Tecnología | Noticias | 05 JUL 2001

Caldera busca la estandarización de Linux tras su integración con el Unix de SCO

Tras completar el pasado mes de mayo la adquisición de las divisiones de software para servidores y de servicios profesionales de SCO, el máximo responsable de la compañía Ramson Love, señala que la compañía resultante: Caldera Inc. Se configura como la “única compañía global de Linux en la industria”. Una afirmación tajante que Love justifica con las siguientes palabras: “al integrar el Unix de SCO con Linux nos hemos convertido en la única compañía capaz de ofrecer una plataforma de Internet abierta que combina las funcionalidades de ambos sistemas lo que derivará en un estándar alternativo para la industria”.
Carmen Pastor
De echo, este era la meta final con la que el conocido distribuidor de Linux, Caldera, se aventuró en la compra de las citadas divisiones de SCO: “convertir el sistema operativo de código abierto en una plataforma alternativa estándar para la industria del hardware”, tal y como reconoció Ramson Love, presidente y CEO de Caldera Inc. Y en este sentido, integrar Unix en Linux, hacerse con toda la base instalada de SCO y con un canal de más 15.000 distribuidores con experiencia en implantaciones en entornos empresariales supone un excelente trampolín. Para Love, “integrar ambos sistemas operativos es una excelente oportunidad tanto para Caldera como para las organizaciones ya que las sinergias entre ambos sistemas son evidente y sus benefocios importantes”. Así, el máximo representante de Caldera explicó que: “mientras Linux cuenta con un gran número de entusiastas en la comunidad de desarrolladores así como con una creciente penetración en las infraestructuras de Internet, como servidores web, etc; Unix, por el otro lado, es sin lugar a dudas, el sistema operativo que ofrece las mayores características de madurez, escalabilidad y fiabilidad en el back-office” De esta forma, combinar ambas plataformas supone para Caldera ofrecer ambas funcionalidades integradas en una plataforma capaz de escalar desde los clientes ligeros hasta los grandes centros de datos. ¿Cuáles son las ventajas para el usuario? Evidentes, pues permite, por ejemplo, que una aplicación que haya sido desarrollada en Linux pueda correr sobre plataformas basadas en sistemas Unix, lo que le confiere las capacidades adicionales de fiabilidad y escalabilidad de back-office de sobra conocidas que confieran Unix, de tal forma que Linux llegará a consolidarse como la plataforma de negocio estándar alternativa en la industria, especialmente en las plataformas de hardware de alta disponibilidad, como son las basadas en procesadores Intel. La combinación de las dos plataformas ha dado como resultado una compañía de unas 700 trabajadores y una base instalada de miles de miles de clientes en todo el mundo. En cuanto a las previsiones de facturación, Love apuntó hacia unos 18 y 20 millones de dólares para el tercer trimestre de 2001 y por encima de los 20 millones para el último. Finalmente, preguntado por la situación de la base instalada de SCO, Love reiteró una vez más la gran oportunidad que se abre para estos clientes que podrán migrar todas sus aplicaciones de negocio basadas en Unix a Linux “como una extensión natural y económica a sus infraestructuras Unix existentes”. Por último, señaló que Caldera está ultimando una solución de gestión que permitirá gestionar las aplicaciones basadas en ambos sistemas desde un solo entorno”.





Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios