Tecnología | Noticias | 07 JUN 2007

El retraso de Barcelona aumentará las pérdidas de AMD, según Citigroup

AMD retrasará el lanzamiento de "Barcelona", su chip Opteron de cuatro núcleos para servidor "Barcelona" inicialmente anunciado para julio, a octubre. Según algunos analistas, este retraso perjudicará al fabricante en la carrera competitiva que mantiene con Intel por liderar la innovación en el mercado de chips.
Marta Cabanillas

Un reciente informe de Glen Yeung, analista de Citigroup, subraya que los fabricantes de procesadores hacen más dinero vendiendo chips para servidores que para sistemas de sobremesa o portátiles. Por tanto, según Yeung, el retraso de Barcelona impactará negativamente sobre las ganancias de AMD durante 2007 haciendo que sus pérdidas por acción aumenten más allá de los 2,47 dólares previstos por Thomson Financial. En opinión de Yeung la pérdida por acción podría finalmente alcanzar los 2,59 dólares.

“Barcelona ha sido interpretado como la mejor oportunidad de AMD para frenar su pérdida de cuota en el segmento de servidores frente a Intel. Aunque la reciente victoria en el mercado de portátiles que supone su acuerdo con Toshiba podría equilibrar cualquier implicación negativa en términos de ingresos, el retraso de Barcelona perjudicará a su margen bruto de beneficios”, indica Yeung en su análisis.

De estar Yeung en lo cierto, este contratiempo llegaría además en un momento especialmente difícil para AMD. Durante meses ha mantenido su compromiso de introducir su nuevo chip en la segunda mitad de 2007, lo que la hubiera ayudado a neutralizar los efectos de la guerra de precios que mantiene con Intel. Una guerra que ya ha conseguido dañarla como indican las pérdidas de 611 millones de dólares reportadas por la compañía en el primer trimestre del ejercicio. En los cuatro últimos meses de 2006 sus pérdidas se situaron en 574 millones de dólares.

El propio CEO de AMD, Hector Ruiz, reconoció el pasado 3 de mayo durante el encuentro anual de la empresa con los accionistas que Barcelona era clave para aliviar la carga fiscal de esas pérdidas. En aquel momento, Ruiz aseguró que, aunque Intel había conseguido tomar la delantera durante varios trimestres consecutivos en términos de capacidad de fabricación, AMD conservaba su competitividad gracias a la creación de diseños más innovadores.

Siguiendo esta línea, según la compañía, Barcelona ofrecerá mejor rendimiento en aplicaciones que hacen un uso intensivo de memoria que los chips Xeon de cuatro núcleos para servidor Clovertown de Intel, disponibles en el mercado desde el pasado mes de noviembre.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios