Entrevista
ENTREVISTAS
Empresa
Mujeres
8M

María José Talavera (VMware): "Las tecnológicas son las que antes y mejor entendieron que la inclusión del talento femenino era clave"

La directora general de VMware Iberia asegura que el sector tecnológico tiene tanto la cultura como las herramientas para despertar más vocaciones femeninas.

María José Talavera, directora general de VMware Iberia.
María José Talavera, directora general de VMware Iberia.

Para María José Talavera, llegar a ser directora general de VMware Iberia fue una “evolución paso a paso, sin grandes saltos”. Ingeniera informática de la Universidad Politécnica de Madrid, Talavera lleva más de 26 años trabajando en el sector tecnológico en grandes nombres como IBM, donde se desempeñó como responsable de ventas de software para el sector financiero y ventas globales para BBVA y Compuware, donde fue directora general para España por dos años. 

En 2012 aterriza en VMware, donde por 11 años ha ocupado el cargo de directora general. También es consejera independiente del operador del mercado eléctrico OMEL, ha participado en programas de formación de ejecutivos a cargo de IBM en London Business School e Insead y participa activamente en iniciativas que buscan la igualdad de oportunidades para las mujeres, como #SomosMujeresTech o StemTalent Girl.

 

¿Cómo es ser una mujer líder en el mundo de la tecnología?

Es estimulante. Al principio tienes la sensación de ser una rara avis porque tu sexo no es el que predomina, ni siquiera hay una presencia equiparable a la del sexo masculino y eso te hace intentar dar lo mejor de ti misma en cada momento hasta que llegan los éxitos y la progresión profesional, y a partir de ahí trabajas para que en tu organización una mujer no se sienta en minoría, aunque los números digan que sí. 

 

¿Cómo fue la evolución de tu carrera profesional? ¿Crees que a las mujeres se les exige más que a los hombres en las mismas posiciones?

Fue una evolución paso a paso, sin grandes saltos y con períodos de consolidación que me daban la confianza suficiente para seguir avanzando sin miedo.

Creo que se le exige más a las mujeres cuando empiezan. Parece que se ve más claramente la ambición de un hombre que de una mujer y hay dudas si va a querer comprometerse de verdad. Pero cuando se alcanzan determinadas posiciones de liderazgo los resultados imperan y el nivel de exigencia es igual, viene dado por el cargo.

 

"Se le exige más a las mujeres cuando empiezan, pero cuando se alcanzan posiciones de liderazgo los resultados imperan y el nivel de exigencia es igual"

 

En tu caso concreto, ¿cuál ha sido tu mayor reto o desafío como mujer insertándose en el mundo de la tecnología y cómo lo fuiste superando?

Hace 30 años el reto era estar en un entorno muy masculino, sentirse en una minoría no privilegiada nunca es agradable, pero al mismo tiempo lleno de oportunidades, y descubres que las compañías tecnológicas son probablemente las que antes y mejor entendieron que para que el sector prosperase la inclusión del talento femenino era clave. Así que te dices a ti misma, estoy en el lugar adecuado, aquí hay futuro, desde aquí se puede construir, y el reto se convierte en una oportunidad. 

Hoy en día, desde VMware, veo lo inherente que es al ADN de la compañía en la igualdad de género. No sólo en el salario, sino también en lo que no se ve, pero se nota, como la prevalencia del criterio profesional sin distinción de sexo.

 

¿Aún existe discriminación y prejuicios en la industria? ¿Alguna vez lo has experimentado de forma personal a lo largo de tu carrera? Si es así, ¿de qué forma?

Existen prejuicios en la sociedad, en la industria de TI somos unos privilegiados, probablemente mi visión tiene cierto sesgo por lo que veo en VMware, pero me atrevería a decir que esta industria es de las que menos adolece en prejuicios y discriminación. No olvidemos que vive fundamentalmente del talento, que es la única ‘discriminación’, la falta de talento y compromiso.

 

En una industria históricamente dominada por el hombre, ¿cómo se abordan los temas como la maternidad y la conciliación? ¿Ha habido un avance en estos ámbitos?

Partamos de la base de que la conciliación atañe a hombres y a mujeres, y de que la maternidad tiene su par en la paternidad. Dicho esto, la flexibilidad que ofrece VMware a nivel de horarios y lugares desde donde desarrollar el trabajo supone un avance crucial de cara a conciliar y afrontar un proyecto de vida que pase por tener hijos.

 

España destaca por tener muchas directivas en el sector tecnológico, ¿crees que se trata de un tema cultural, de políticas públicas o de otras razones?

En posiciones de liderazgo en el sector privado las políticas públicas poco cuentan. El caso de España es singular pero no extraordinario. No tenemos muchas, ni siquiera tenemos el 50%, debería haber más.

 

"Esta industria es de las que menos adolece en prejuicios y discriminación. No olvidemos que vive fundamentalmente del talento"

 

Si tuvieras que nombrar solo uno, ¿cuál sería en tu opinión el principal impedimento de que haya más mujeres líderes en tecnología? ¿Y cuál crees que es la solución para ello?

El principal impedimento viene por la falta de pipeline. Es un sector que sigue vinculado a estereotipos masculinos que dificultan el que las niñas se vean atraídas por él, puesto que les cuesta visualizarse en el futuro. La falta de referentes ‘normales’ sigue siendo una asignatura pendiente, y cuando digo ‘normales’, lo digo porque tiene que haber también referentes cercanos, en puestos directivos hay pocos.

Desde VMware damos charlas en los colegios a los alumnos de 4º ESO para transmitir lo apasionante que es trabajar en esta industria. En muchos casos son mujeres jóvenes las que van, para una niña de 16 años es más fácil verse proyectada en una mujer de 30 años que en mí. El primer paso es atraerlas a la industria y si luego tienen talento y ganas, llegarán a puestos directivos.

 

¿Qué puede hacer la tecnología para disminuir este sesgo?

La empresa tiene que acercarse a los colegios y las universidades, y transmitir las bondades de la tecnología. Desde los diferentes foros en los que suelo participar, siempre intento fomentar vocaciones en las niñas que están decidiendo su futuro profesional, para que accedan a carreras tecnológicas y de ciencias. Uno de mis argumentos es que, cuando te dedicas a la tecnología, tienes muchísimas más herramientas que las disponibles en otras profesiones tanto para conciliar como para formarte y, por supuesto, una alta empleabilidad.

Los modelos de trabajo híbridos, sin la exigencia de presencialidad, están más aceptados culturalmente. Es uno de los grandes atractivos de la industria de TI para despertar nuevas vocaciones. El sector de las tecnologías de la información tiene la cultura y las herramientas para ello. En otras industrias existe la cultura, pero las herramientas no son tan accesibles; y en otros probablemente existan las herramientas, pero la cultura no esté totalmente aceptada. Eso no significa que vayas a trabajar menos, sino que vas a tener más autonomía para gestionar tu tiempo, que para mí es la clave para conseguir personas comprometidas y, por tanto, resultados.



Contenido Patrocinado

Webinars

 
Cobertura de nuestros encuentros
 
 
 
 
Lee aquí nuestra revista de canal

DealerWorld Digital

 

 



Forma parte de nuestra comunidad

 

¿Te interesan nuestras conferencias?