Entrevistas | Noticias | 20 FEB 2020

“No podemos dejar la IA solo en manos de los tecnólogos”

Xabi Uribe-Etxebarria, fundador y CEO de Sherpa.ai, insiste en que se aborde la evolución de la inteligencia artificial desde un prisma humanista.
Xabi Uribe-Etxebarria, fundador y CEO de Sherpa
Xabi Uribe-Etxebarria, fundador y CEO de Sherpa.
Esther Macías

“A mi juicio, es necesario asegurar que la evolución de la tecnología, sobre todo de la inteligencia artificial, se realice en base a unos criterios éticos. No podemos dejar la inteligencia artificial solo en manos de los tecnólogos, sino que también la debemos abordar desde un punto de vista humanista y garantizar que su desarrollo contribuya al bienestar de la sociedad y de nuestro planeta”, argumenta a ComputerWorld Xabi Uribe-Etxebarria, fundador y CEO de Sherpa.ai.

Uribe-Etxebarria conoce bien este mercado. Fundó su compañía, creadora de un asistente personal que usa de forma intensiva la inteligencia artificial y con sede en Estados Unidos y España, en 2012. “Gracias a potentes algoritmos de machine learning, estamos desarrollando un asistente conversacional y predictivo que aprende del contexto del usuario y se anticipa a sus necesidades”. Éste, explica, se dirige al mercado B2B con la idea de que compañías de diferentes sectores pueden personalizarlo e implementarlo en sus propios productos o servicios y así ofrecer un valor añadido al consumidor final. “También estamos consiguiendo grandes avances en el desarrollo de algoritmos que nos situarán a la cabeza en otros ámbitos de la inteligencia artificial, como en materia de privacidad”, añade.

El reto está en la interacción persona-máquina

Preguntado por las principales tendencias que observa en 2020 en lo que respecta a la aplicación de la inteligencia artificial en el sector público y en las empresas, el empresario vasco lo tiene claro: “Uno de los retos que existen dentro del avance de la IA es la manera que va a convivir e interactuar con los seres humanos y cómo la IA va ayudar al humano en diferentes procesos”. Uribe-Etxebarria considera que tanto el sector público como el privado se beneficiarán de herramientas basadas en IA que les ayuden en la toma de decisiones y que optimicen y mejoren sus procesos. También habrá optimizaciones, explica, en procesos industriales dentro del marco de la llamada ‘industria 4.0’ o en procedimientos internos (por ejemplo, en los departamentos de recursos humanos, marketing, comunicación, ventas, etc.).

El empresario cree que tanto a escala europea como global está empezando a aumentar la relevancia que tiene la privacidad de los datos. “Hay un fuerte impulso en desarrollar técnicas de inteligencia artificial que aprendan de los datos preservando la privacidad de las personas y entidades que han proporcionado los datos, un ejemplo es el aprendizaje federado”. A su vez, apunta, se está desarrollando la tecnología para entrenar los modelos de inteligencia artificial directamente en los propios dispositivos de manera que los modelos de esta tecnología estén distribuidos y personalizados.

Para el experto, entre las principales dificultades destaca la intersección de la inteligencia artificial con los aspectos éticos de las decisiones que se derivan de su aplicabilidad. “Aspectos como la propiedad, la privacidad, la interpretabilidad o la robustez de las decisiones basadas en modelos de inteligencia artificial y las soluciones que aportemos desde los distintos agentes (científicos, industria, startups, entidades gubernamentales, ciudadanos, etc.) van a determinar la capacidad de integración de esta tecnología en el día a día de las personas”, argumenta.

 

Tecnologías que despuntarán

Desde el punto de vista tecnológico, Uribe-Etxebarria expone que hay una serie de modelos que han dado saltos cualitativos en su capacidad de aprender y resolver problemas. “Particularmente, modelos derivados del aprendizaje profundo (deep learning) con rendimientos iguales o superiores al humano. Estos modelos se han beneficiado de la existencia de cantidades ingentes de datos en ciertos dominios (por ejemplo, lenguaje natural e imagen) que en combinación con tecnologías de escalabilidad (big data) y avances en las técnicas de aprendizaje máquina (optimización estocástica, aprendizaje por refuerzo) han puesto la inteligencia artificial en boca de toda la ciudadanía mundial. Destacaría, por ejemplo, los modelos híbridos de aprendizaje profundo y por refuerzo, que han permitido a las máquinas superar a los humanos en Ajedrez, Go y recientemente en plataformas de juegos electrónicos como Starcraft2, League of Legends o DOTA; los modelos de Redes Adversarias Generativas (GAN) que permiten aplicaciones como las deep fakes en contenidos multimedia; o modelos end-to-end de lenguaje natural que permiten resolver tareas de lenguaje natural que hace unos años resultaban impensables”.

Por último, el empresario considera “un hito muy positivo” la creación de la nueva Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial. “La inteligencia artificial va a traer cambios importantes en la humanidad y va a ser uno de los drivers principales de la economía del futuro. Además, estoy convencido de que tiene el potencial de resolver los desafíos urgentes que tiene nuestro planeta como sostenibilidad, transporte, etc. Por ello veo muy positivo este hito”. Su creación, sentencia, “pone de manifiesto el valor de esta tecnología y su potencial para contribuir al desarrollo económico y al bienestar de nuestra sociedad”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios