Raquel Pinillos: “Para nosotros la aceleración digital tiene que ver con transformar los procesos y las aplicaciones”

La ejecutiva dirige el departamento de Business Solutions de Kyocera Document Solutions España, una unidad que se ha sumado a la propuesta de mercado de la compañía en España y que ha supuesto "un paso natural" en su estrategia. Diversificar el negocio, reconoce, es fundamental para mantener la competitividad.

Raquel Pinillos
Play

Audio de la entrevista

 

 

Nerea Bilbao / Imagen: Juan Márquez

 

¿Cómo has afrontado la dirección de esta nueva unidad de negocio?

Con mucha ilusión. Es un reto importante. Kyocera necesita de distintas alternativas de negocio para estar más en el cliente y dotarle de una propuesta que está demandando. De manera natural se trata de intentar estar con los clientes de más formas, y esto es ilusionante.

Soy una persona muy de estar con el cliente, de recoger pains y de convertirlos en beneficio.

 

Entiendo que tantos años en la compañía te ayudan a comprender perfectamente hacia dónde va el mercado y lo que vosotros podéis ofrecer en respuesta a las nuevas necesidades.

He tenido la suerte en estos 15 años de estar en distintos departamentos, siempre de la mano de Europa, por lo que tengo una visión muy amplia tanto en canal, como en la pyme y en la gran cuenta.

 

¿Por qué decidisteis dar este paso de crear esta nueva unidad, cómo fue esa conversación?

Hay varios factores: la situación del mercado de la impresión es de mucha madurez. Y en entornos muy maduros de mercado hay un estrechamiento o una congelación de márgenes y de crecimiento. Si una compañía solo tiene una cosa sobre la que apostar necesita diversificar para seguir creciendo, dándoles más a sus clientes. Se han vuelto muy exigentes, tienen muy claro lo que quieren. Antes podías decir que eras trust advisor, un consultor de confianza. Ahora tienen muy claro lo que quiren. Aquí el papel no es tanto decirles lo que tienen que hacer sino cómo lo ves tú. Pero si les quieres acompañar no puedes hacerlo sólo con una propuesta única.

Al final, la tecnología es una palanca para que ellos sean más competitivos. Necesitan vender más, llegar mejor al mercado y vencer a su competencia. Y para esto la usan. En este reto y en esa aceleración digital, o estás con ellos o no estás. Y nosotros hemos decidido estar.

Creemos que la impresión no se aísla del mundo IT, pertenece al mundo IT. Y además, nuestro posicionamiento desde hace años fue siempre la idea de que la impresión es un hub de entrada y de salida de datos, de documentos. Y estos documentos viven dentro de la organización en forma de procesos. Por lo tanto el paso era muy natural, en la medida que tenemos una experiencia avalada en servicios gestionados y que hemos ido extendiendo a todas las capas IT de una organización.

 

"Somos 'customer-centric', el cliente es único y nos organizamos para darle la mejor propuesta"

 

¿Cómo se complementa con las unidades ya existentes?

El cliente es único. Está la unidad de Office Printing, de Production Printing y la tecnológica o de soluciones. Al final, y porque somos customer-centric, el cliente es único y nos organizamos para darle la mejor propuesta. Es un trabajo colaborativo que, además, por tratarse de una suma de trabajo, aporta más.

 

¿Cómo se articula la gestión documental con respecto a las nuevas formas de trabajo?

En nuestra composición de capas la infraestructura da servicio al puesto de trabajo y el puesto de trabajo se consume a través de aplicaciones y a través de procesos. Muchos de los procesos existentes siguen teniendo una base documental, fundamentalmente en el back office.

La parte documental sigue teniendo un peso relevante dentro de los procesos. Al final, un proceso eficiente tiene que ver con tener poco papel; el documento no tiene por qué ser físico, es una parte de la automatización que coge datos y metadatos y circula de una manera y con un flujo para obtener un output, que es un proceso de aprobación o de autorización o de validación. Esto era físico y ahora no, pero la base sigue siendo documental.

Tenemos una amplia experiencia aquí: primero en la impresión, el hub de entrada y salida de documentos fue nuestro segundo paso hacia las soluciones y la propuesta de a partir de la digitalización y de la gestión documental, y el tercer paso ha sido toda esta parte IT y de complementación. Es algo en lo que tenemos mucha ilusión porque tenemos mucho know-how, tenemos una herramienta propia, una software factory, que nació como gestor documental, evolucionó a un BPM y ahora se ha convertido en una plataforma que tiene capacidad de dar servicios de desarrollo y transformación de aplicaciones.

Para nosotros la aceleración digital no va de pasar al cloud, ni de habilitar la manera remota de trabajar. Son herramientas para que una organización sea más flexible a la hora de trabajar. Para nosotros la aceleración digital tiene que ver con transformar los procesos y las aplicaciones. Si no, no hay aceleración digital. Te puedes ir a cloud y tu IT va a ser más flexible, vas a poder escalar, asumir los puntos de entrada y salida de trabajo, virtualizar y habilitar a los empleados al trabajo remoto. Pero si los procesos y las aplicaciones no son flexibles, eficientes y rápidas no hay aceleración digital. Tu time-to-market no cambia, tu competitividad no cambia.

Nuestra apuesta es dotar de servicios, pero tenemos una clara vocación por la transformación de aplicaciones y la evolución de los procesos.

 

 

¿Cuál es la propuesta de valor para cada tamaño de empresa?

Depende de la madurez tecnológica que tengan. Es sorprendente. Te puedes encontrar grandes corporaciones con poca madurez tecnológica y pymes que han nacido en un entorno digital y que te pueden hasta dar lecciones. Hay que ir con humildad. Hay que escucharles, ser partícipes de un proceso activo de escucha y acompañarles en los servicios que puedas ofrecerle.

La pyme que no ha nacido en ese entorno digital tiene una dificultad, que es, la escasez de recursos y el compromiso con el día a día; la pyme no puede parar.

Lo que hemos intentado es paliar la falta de recursos tecnológicos que tienen y la falta de foco haciendo paquetes, paquetizando la tecnología con los servicios, de tal manera que puedan consumir tecnología de una manera muy sencilla. Hablamos de consumo de tecnología que va desde una migración a cloud desde su CPD hasta una automatización de un proceso como el de facturas, que en el caso de la pyme puede ser una de las primeras que tengan impacto por la eficiencia que aporta.

Desde la virtualización hasta el backup, hasta toda la parte que tiene que ver con Office 365, migraciones y formaciones, les dotamos de paquetes que van a la infraestructura, al puesto de trabajo y a la eficiencia de procesos y aplicaciones. Paquetes tecnológicos con servicios profesionales y tecnología incluida para que puedan consumirlo de manera más sencilla y sin riesgos. El riesgo en los servicios profesionales o en la adecuación de la tecnología al entorno real la asumimos nosotros.

 

El As a Service se está imponiendo. ¿Cómo articuláis esto?

La manera de consumir que ofrecemos es bajo suscripción, bajo plataforma o As a Service. Nuestra propuesta es modular. Aquí depende mucho de los presupuestos de las compañías, de su estrategia, de los procesos de contratación, etc.

Como te decía anteriormente tenemos una software factory donde tenemos un modelo totalmente plataforma para todo el tema de aplicaciones. En la parte de abajo hemos desarrollado servicios que se pueden consumir de manera flexible porque las organizaciones tienen estrategias distintas. Eso sí, tienen una compartida, que es la de ser competitivo, la manera de llegada es múltiple.

 

Sobre cloud, ¿cuál es la propuesta?

Somos agnósticos porque nos interesa el cliente. Nosotros le acompañamos a la nube, hacemos una evaluación y le recomendamos dependiendo de su situación lo que consideramos que es mejor o peor. A partir de ahí, cualquier hiperescalar, dentro de las circunstancias del cliente, nos vale.

 

"Hemos venido al 'cloud' muy empujados por la pandemia. Ahora falta la parte de optimización"

 

En relación a los hiperescalares abren regiones cloud en España, ¿crees va a ayudar a vuestro negocio en la medida que la adopción aumente?

Son los propios hiperescalares los que son dueños del mercado. Es una realidad que se impone. Puedes estar de manera híbrida, solo con una parte o con todo. Nosotros fundamentalmente nos encontramos con el modelo híbrido.

Lo que está claro es que esto es imparable.

 

¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan los CIO en relación al Smart Work?

Yo al CIO no le he visto nunca mejor. Y recuerdo además tener muchas conversaciones sobre el papel del CIO. Llevamos muchos años diciendo que el CIO es relevante, que está en el comité de dirección, que apoya al negocio, etc. pero esta parte del CIO de continuidad de negocio es fundamental.

Pero ahora también está en la parte de procesos de aplicaciones, en el cómo hago más eficiente a mi compañía y cómo utilizo la tecnología no para garantizar solo la continuidad del negocio sino para ser mejor, para tener un mejor time-to-market. Cuando marketing, producto, la corporación, la entidad, tiene que lanzar o llevar al mercado un nuevo servicio o producto, yo como CIO acompaño a mi organización a que eso no cueste mucho tiempo, a que pueda consumirse de manera omnicanal, a que tenga un time-to-market rápido, etc. El CIO nunca ha estado mejor. Son los verdaderos aceleradores digitales.

 

¿Cómo se pueden beneficiar ellos de estas nuevas soluciones dentro de Smart Work?

En la parte de infraestructura depende de la madurez. En la parte de cloud o en la de virtualización aquí podemos acompañarles.

Hay muchas discusiones sobre si cloud sí o cloud no, pero a partir de ahí, a partir de que tengas claros tus costes, ahí hay un debe. Porque nos hemos venido al cloud muy empujados por la pandemia. Ahora falta la parte de optimización, de entender bien toda mi infraestructura y todo lo que tengo. Esta es la parte de acompañamiento.

Después está la flexibilidad, de cómo asume mi compañía los picos de demanda de trabajo sin tener que seguir poniendo servidores físicos, cabinas de disco y mantener todo eso. El tema que está en la agenda de los CIO ahora es la optimización de costes. El cómo y cuándo ajustar esa configuración para sacar el máximo rendimiento con el menor coste posible.

 

El CIO tiene una presión creciente para demostrar el ROI de sus inversiones.

La venta interna es fundamental. El CIO tiene que plantear encima de la mesa beneficios para la compañía que se acompañen de una mejora en los costes. Aquí está la parte de CPD y de puesto de trabajo, que con un Office 365, la virtualización y demás hay cierto camino recorrido. Donde queda mucho camino por hacer es en el tema de las aplicaciones; no todas son nacidas en la nube y se consumen ahí, ni están en la nube, ni están siendo bien explotadas.

 

¿Cómo te gustaría ver a la unidad que lideras en los próximos años?

A mí me gustaría que tuviese mucha relevancia, si no, no estaría aquí. Ya lo decimos en el equipo: las cosas tienen que merecer la pena. Con esta filosofía de trabajo estamos. Que merezca la pena y sobre todo que pongamos el retrovisor dentro de uno o dos años y veamos que muchos clientes están de la mano con nosotros, que les estamos ayudando en ese camino. Ya no va tanto de la cifra de negocio, que es importante. El verdadero reto es que muchos de los clientes que tenemos o los que vengan nos den la mano y confíen en nosotros y les ayudemos a esa aceleración digital.

 

Contenido ofrecido por Kyocera



Contenido Patrocinado

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 

Otros especiales

Partnerzones

Servicios que marcan la diferencia

Acronis Backup 12 cloud Whitepapers


Registro:

Eventos: