El auge de Windows NT obliga a UNIX a ampliar sus capacidades

La supervivencia y la competencia de los sistemas Unix es un factor clave en las tecnologías de la información sobre el cual, a pesar de que ser éste un tema largamente discutido, no acaban de ponerse de acuerdo expertos y analistas.

Actualmente, los avances en el rendimiento de los servidores NT, combinados con el procesador Pentium Pro de Intel, ha obligado a los fabricantes de sistemas Unix a incrementar su rendimiento, y además, reducir su precio. Como consecuencia del “acoso” de Windows NT, Unix se ha visto obligado a ampliar el techo de sus capacidades para asentar sus límites lejos del alcance del sistema de Microsoft.

Según un informe de la consultora Giga Information Group, Unix ha reaccionado, ante los avances del sistema operativo Windows NT, llevando su capacidad de clustering a un nivel al que, en el mejor de los casos, los sistemas NT llegarán en un plazo no inferior a los dos años. Durante un período de tiempo planeó sobre los motores Unix OLTP cierta duda sobre su verdadera capacidad, o incapacidad, para escalar. Sin embargo, Giga apunta en su estudio que, los últimos lanzamientos de los principales fabricantes de estos sistemas son lo suficientemente significativos para saldar en favor de Unix la anterior duda.

En opinión de Giga, la cuestión que afirma que los sistemas abiertos pueden realizar las cargas de transacciones de los mainframes es rebatible. Así, el campo de batalla irá desplazándose desde el clustering hacia la fiabilidad, los sistemas de almacenamiento seguros y un middleware de alta velocidad que permita la conexión de los sistemas Unix con el mainframe. Sin embargo, Giga (siguiendo el método de discusión de los antiguos griegos que, analizaban los pros y los contras de dos visiones contrapuestas para así llegar a “la verdad”) también se hace eco de un punto de vista contrario. Este sostiene el postulado de que, a pesar de que los sistemas Unix sí parecen estar lo suficientemente capacitados para ofrecer el rendimiento de los mainframes, nunca serán capaces de alcanzar el grado de fiabilidad suficiente, como para poder sustituir a éstos en un entorno empresarial OLTP. Así, las empresas continuarán utilizando sistemas Unix para procesamiento de dos niveles. No obstante, Giga también entra a analizar la idea de que, en confrontación directa con sistemas NT, los avances en la capacidad de clustering de Unix, así como el incremento de su rendimiento, es un factor transitorio.

¿Por qué seguir con Unix?

Según Giga, la atención que la prensa informática ha dedicado a NT es justificable en la medida en que este sistema ha despertado gran interés entre los clientes corporativos. Por el contrario, la consultora mantiene que, como entorno servidor empresarial, Unix cuenta con una serie de ventajas en materias fundamentales. Así, Unix dispone de una capacidad para escalar superior, a la vez que obtiene un mayor rendimiento por procesador. Asimismo, los bancos de pruebas de OLTP son de tres a seis veces superiores que para NT. Finalmente, como consecuencia de su mayor tiempo en el mercado, la implantación de Unix tiene mayor madurez.

En todo lo concerniente a funcionalidades clustering, según el estudio de Giga, Unix aventaja a Windows NT, a pesar de los muy considerables esfuerzos de desarrollo que Microsoft ha puesto en su solución de clustering Wolfpack. Desde el punto de vista de la estabilidad, NT está todavía restringrido, mientras que Unix puede escalar bien a miles de usuarios simultáneos OLTP. Otros de los puntos analizados es el soporte de los ISV, en este sentido NT está logrando buena conexión con la mayoría de los ISV aunque cuestiones como la madurez y el ajuste son un hecho determinado por el tiempo. En la actualidad los sistemas Unix todavía ofrecen ventajas respecto a Windows NT en la escalabilidad de las CPU, las funciones de clustering y la fiabilidad en sentido general.De acuerdo con las previsiones realizadas por Giga, tendrán que transcurrir varios años antes de que esta tendencia pueda llegar a invertirse. Como resultado de lo anterior, los servidores basados en Unix ofrecen un rendimiento superior y por lo tanto son más indicados para aplicaciones empresariales de gran volumen.

La superioridad que Unix mantiene, según Giga, respecto a NT, no es óbice para que la estabilidad y rendimiento del sistema de Microsoft se vaya incrementando sustancialmente en los próximos años. Este hecho se producirá en gran medida, gracias al multiproceso simétrico de ocho vías, a los sistemas ccNUMA basados en Intel y a la futura aparición de una versión de 64 bit de Windows NT.

Migración a NT

Una de las cuestiones que Giga se plantea es la razón por la cual es cada vez mayor el número de empresas que están migrando a Windows NT, a pesar de su menor escalabilidad, menor fiabilidad y de tener un coste de gestión más elevado que Unix. Según el analista de Giga Colin Rankine, la disposición del mercado a acometer la migración a Windows NT no puede delimitarse como consecuencia de un único factor, sino que es el resultante de una combinación de múltiples causas. Quizá una de las razones principales es que las empresas ya prevén que Windows NT puede llegar a convertirse en un servidor empresarial con hardware fácil de manejar conjugado con gran asequibilidad en el apartado del software.

El coste de la adquisición del hardware representa cada vez una parte menor del total del conjunto de la plataforma servidor (en el año 2.000 la adquisición del servidor representará alrededor de un 8% del total de la plataforma), por lo que los costes del software irán adquiriendo en lo sucesivo mayor peso específico, a la hora de decantarse por una u otra plataforma. De esta forma, dando por sentado el crecimiento de NT en el apartado de escalabilidad y capacidad de gestión del sistema, el precio del software para NT es, y será, una de las cuestiones que incentivan la migración a Windows NT. Por otra parte, Giga asevera que por el momento no existe una alternativa con la suficiente fuerza como para hacer frente a Microsoft, y por extensión, a Windows NT. Otra de las razones que Giga Information Group menciona en su estudio, hace hincapié en el inusitado entusiasmo que la mayoría de los fabricantes demuestran en la plataforma, como consecuencia de lo provechoso que puede ser para las compañías, desde el punto de vista financiero, el desarrollo de aplicaciones empresariales para el sistema operativo Windows NT.

Servidores Web

Otra de las cuestiones analizadas por Giga es la idoneidad para el comercio electrónico de los servidores Unix o NT. Para responder a esta cuestión Giga se apoya en los resultados ofrecidos por los estudios de Netcraft. Aproximadamente un 50 por ciento de los servidores Internet están basados en Unix, mientras que alrededor del 20 por ciento correspondería a NT, mientras que 30 por ciento restante correspondería a otros tipos diferentes de plataformas.

De cualquier forma, Giga asegura que las aplicaciones de comercio electrónico están, por lo general, construidas sobre servidores con los cuales los usuarios están familiarizados y en los cuales ya tienen desplegadas otras aplicaciones web. Por lo tanto para Giga, actualmente es Unix el gran favorito, ya que es el que domina el mercado de servidores en general.

No obstante, según Ira Machefski, consultora de Giga, las previsiones apuntan a que, en los próximos años, NT obtendrá un crecimiento de dos dígitos como plataforma de servidor empresarial. Este incremento será más acusado en la gama media y baja de los servidores empresariales.

A pesar de que en el sector de las tecnologías de la información siempre es muy aventurado hacer previsiones a largo plazo, Giga calcula que, para el año 2.000, el sistema Unix y NT tendrán una cuota similar como plataformas para el despliegue de comercio electrónico.



TE PUEDE INTERESAR...

Especial Sanidad

Be Data Ready

Communications Platform for Business

transformación digital Tendencias

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research