Tecnología | Artículos | 13 JUL 2001

El futuro del almacenamiento

Tags: Actualidad
Tendencias
Los productos de almacenamiento, con su misión de conservar o mantener los datos fijos y estáticos, están experimentando un cambio enorme. Para continuar venciendo, los jugadores en el mercado del almacenamiento tendrán que estar en la cresta de las tendencias principales. Por ejemplo, el coste del almacenamiento ha disminuido anualmente un 40 % durante los últimos cinco años. Las tendencias del almacenamiento actual pueden entenderse mejor contemplando antes el entorno cambiante en el que el almacenamiento se diseña, se fabrica, se vende, se utiliza y se le presta servicio. En los años cincuenta y sesenta, sólo se almacenaba en línea el trabajo por lotes que se estaba ejecutando en ese momento. A principios de los noventa, la reproducción de los programas y los datos de los sistemas cliente/servidor se realizaba más por el rendimiento y eficacia de la aplicación que por la utilización eficaz de las unidades de disco. La investigación de la consultora International Data Corporation (IDC) muestra que el valor de los datos almacenados se relaciona cada vez más con la productividad individual y el acceso más amplio del usuario. Cada vez en mayor medida, nuevos datos significan nueva capacidad de almacenamiento, sin retirar los datos “antiguos”. Es indispensable un acceso a los datos rápido y fiable, incluso si esto significa la reproducción de los datos. El entorno de almacenamiento A continuación se indican las influencias externas fundamentales que impulsan las tendencias en el almacenamiento: • Las tecnologías de interconexión emergentes. • La Red: se ha convertido en la mayor base de datos del mundo. • Se proporciona una calidad de servicio mejor con cachés de almacenamiento local que con líneas de comunicación mayores. • La ampliación del almacenamiento está haciéndose más barata que el vaciado y la limpieza del existente. • El uso predominante de la capacidad de almacenamiento está desplazándose desde el desktop a los sistemas relacionados con el ocio. • La omnipresente interconexión en redes está proporcionando costes menores, mejor rendimiento y funciones exclusivas. Las aplicaciones y el almacenamiento estarán cada vez en mayor medida al final de un cable más largo en emplazamientos centralizados, en vez de en su PC o en su LAN. • Se accede continuamente a más aplicaciones que están en el tramo crítico de los ingresos y los beneficios. Las aplicaciones multiservidor, complejas y multiempresariales están convirtiéndose en la norma. El comercio electrónico, los negocios electrónicos y las subastas electrónicas están en todas partes. Las conexiones del almacenamiento están cambiando y haciéndose más rápidas. Detrás de esta tendencia están los servidores de alta velocidad, que tienen unas necesidades de E/S que crecen proporcionalmente con la velocidad de la CPU. Duplicar la velocidad de la CPU requiere duplicar la velocidad de E/S. FICON y Fibre Channel proporcionan interconexiones basadas en tecnología óptica, que permite que la distancia entre el servidor y el almacenamiento sea en la actualidad de hasta 10 kilómetros, y que promete aumentarla en un futuro próximo hasta los 100 kilómetros. Además de velocidades altas, estas nuevas interconexiones permiten que se conecten muchos más dispositivos de almacenamiento en una red. Esto facilitará la creación de agrupamientos y traerá consigo en el futuro características de la gama alta, tales como la reproducción especular remota, a sistemas mucho más baratos. Las nuevas conexiones tienen también una funcionalidad que se habilita solamente por software. El software que les da soporte está también evolucionando con rapidez, pero el software del entorno no es tan estable ni está tan disponible como el software para las interconexiones SCSI. En el horizonte están apareciendo propuestas de un gigabyte por segundo y superiores. Se espera que las interconexiones del almacenamiento continúen evolucionando y aumentando en rendimiento en tanto que las necesidades de aumento de velocidad de E/S de los servidores también lo hagan. La red pone el freno al almacenamiento óptico Internet ha tenido una influencia positiva en la demanda de almacenamiento. Lo que se ha notado menos es la influencia que la Red ha tenido en el almacenamiento óptico sólo de lectura. Ahora se accede con frecuencia directamente desde la Red a los datos estáticos que antes se distribuían en CD-ROM. Los beneficios incluyen actualizaciones más rápidas, control central del acceso y supervisión del mismo. Los directorios telefónicos, las bibliotecas legales y las actualizaciones de software que anteriormente se distribuían en CD-ROM, se distribuyen en la actualidad más a menudo a través de Internet. Cuellos de botella Unos costes de almacenamiento que están bajando continuamente a un ritmo del 40 % anual, las solicitudes de acceso a Internet que se están duplicando cada tres meses y los costes relativamente estables de las redes de área extensa (WAN) han llevado a un gran crecimiento de la reproducción de los contenidos de Internet. La copia en caché de la Red es el equivalente electrónico de la biblioteca local: los contenidos populares están en la caché; algunos proveedores de contenidos pagan para que sus datos aparezcan en las cachés; y algunos datos, tales como la información regional, son mantenidos en la caché por la normativa local. IDC observa un crecimiento considerable en otros dos campos. El despliegue de RAID se realiza cada vez más como RAID I, y la reproducción especular múltiple es un requisito en alza para los RAID de gama alta. Lotus Notes constituye otro ejemplo de un uso importante del almacenamiento para la reproducción de los datos. En todos los casos, el coste del almacenamiento es inferior a los beneficios que se obtienen de un acceso a los datos más rápido y previsible. IDC prevé que la reproducción de los datos y las copias en caché crecerán hasta suponer más del 10 % del mercado del almacenamiento multiusuario. Actualmente, el sitio mejor para almacenar información es un sistema de almacenamiento de ordenador, que puede manipularse con flexibilidad y resultar accesible a una gama amplia de personas. El coste de la inversión en almacenamiento electrónico de datos es menor que en papel o microficha. No resulta económico en la actualidad gastar un montón de dinero en eliminar datos antiguos. Al final, el resultado es que todo el mundo quiere que todo esté en línea. Por lo que los datos nuevos suponen un aumento en la capacidad de almacenamiento. Esto proporciona una oportunidad para las herramientas de software que eliminan los datos caducados. La demanda es una de las fuerzas que impulsan las redes de almacenamiento tipo SAN. Las mejoras en la capacidad de la unidad resultan cada vez más normales en el almacenamiento de un servidor durante su ciclo de vida. Y la ampliabilidad es una consideración cada vez más importante a la hora de la adquisición. La importancia del ocio Érase una vez en el que todo el almacenamiento estaba en el centro de cálculo empresarial, y las unidades de negocio incorporaban aplicaciones y servidores en entornos distribuidos. La mayor parte de la capacidad de almacenamiento instalado estaba en los servidores departamentales; posteriormente, los ordenadores de sobremesa llevaron esa capacidad a los usuarios. IDC cree que el almacenamiento digital de las aplicaci

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios