Tecnología | Noticias | 19 ENE 1998

El euro y el 2000 provocan problemas de contratación

De aquí al año 2002 las empresas encontrarán serios problemas a la hora de contratar profesionales en el ámbito de las tecnologías de la información y son precísamente la llegada del año 2000 y la adaptación al euro, en el caso europeo, los motivos fundamentales que provocarán esta situación, según refleja un estudio sobre el mercado laboral que ha realizado la consultora española Profit.
Virginia Barrio

La escasez de profesionales, la falta de cualificación y los problemas de tiempo y costes son las principales amenazas que afectan a las empresas a la hora de contratar recursos humanos para afrontar la llegada del nuevo milenio y de la moneda única europea.

Según el informe de Profit, en España la situación será similar a la europea aunque el problema puede verse agravado en nuestro caso por el retraso tecnológico. No obstante, el hecho de que el tejido empresarial español esté conformado mayoritariamente por PYMES, puede minimizar esta tendencia ya que estas empresas suelen comprar paquetes de software y, por tanto, no exijen tanto personal. Según Profit, en España la demanda de profesionales será superior en un 10% a la oferta.

David Gozález, Presidente de la Comisión Euro/2000 y Subdirector de SEDISI (Asociación Española de Empresas de Tecnologías de la Información) señala que aunque en España todavía no se han registrado demasiados problemas en el ámbito de los recursos humanos en relación con la llegada del euro y del año 2000, éstos no se van a hacer esperar.

"Se calcula que el coste de adaptación al euro y al 2000 se situará entorno a los 350.000 millones de pesetas. Teniendo en cuenta que el mercado de los servicios informáticos factura al año unos 200.000 millones de pesetas, eso querría decir que tendríamos que dedicar todos los recursos que hay actualmente en el sector durante un año y medio a resolver estos dos problemas, sin dedicar ninguna persona a otra labor y, sin embargo, se están desarrollando otros muchos proyectos, con lo cual es evidente que se van a producir muchos problemas", asegura González.

Los problemas en el sector de los recursos humanos de cara al próximo milenio van a ser de dos tipos: uno de escasez de personal y otro de falta de adecuación del personal a las necesidades del momento y al perfil requerido.

La adaptación de las líneas de código es una de las claves en este sentido ya que muchas se desarrollaron con lenguajes que hoy por hoy resultan inusuales y poco conocidos y, por tanto, más que profesionales que conozcan tecnologías vanguardistas, las empresas van a necesitar, por el contrario, personas con capacidad para acceder a tecnologías que en la actualidad están en desuso.

"También estamos detectando cada vez más empresas que optan por reemplazar sus viejos sistemas personalizados y obsoletos por soluciones basadas en paquetes estándares más fáciles de mantener y con mejores prestaciones, lo que supone una ventaja a la hora de llevar a cabo la conversión", señala David González.

Soluciones

La complejidad y la amplitud de la resolución del problema hace que las compañías de Servicios y las Consultoras se planteen la necesidad de alianzas estratégicas que permitan una combinación de fuerzas para poner en marcha estos proyectos aprovechando, además, el incremento de la cooperación internacional en nuestros días. Esta previsto, también, que los servicios de outsourcing cobren una importancia especial de aquí al año 2002.

El hecho de que las fechas de ambos problemas se solapen en determinados momentos favorece también la compartición de recursos, proyectos y costes como demuestra el acuerdo al que llegó Ernst & Young con la firma TCS (TATA Consulting Services) para compartir recursos de personal inicialmente y de proyectos después. De esta manera, se forman equipos que trabajan distribuidos geográficamente, ahorrando tiempo y dinero.

También es cierto que se trata de problemas que afectan al software de forma totalmente diferente. La adaptación al euro requiere un personal que incorpora muchísimo más valor añadido a los desarrollos que el problema del 2000. "El euro, al involucrar a prácticamente todos los departamentos de la empresa -marketing, contabilidad, finanzas, etc.-, puede plantear en ciertos sectores reestructuraciones completas de las plantillas", asegura González. En este sentido, el personal que se incopore para solucionar el problema del euro ha de tener un perfil más enfocado a la consultoría porque en este caso tiene más sentido la reingeniería de procesos.

Alternativas

David Gozález afirma que "deberíamos intentar aprender del pasado y con elTema



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios