Tecnología | Noticias | 20 ENE 1998

IBM amplía su base de datos universal a NT y Solaris

Las ambiciones de IBM en el campo de las bases de datos continúan en línea ascendente y en los primeros tres meses de 1998 esas intenciones tenderán a consolidarse en la práctica con una serie de acciones en torno a DB2.
Ana Huerta

El fabricante ofrecerá funcionalidades de gama alta de la versión Universal de su base de datos DB2 a múltiples plataformas, lo que supondrá un mayor soporte del producto por parte de terceros.

En el primer trimestre, IBM presentará una versión de procesamiento paralelo masivo (MPP) de la base de datos, que se llamará DB2 Universal Database Enterprise-Extended Edition, capaz de operar en entornos cluster de NT y en servidores Solaris. Esta será la primera vez que IBM ofrezca capacidades MPP de su base de datos en plataformas distintas a las propias.

La versión, basada en DB2 Parallel Edition, opera en sistemas desde uno a cientos de procesadores y, como otras versiones de la base de datos universal, ofrece tipos de datos completos, procedimientos Java almacenados y acceso directo a los datos a través del protocolo JDBC (Java Database Control).

Actualmente, esta versión de la base de datos se ofrece sobre AIX, el Unix de IBM, a pesar de que las versiones de gama baja de la base de datos universal, presentada en septiembre, operan sobre NT, HP-UX, el propio AIX y Solaris.

El impacto creciente de Windows NT en el mercado y el predominio de sistemas Solaris en el mundo de los servidores Web han sido, probablemente, las decisiones que han motivado la preparación de sendas versiones de la base de datos universal para estas plataformas.

Según el criterio de la consultora Giga Information Group, el ampliar su base de datos universal a otras plataformas es un cambio dramático para IBM, que necesita expandir su software de base de datos a sistemas de rápido crecimiento si quiere ampliar su cuota de mercado.

Giga asegura que la combinación resultante de ampliar DB2 Universal Database a otras plataformas, junto al esfuerzo de marketing realizado para ganar el apoyo de terceros para esta tecnología, no permitirá a IBM arrebatar a Oracle su posición dominante en el mercado de las bases de datos, pero sí servirá para ofrecer al fabricante una distancia considerable respecto al resto de rivales.

Probablemente, hacia finales de 1998, IBM se habrá convertido en un candidato sólido para ocupar el puesto número dos del ranking en este área. Todo ello si Sybase e Informix no reaccionan con movimientos similares al emprendido por IBM, especialmente desde el punto de vista de la obtención de soporte de la mano de VARs e integradores de sistemas.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios