Entrevistas | Noticias | 12 SEP 2013

"Ninguna compañía tiene una presencia como la nuestra en el mercado", Enrique Lores, HP

Inmersos en el último trimestre de su año fiscal, HP se plantea el próximo ejercicio con el objetivo de crecer en todas las áreas, tanto si el mercado ayuda como si tiene que hacerlo a contracorriente. Para conocer la actualidad de la firma, Computerworld ha conversado con Enrique Lores, vicepresidente sénior y director general del área de soluciones de PC profesionales de HP a nivel mundial de HP.
Enrique Lores
Miguel Ángel Gómez

Inmersos el último trimestre de este año fiscal para HP, ¿cómo podemos valorar el momento que vive la compañía?

Lo que estamos haciendo, como compañía, es seguir el plan que se diseñó hace dos años cuando Meg Whitman se convirtió en nuestro CEO. Ella explicó a los analistas cuál iba a ser este plan, que se extendía varios años, y les indicó cómo iba a desarrollarse y por qué etapas íbamos a pasar. El primer año era para detectar cuáles eran los problemas y arreglar las áreas más graves. El segundo, éste, un año más de estabilización y, el tercero, un año de crecimiento, y vamos cubriendo las etapas que se describieron. Estamos acabando el segundo año, y pienso que la compañía se ha estabilizado y los problemas que hubiera se han dejado atrás, y ahora tenemos que empezar a crecer otra vez en varias áreas. Y éste es nuestro objetivo para 2014.

 

Uno de los mensajes más escuchados en Discover se basó en la convergencia. ¿Ha pasado HP de tener propuestas por área de negocio a tener una única propuesta para el mercado?

Depende mucho del tipo de cliente del que hablemos. Si miramos hacia la empresa, la gran cuenta, este cliente no quiere una solución específica, sino una compañía que pueda ofrecerle una solución global, y esto es una ventaja que HP tiene, y éste es nuestro camino. Sin embargo, si hablamos de una pequeña empresa o de un consumidor, la oferta es completamente diferente, y el cliente puede ir a buscar un producto específico, tanto para un uso personal como para un uso profesional. Así, tratamos de adaptar nuestra oferta a lo que cada tipo de cliente puede ir buscando.

 

Pero, ¿es posible mantener los dos enfoques?

Sí, porque lo que vemos cada vez más es que el mundo del consumo y el profesional se están mezclando. Anteriormente, las tecnologías se desarrollaban para el entorno profesional y acababan llegando al mundo del consumo y, ahora, lo que está pasando es lo contrario, una tecnología desarrollada para el mundo del consumo empieza a penetrar en el mundo de la empresa. Y esto viene dado tanto por empresas como nosotros como por empresas más pequeñas, ya sean de servicios o de software, con lo cual, es completamente posible y, cada vez más, se va a convertir en una ventaja, y en una necesidad, que las empresas estén tanto en el mundo del consumo como en el de la empresa. También depende del producto. Evidentemente, si hablamos de servidores o de networking, no es así, pero si hablamos de PC o de impresoras, estar en los dos mundos es cada día una necesidad más importante.

 

¿En movilidad no se puede tener futuro sin tener un pie en cada mundo?

Exacto. Al final, incluso para triunfar en el mundo profesional, necesitas tener productos que la gente desee tener y desee utilizar. Este aspecto es lo que te hace triunfar en el mundo profesional y es lo que necesitas en el mundo del consumo. Hasta hace muy poco, cuando diseñábamos un PC para el mundo profesional, lo hacíamos en base a los requisitos que el departamento de TI iba a poner. Se partía de un pliego de condiciones con una serie de cláusulas, y el PC tenía que cumplirlas, esto es, un PC grande, potente, con innumerables conexiones… Ahora, haces un PC que al usuario le vaya a gustar. Cumples con las condiciones del departamento de TI, pero empiezas pensando en que al usuario le vaya a gustar.

 

Pero esto implica una gran apuesta por el diseño…

Sí. Esto es algo que ha cambiado radicalmente, porque el cliente se siente identificado por el producto que utiliza. Cada vez más, el dispositivo que uno usa es una imagen de uno mismo, y el diseño es cada vez más importante, así como la usabilidad, la comodidad de uso, que cuente con materiales agradables…

 

¿Ésta ha sido la línea seguida por HP en los últimos años?

Fuimos los primeros con la campaña “El PC es personal de nuevo”, hace siete u ocho años, y vemos que es lo que buscan los clientes, identificarse con el dispositivo que van a estar utilizando, sentirse cómodo mientras lo usan.

 

Hablando del negocio de PC, mucho se ha hablado sobre si es rentable o no contar con una unidad de negocio como ésta. ¿Qué nos puede decir en este sentido?

No sólo es que pensemos que puede ser rentable, sino que realmente es muy rentable para la compañía. Si no me equivoco, somos la compañía de PC más rentable del mundo. Lo que pensamos es que tenemos que cambiar el enfoque de cómo se ha estado manejando la unidad de negocio. Hasta hace uno o dos años, la clave para triunfar en el mundo de los PC podríamos decir que era ser el mejor integrador de tecnología, pero la realidad es que lo más importante era cómo de rápidos éramos capaces de introducir esta tecnología en productos con disponibilidad a gran escala. La clave era rapidez, cuanta más mejor, y escalabilidad, cuantos más sitios, mejor. Esto nos hizo ser los números uno en el mercado.

Mirando hacia el futuro, la clave no va a estar en esto, sino en tener claro en qué áreas tenemos que innovar y ser diferentes a la competencia, y ser capaces en ellas de introducir soluciones muy diferentes a nuestra competencia. Se trata de pasar de una estrategia de escala y volumen a otra que, apoyándose en esto, busque la innovación en las áreas en las que el cliente espera una solución de ti como proveedor.

 

¿La innovación es el principal foco de HP en este momento?

Sí.

 

¿Sólo se puede liderar el mercado siendo capaces de innovar?

Sí. Un PC no es sólo un producto que incorpora tecnologías de diferentes proveedores, es un dispositivo personal desde el tamaño de un teléfono a una pantalla de 24 pulgadas. Dependiendo de la necesidad de movilidad de un cliente, habrá un formato más adecuado. Por tanto, tener una gama que cubra todas estas opciones es lo primero que tenemos que hacer y, a partir de ahí, identificar las áreas donde innovar para hacer nuestros productos diferentes del resto.

 

Pero a HP le falta una de estas piezas, los smartphones…

No hemos dicho cuándo, pero Meg Whitman ya dijo que estaríamos en el mundo de los smartphones.

 

¿Es imprescindible para HP?

Yo creo que sí.

 

¿Ha perdido el sentido hablar de mercados diferentes en vez de un mercado de dispositivos?

Nosotros, internamente, lo denominamos Personal Systems, porque queremos hablar de un continuo de diferentes productos óptimos para cubrir las necesidades de cada usuario. De hecho, hoy el 90 por ciento del tiempo de uso de los smartphones es como dispositivo de datos, no como teléfono. Es más, en HP hacemos ya las llamadas desde el PC, no usamos teléfono. El ordenador se convierte en un hub de comunicaciones.

 

Y todo esto, integrado con un negocio tradicional en HP, como es el de la impresión. ¿Cómo valoran el resultado de la integración?

Está en línea con lo esperado. Pese a las previsiones de los analistas, el número de páginas impresas al año lleva creciendo entre el cero y el uno por ciento los últimos diez años, y no vemos que vaya a haber cambios en los próximos. Lo que sí que cambia es lo que la gente imprime. Ahora, donde vemos más crecimiento es en el área de empresa para imprimir documentos de marketing, como folletos y presentaciones.

 

¿Tiene sentido la integración de dos negocios tan diferentes?

Sí, por varios motivos. Primero, por el aspecto de ventas y marketing, porque son negocios muy complementarios en cómo llegan al cliente y, dentro de la compañía son los negocios que van desde retail hasta gran cuenta de una forma más transaccional, por lo que, desde el punto de vista de cómo se venden, son productos muy parecidos. Hay, también, áreas de sinergia en cuanto a la experiencia que quieres proporcionar al cliente, y en la evolución hacia sistemas personales, los dispositivos, el hecho de que el cliente pueda imprimir cuándo y desde donde quiera, apoya esta integración. En tercer lugar, un motivo más cultural, y es que la de impresión ha sido un área con mucha innovación y queremos trasladar este espíritu al mundo de los PC.

 

Innovación, tecnología, tradición… ¿qué valores diferencian a HP en el mercado?

El más importante es que HP es una compañía de tecnología para ayudar a la gente a hacer lo que ellos quieren hacer. Nuestro foco es cómo hacer que la tecnología ayude a las personas a vivir mejor. Esto es lo que buscamos en cada cosa que hacemos, hacerles más felices en el mundo del consumo o más eficientes en el mundo profesional. La tecnología puede cambiar la vida de la gente, y es lo que queremos hacer.

 

Un mensaje que habría que adaptar dependiendo del cliente…

Efectivamente, en consumo hablamos de que puedan disfrutar de lo que hacen o del uso de los dispositivos y que la experiencia, la que sea, sea la mejor posible. En el mundo profesional, queremos ayudar a transformar el centro de trabajo para que sea más eficiente y más satisfactoria. Esto es lo que nos ayuda a identificar dónde innovar y desarrollar y cómo integrar estas tecnologías en los productos.

 

Situando a HP en el mercado, ¿hay otra compañía a la altura de HP?

No hay ninguna compañía con la que compitamos en todos los segmentos. Ninguna compañía tiene una presencia como la nuestra en el mercado, y pensamos que ésta es una de nuestras grandes ventajas, tener una presencia fuerte en el consumo, tener una presencia fuerte en la empresa y tener un catálogo muy completo de producto. Nuestra estrategia está basada exactamente en cómo aprovechar nuestra presencia en todos los segmentos para reforzar nuestra oferta global.

 

Pero, ¿es compatible esa fortaleza global con la rapidez necesaria para competir en segmentos concretos?

No creo que esto sea un problema. Si hay algo que ha cambiado, y es válido en todos los segmentos, es la rapidez en la evolución del mercado. La necesidad de ser rápidos y adaptarnos es común a todos los niveles o mercados, de ahí que tener una presencia global no sea un problema. Tenemos que ser más rápidos en todos y cada uno de los negocios en los que estamos.

 

Inmersos en el último trimestre del año fiscal, ¿qué retos se plantea HP, como compañía, para los próximos doce-quince meses?

El reto que tenemos es conseguir que la compañía vuelva a crecer durante 2014. Esto se hará a base de conseguir las transformaciones necesarias en todas las unidades de negocio y ser capaces de seguir añadiendo valor, aprovechando nuestras escalas y nuestra capacidad de innovación. Esto es lo que necesitamos hacer, y lo que se transformará en crecimiento. La tecnología ofrece oportunidades ilimitadas de innovar. Hace falta capacidad, pero también imaginación.

 

¿Piensan que la situación global del mercado ayudará?

Depende de las diferentes zonas del mundo. Hay indicios de recuperación en aquellos mercados donde la situación ha sido más complicada. Claramente, esto nos ayudará. Pero nosotros tenemos que ser capaces de crecer aunque la economía no mejore.

 

Por último, ¿qué valoración nos hace de España?

Para HP, como corporación, es un país muy importante. Fuera de Estados Unidos es donde tenemos el centro de desarrollo más grande, el de Barcelona, y es de los pocos que se ha mantenido como centro puntero en los últimos 25 años. La presencia de HP en España es, para la corporación, muy importante, y el Discover que se celebrará en diciembre en Barcelona es un buen ejemplo del compromiso de la compañía con el país.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios