Tecnología | Noticias | 09 JUL 2002

Alcatel incorpora prestaciones propias de la empresa en su móvil One Touch 715

“Un móvil especialmente dirigido al mercado corporativo”. Con esta palabras José Luis Rózpide, director general de la división de telefonía móvil de Alcatel España, dejaba bien claro el segmento de mercado que la compañía quiere potenciar con el anuncio de su nuevo móvil GPRS de clase 10, One Touch 715.
Fernando Muñoz
Si hay algo que destacar en el nuevo dispositivo es su pantalla de diez líneas de texto, iluminación azul y cuatro escala de grises, así como una resolución de 100 x 150 pixels. El terminal que, estará disponible a finales de julio con un precio entre 200 y 250 euros, tiene un peso de 88 gramos y una autonomía de hasta 250 horas en espera y 6 horas en conversación.
El One Touch 715, compatible con Windows CE y Palm OS, incluye un organizador personal con capacidad para 800 contactos, planificación de hasta 1.000 citas y registro de hasta 60 acciones en la lista de tareas. Asimismo, Alcatel ha dotado al terminal de un puerto de infrarrojos o conexión en serie para que el usuario pueda sincronizar los datos con el PC, PDA o bien, de forma remota mediante una sesión WAP (SyncML). Dentro de su enfoque meramente corporativo, y a raíz de un acuerdo alcanzado con Telefónica, afirma Rózpide, “los usuarios podrán a través del nuevo terminal acceder a la intranet de la empresa vía Web, WAP y voz para consultar cualquier información del correo electrónico u otros servicios”.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios