Tecnología | Artículos | 14 JUN 2002

El futuro está en la consolidación

La racionalización del almacenamiento de datos como clave
Raquel Alcalde.
La optimización de los recursos físicos de la empresa, la consolidación de las aplicaciones mediante un menor número de servidores, pero más escalables y robustos, así como una gestión centralizada de las aplicaciones críticas de negocio, es lo que se llama consolidación de servidores.

En los años 80, el mundo de los servidores giraba en torno al mundo de los mainframes para grandes compañías y sistemas departamentales, mientras que el PC estaba destinado a tareas más de cálculo personal. Años más tarde, emergió la plataforma Unix y posteriormente con la aparición del entorno Windows NT y los servidores Wintel, el PC adquirió mayor capacidad de proceso.
Hoy, cada vez son más las grandes compañías que aceptan la idea de proporcionar funcionalidad al negocio mediante sistemas basados en Microsoft Windows y principalmente porque la plataforma Windows/Intel puede utilizarse para crear sistemas de altas prestaciones a un coste mucho menor que otras arquitecturas alternativas. Esto, en cierta medida, ha propiciado un mayor uso de Windows NT y Windows 2000 para aplicaciones críticas de negocio, que anteriormente eran más apropiadas para entornos mainframes o sistemas Unix de altas prestaciones. Además, otras muchas compañías se están dando cuenta de que su infraestructura no se ha desarrollado y evolucionado al mismo ritmo que la tecnología. De ahí que surjan problemas como un crecimiento descontrolado del número de servidores, precios de gestión de sistemas relativamente altos y precaria disponibilidad de los sistemas.
En este sentido, empresas como Microsoft ofrecen la posibilidad de usar Windows como un centro de datos a gran escala, tratando a Windows como un mainframe. Antes esto era inviable: bien porque los servidores de NT estaban construidos en la misma línea que los PCs comunes, bien porque se carecía del conocimiento adecuado para la gestión y manejo de Windows NT al nivel apropiado.
En el caso de Unisys, la compañía es consciente de la complejidad de la consolidación de los servidores –tanto por las diferentes marcas, tamaños y configuraciones que existen como por la amplia gama de aplicaciones que se desarrollan, así como por las distintas necesidades de negocio que imperan-. Los elementos a consolidar ofrecen funcionalidades clave en el negocio, las cuales tienen que mantenerse operativas, sin ninguna interrupción en el servicio.

Objetivos para conseguirlo
Pero, ¿de qué tipo de consolidación podemos hablar? Cuando se lleva al mismo nivel todos los recursos de los servidores, para que puedan ser considerados como elementos de un entorno unificado, se puede hablar entonces de consolidación lógica. Se trata de aplicar soluciones estándar en la administración de los sistemas e implementar niveles de versiones consistentes a todo el entorno.
También hay empresas que tienen sus servidores ubicados en varias localizaciones físicas y es más difícil llevar un control y su mantenimiento, por tanto, es más costoso a largo plazo. En este caso, los recursos de los servidores se mueven a un número mucho menor de localizaciones, y a menudo a un único centro de datos. Y aquí hablamos de un caso de consolidación física, donde el fin pasa por mejorar la seguridad física y simplificar el mantenimiento y la administración.
Y por último, cuando se decide reemplazar una serie servidores individuales por un número menor de servidores más escalables y robustos, entonces se puede hablar de consolidación de servidores, que a su vez requiere inevitablemente los otros dos tipos de consolidación: física y de almacenamiento.
Además de todo esto, la consolidación puede ser homogénea, si se combinan varias instancias de la misma aplicación en un servidor único; o heterogénea, si conjugan diferentes tipos de aplicaciones en el mismo servidor.
Asimismo, los avances tecnológicos han instado a muchas compañías a fijarse en la racionalización de su almacenamiento de datos. La evolución técnica en áreas como fibre channel (canal de fibra) y hubs y switches rápidos han permitido desarrollos arquitectónicos tal como la SAN (Storage Area Network). Las continuas mejoras en velocidad y capacidad también han facilitado el reemplazar las unidades de almacenamiento pequeñas por otras mayores y más rápidas. La meta de la consolidación del almacenamiento son mejorar las posibilidades de capacidad, utilización, versatilidad, velocidad e integración de datos y simplificar el mantenimiento y la administración.

Qué piensa el usuario
La mayoría de los directivos de TI son conscientes de los problemas que conlleva la gestión de un número significativo de servidores. Cuestiones como la complejidad de la red y su manejo, la seguridad, un mayor soporte y mantenimiento, necesidad de espacio físico adicional, costes elevados de licencias de software, distribución y mantenimiento, entre otros, son motivos suficientes para llevar a cabo la consolidación.
En este sentido, la consolidación de servidores supone para la industria la optimización de los recursos físicos, la consolidación de las aplicaciones en un menor número de servidores más potentes, así como la gestión centralizada de las aplicaciones críticas de negocio.
Aunque la mayoría de las empresas ven la consolidación de servidores como una forma de reducir el TCO (Total Cost of Ownership), se disminuye también la complejidad; se mejoran los tiempos de respuesta, disminuyendo los tiempos de parada del servidor; se reduce los costes a través de una política más efectiva de actualización y renovación; se tiende a estandarizar en una única plataforma software/hardware, etc.

ES7000, “wintel mainframe”
Unisys, como fabricante de servidores corporativos apuesta por la consolidación. Sus equipos basados en procesadores Intel estándar, expandibles y potentes, como el ES7000 para Windows 2000 DataCenter, hasta 32 procesadores de 32 ó 64 bits, consigue las mismas prestaciones que máquinas de Unix similares, pero a un 50% de su coste. Igualmente ofrece servicios de alojamiento de aplicaciones o hosting, integración de sistemas y servicios de diseño, implantación y gestión de redes IP y multimedia. Según un artículo sobre servidores de Intel de Computerworld de Estados Unidos publicado en noviembre de 2001, “ES7000 ofrece alta potencia y bajo coste en soporte y mantenimiento, ofreciendo una alta escalabilidad bajo una misma arquitectura”.
Además, Unisys puede proporcionar soluciones de consolidación de servidores que combinan elementos hardware y software, ya que sus servidores han sido diseñados para la utilización óptima del espacio, e incluyen herramientas que potencian los departamentos técnicos con las últimas novedades en capacidad de gestión.
En definitiva, se puede considerar la consolidación como la clave del futuro de los servidores. El entorno cliente-servidor ha promovido indudablemente la proliferación de diferentes servidores, que hoy apuestan fuerte en el mercado, que afrontan cualquier dificultad de gestión de red. Y las aplicaciones podrán correr en cualquier plataforma, gracias al middleware y el software, y aún más, podrán moverse de un servidor a otro sin necesidad de ser reescrita. Estas aplicaciones se ejecutarán en cualquier plataforma y los serv

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios