Tecnología | Noticias | 13 ENE 1998

Digital y Sun detallan las planes de migración de sus sistemas Unix sobre IA-64

En la pasada edición de ComputerWorld se comentaba el reciente aluvión de fabricantes anunciando su soporte al chip Merced de 64 bit, algo que podría significar el comienzo de la consolidación de las plataformas hardware en torno al procesador que Intel y Hewlett-Packard están desarrollando conjuntamente.
Eva Calo

En la pasada edición de ComputerWorld se comentaba el reciente aluvión de fabricantes anunciando su soporte al chip Merced de 64 bit, algo que podría significar el comienzo de la consolidación de las plataformas hardware en torno al procesador que Intel y Hewlett-Packard están desarrollando conjuntamente. Esta consolidación aún tardará en hacerse totalmente evidente al menos entre tres y cinco años y dependerá en gran medida de la capacidad de Merced para cumplir sus promesas de ofrecer una mejor relación precio/rendimiento que las actuales arquitecturas RISC e Intel.

El punto fuerte de este chip reside en su capacidad de operar de la misma forma con aplicaciones diseñadas para sistemas x86 y aquellas escritas para Unix. Y todo ello a un precio menor que los actuales servidores y estaciones de trabajo basados en arquitectura RISC.

A lo largo de los dos últimos meses, la mayor parte de los fabricantes de Unix, con la excepción de IBM, han tomado sus decisiones de portar sus respectivas versiones del sistema operativo a Merced.

Sun Microsystems ha sido el último fabricante en ofrecer su soporte al procesador a través de una alianza con Intel para portar su sistema operativo Solaris sobre Merced.

José Bastida, Director General de Informática Corporativa de Hewlett-Packard Española, está convencido de que "IBM, tarde o temprano, acabará dándo su apoyo a Merced. En HP esto se entiende como una cuestión de lógica, a pesar de que no queremos adelantar ningún acontecimiento porque cada compañía es muy libre de diseñar su estrategia. Pero realmente, nos produce una gran satisfacción comprobar el reciente apoyo de Sun, porque muestra que, a pesar del escepticismo inicial de la industria, HP e Intel no se equivocaron cuando hace cuatro años comenzaron a sentar las bases de IA-64".

Paralelamente, Intel y Sun han anunciado un acuerdo de intercambio de patentes, libre de royalties, que abarca las tecnologías de microprocesadores, sistemas y software. El acuerdo tiene una entrada en vigor inmediata, ofreciendo ventajas para las dos compañías, sus clientes y accionistas, además de para todo el sector, ya que permitirá a las empresas seguir con sus procesos de desarrollo de tecnologías con un riesgo mínimo de infracción en los derechos de las patentes de terceros.

Digital y Sequent

Además de Sun y HP, Digital y SCO también han manifestado su compromiso en la línea de migrar sus sistemas Unix sobre IA-64.

En el caso de Digital, ésta acaba de hacer públicos los detalles de la migración de Digital Unix a Merced. La compañía presidida por Robert Palmer trabajará con Sequent Computer en esta tarea, que significará también un cambio en el nombre del sistema operativo.

Entre los detalles de la migración destaca la integración en Digital Unix de tecnología del Unix de Sequent, DYNIX/ptx IA-32, más concretamente la tecnología de acceso a memoria no uniforme (NUMA).

La migración también cubrirá los aspectos de compatibilidad para el código fuente y el código binario; una única implementación a través de los procesadores IA-64 y Alpha para ofrecer equivalencia funcional y compatibilidad de fuentes a través de las dos arquitecturas; un 100% de compatiilidad binaria para los ISVs y las aplicaciones de los usuarios, de forma que una aplicación binaria desarrollada sobre cualquier sistema IA-64 podría operar sobre todos los sistemas Merced que utilizasen el sistema operativo resultante y, por último, Digital y Sequent garantizan la capacidad para operar con aplicaciones binarias de 32 bit sin necesidad de modificación.

¿Una única plataforma?

Debido a la mejora en la relación precio/rendimiento que se espera suponga la aparición de Merced, también es de esperar que la mayor parte de los fabricantes Unix empiecen poco a poco a abandonar sus plataformas cuando el chip de 64 bit empiece a producirse en volumen.

Para los usuarios, esta consolidación a través del soporte de la industria significa una mayor disponibilidad de aplicaciones de software a nivel corporativo, además del soporte de sistemas operativos alrededor de las arquitecturas basadas en Intel.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios