas del uso de plataformas cloud “para crear herramientas basadas en analíticas, blockchain, inteligencia artificial o machine learning con las que ofrecer una experiencia más personal e inteligente, incrementando los datos y los insights que los usuarios necesitan para tomar mejores decisiones empresariales, acelerar su capacidad para actuar en tareas rutinarias, lo que les permita emplear el tiempo en objetivos que tengan una mayor repercusión para la empresa y para los propios equipos”.

Un camino que no ha sido fácil

El directivo rememora cómo nació Workday, que fue fundada entre dos amigos en una cafetería “porque estaban preocupados por que a los usuarios no les resultara satisfactoria la experiencia que ofrecía, en aquel momento, el software empresarial”. Esta preocupación, apunta, “ha sido parte de nuestro core desde el minuto en el que desarrollamos el boceto de la herramienta ideal, y creo que ha sido todo un acierto por nuestra parte no olvidarnos de que esa es justo la línea que debemos seguir para ofrecer un producto de calidad”.

La compañía sigue una filosofía que denomina ‘The Power of One’ (en referencia a su apuesta por una única fuente de datos, un modelo de seguridad y una comunidad) que, señala, “también ha sido una característica que nos diferencia del resto y algo de lo que nunca debemos separarnos, pues no es fácil encontrar una única herramienta que dé a los trabajadores y a las empresas todo aquello que necesitan”.

Eso sí, Pellicer reconoce que, a pesar de los aciertos, el camino que ha recorrido Workday hasta convertirse en una de las compañías más innovadoras del mundo no ha sido fácil. “Se asume que la complejidad es un elemento presente en una plataforma como la nuestra, en la que las empresas de todos los tamaños confían para alcanzar un crecimiento continuo. No obstante, al inspirarnos en las mejoras periódicas y casi constantes de aplicaciones de consumidores, llegados a cierto punto tuvimos que plantearnos cómo mejorar nuestros productos de forma constante sin que aumentara la complejidad para los clientes”.

Hasta finales de 2013, la empresa agrupaba los cambios y las funcionalidades nuevas en torno a tres actualizaciones principales al año. “Este modelo nos funcionó durante mucho tiempo, pero a medida que la escala y el alcance de Workday crecían, nos empezamos a preguntar si de verdad éste era el mejor enfoque para nuestros clientes. Es así como tomamos la iniciativa de hablar con las empresas que usaban nuestro software para ver sus impresiones y, a raíz de sus respuestas, cambiamos el enfoque que habíamos seguido para centrarnos en un proceso de desarrollo ágil basado en una integración continua y una automatización de las pruebas funcionales, de rendimiento y de seguridad. De ahí aprendimos que no podíamos ir al margen de nuestros clientes, sino que para ofrecer el servicio que ellos requerían necesitábamos crecer unidos y asumir como propias sus necesidades”, concluye el portavoz.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios