Tecnología | Artículos | 14 DIC 2001

EMC crea una división para potenciar su estrategia de software abierto

Tags: Actualidad
Acaparará el 30% de su negocio a finales de 2002
EMC ha dado un paso más para abandonar su pasado propietario con el anuncio de una reestructuración de su negocio que se materializará en la creación de una nueva unidad de negocio, Open Software, con la que tratará de acelerar la interoperabilidad de sus soluciones con las de otros fabricantes. La nueva unidad nace en torno a la nueva familia AutoIS (Atomated Information Storage) presentada hace escasamente un mes y con la que el fabricante abre su familia de software a plataformas de terceros.
De esta forma, y tal como explica José Luis Solla, director general de EMC en España, la compañía queda estructurada en tres divisiones: Open Software, dedicada a las soluciones, Storage Open Platforms, dedicada al de hardware y Customer Operations, en lo que respecta a la consultoría y servicios. Para el directivo la nueva unidad de software persigue el objetivo de “darle el máximo énfasis a nuestro negocio de software y acelerar la estrategia emprendida por EMC de incrementar su presencia en el segmento de software de almacenamiento”.
Actualmente el negocio de hardware de EMC acapara cerca del 60% de la actividad de la compañía, repartiéndose el otro 40% por ciento a partes iguales entre software y servicios. De acuerdo con Solla, el objetivo de la corporación es incrementar el negocio de soluciones hasta que suponga un 30% del negocio total a finales de 2002, reduciendo así un 10% su actividad en el área de hardware y manteniendo los mismo porcentajes en lo que respecta a servicios. “El negocio de software de EMC tiene que incrementar su volumen”, concretó el máximo representante de la filial española, “nuestro objetivo es dar un paso más y ayudar a nuestros clientes no solamente a gestionar su software sino también el de los demás”. Para ello, EMC dedica cerca del 75% de su inversión total en I+D (unos 800 millones de dólares anuales) al desarrollo de soluciones de software.
Finalmente, José José Luis Solla ha señalado que por el momento esta reestructuración non afectará a la organización española que seguirá manteniendo su estructura actual, eso sí “poniendo todo nuestro foco en la familia de soluciones AutoIS que será de ahora en adelante el buque insignia de la compañía”.


IPM se convierte en integrador de sistemas de valor añadido de EMC
-----------------------------------------------------------------------------------------------
Recientemente se ha firmado un nuevo contrato en el que Internacional Periféricos y Memorias (IPM) ha sido nombrado integrador de sistemas de valor añadido. Además se ha logrado un acuerdo de soporte y mantenimiento de los equipos ya instalados de EMC.
De esta manera IPM se convierte en integrador oficial de toda la fama de productos hardware y software de EMC en España y Portugal. La compañía, especializada en el suministro de soluciones estratégicas en el campo de las TIC, amplía así su oferta en el área de soluciones de almacenamiento de alto rendimiento. Su experiencia en el área de discos, soluciones de backup, redes NAS y SAN y al mismo tiempo el servicio de mantenimiento integral que proporciona refuerzan la posición de suministrador global de servicios. Con la firma de este acuerdo se prevé llegar a los 50 millones de euros de facturación en 2001. IPM, creada en 1980, alcanzó una facturación de unos 7.000 millones de pesetas en 2000. Cuenta con once oficinas en la península ibérica y una cartera de más de 500 clientes.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios