Entrevistas | Vídeos | 20 DIC 2019

“SAP juega en el 'best of suite”

"Solo SAP", argumenta Rafael Brugnini, director general de la tecnológica en España, "puede ofrecer soluciones de gestión de procesos de negocio 'end to end". El directivo explica cómo trabaja el gigante de software para mejorar las sinergias internas y formar a empleados y socios en la nueva forma de operar de la era 'cloud'.
Rafael Brugnini, director general de SAP EspañaPlay

SAP es una de esas empresas que no necesita presentación. Este gigante del software empresarial, con casi 50 años a sus espaldas, está en el corazón de una grandísima parte del tejido empresarial de todos los países donde opera. Su foco, desde hace unos años, se centra en impulsar la migración de sus clientes a su última propuesta de gestión empresarial, SAP S/4 HANA, además de en diversificar su negocio a ámbitos como la experiencia de cliente (para lo que ha realizado compras relevantes como la de Qualtrics) y adaptarse a un modelo informático donde impera la nube cada vez más. Rafael Brugnini, director general de la compañía en España desde octubre de 2018, reflexiona sobre las oportunidades y retos que afronta un peso pesado de la industria tecnológica que quiere seguir siendo relevante en un futuro.

Brugnini se muestra satisfecho por la marcha de la filial española, que crece a un ritmo del 16%, según los datos del anterior ejercicio fiscal de la compañía, “más del doble de lo que crece el mercado de TI, que lo hace a un ritmo del 7%”, apunta.

El foco de Brugnini está puesto en generar sinergias entre las distintas unidades del grupo para ampliar su negocio e impulsar la gran fortaleza de este jugador: la gestión completa de los procesos de negocio de las organizaciones. “SAP es el único que puede ofrecer soluciones de gestión de procesos de negocio end to end. Debemos trabajar de forma más integrada internamente y formar a los partners en esta aproximación y contar estas capacidades a los clientes”, relata Brugnini, que afirma que está inmerso en promover todo un cambio cultural del ecosistema de SAP y de sus socios.

El auge de cloud también ha impactado claramente en la estrategia de una compañía cuyos orígenes están en la venta de software on premise. “En los últimos 10 años, la corporación ha invertido más de 70.000 millones de dólares en muchas compras inorgánicas pero también en desarrollos propios con mucha orientación hacia cloud. SAP juega en el best of suite”, señala el directivo, que reconoce que la tecnológica tiene aún que abordar ciertas transformaciones “para ir a la velocidad de cloud, sobre todo en el proceso de posventa, que ha cambiado mucho en este entorno de nube”.

El directivo argumenta en este sentido que “el mercado es muy injusto con SAP; se quiere que crezcamos al mismo ritmo que las empresas puramente cloud pero que sigamos ganando el mismo dinero. No hay que olvidar, por otro lado, que somos los que pagamos más impuestos en España”.

 

"La batalla por la experiencia del cliente es fundamental"

Para Brugnini, “la batalla por la experiencia del cliente es fundamental” y por eso la multinacional decidió desembolsar nada más y nada menos que 8.000 millones de dólares para hacerse con Qualtrics. “En un momento en el que se ralentiza la economía hay dos líneas de acción: bajar costes (y aquí SAP tiene el mejor portafolio del mercado para ello) y mejorar la experiencia del cliente. En este último aspecto, es esencial el toque humano. Para potenciarlo hay que liberar a los empleados de tareas que no aportan valor y automatizar”. 

Esto es, añade, lo que facilita la tecnología de SAP, en especial S/4 HANA: “Es el corazón de la empresa inteligente”. Pero, ¿cómo se define la empresa inteligente?: “Es una compañía que combina la inteligencia artificial y la humana para mejorar los procesos de negocio, que permite automatizar tareas y liberar a los empleados para que puedan dedicarse a cosas más importantes, entre ellas a atender mejor al cliente”.

No obstante, aunque SAP se ha propuesto ayudar a las empresas a ser inteligentes gracias a su tecnología, lo cierto es que, en lo que respecta al ERP (que ya solo supone un tercio de su negocio), muchos de sus clientes siguen apalancándose en versiones antiguas de su software. “Es cierto, el principal competidor de SAP es el propio SAP”, reconoce el directivo, que explica que la compañía está trabajando para facilitar la migración y las implementaciones y ayudar a las empresas a mantenerse cerca del estándar.

 

Entrevista completa aquí

 
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios