Tecnología | Artículos | 05 JUL 2002

La tecnología IP se perfila como tendencia creciente en el almacenamiento

Foro Cibernos de nuevas tecnologías
Esther Macías.
El elemento crítico para una compañía y su negocio es, sin duda, la información, los datos que guarda. Así lo están percibiendo por fin las empresas españolas, otorgando al almacenamiento informático la importancia que precisa. Sobre este mercado y sus tendencias, que principalmente son el giro de las empresas hacia un nuevo modelo de almacenamiento en red (tanto SAN como NAS), la creciente importancia del software y los servicios ante el hardware y la virtualización, han hablado varios expertos reunidos en el Foro de Nuevas Tecnologías organizado por el Grupo Cibernos.

“La información se ha convertido en el activo fudamental de la empresa del siglo XXI y cada vez es mayor la cantidad de datos que se generan”. Con esta afirmación, Jaime García, consultor senior de IDC, resumía, al comenzar el Foro de Nuevas Tecnologías, organizado por el Grupo Cibernos, la creciente importancia que está adquiriendo el almacenamiento informático en los últimos años, que se ha convertido en un elemento clave en el entorno empresarial.
Una afirmación compartida por los demás asistentes a este acto, José Ángel Villalón, director de marketing de Storagetek, Juan Rodríguez, director de preventa de Legato System y Ángel Fernández, director general de Hitachi Data System. Y es que, como se confirmó el pasado 11 de septiembre, con los casos de pérdidas de datos ocasionados en las compañías que no contaban con copias de seguridad de sus datos, la información que guardan las empresas es uno de sus activos más preciados y difíciles de recuperar en caso de pérdida. Precisamente por ello, y por la abundante información que ha generado la adopción de Internet por las empresas para llevar a cabo sus procesos empresariales, el mercado del almacenamiento se ha convertido en uno de los más crecientes del sector informático. Eso sí, sus tendencias y modelo han cambiado considerablemente en los últimos años.

El almacenamiento en red, la clave para el futuro
El almacenamiento en red, a través de entornos tanto NAS (Network Attached Storage o almacenamiento conectado a red) y/o SAN (Storage Area Network o red de área de almacenamiento), que “son complementarios”, según García, es el modelo del almacenamiento del futuro, según afirmaron todos los participantes del debate. De hecho, según el consultor de IDC “en el mundo de la empresa extendida, en la que lo importante es que ésta maneje no sólo su información sino también la de sus clientes y partners, el almacenamiento en red es fundamental. La red es el nuevo modelo que ha surgido después de los sistemas propietarios y los cliente/servidor y el que más crecerá en los próximos años”.
Según Rodríguez, “parece clara la tendencia de la adopción de la tecnología IP (Internet Protocol)”. Aunque esta tecnología puede provocar mayor inseguridad, como afirma Fernández, pues “hay riesgos de que esta red sea interferida”.
Otros elementos que impulsarán al almacenamiento del siglo XXI son el software y los servicios. Para Rodríguez, “lo que quieren los clientes, que cada vez son más exigentes, son productos más flexibles y escalables, así como fáciles de integrar con otras aplicaciones. Por eso son importantes los estándares, en los que se deben basar los fabricantes para crear sus productos. El problema es que no hay ningún estándar en el mundo del almacenamiento, aunque sí existen estándares de facto como Fiber Channel”.
Claro que los sistemas de disco y cinta no desaparecerán, a pesar de que hayan bajado notablemente sus precios. “A medio plazo, es decir, de aquí a dos o tres años, ambas tecnologías son viables e incluso mejorarán gracias a una serie de innovaciones que llegarán al mercado en unos seis meses”- aseguró Villalón.

La tormenta perfecta: nuevas necesidades y menos costes
Ante la creciente necesidad de las empresas de contar con mejores productos y sistemas de almacenar sus datos, choca, sin embargo, otro requisito, el de disminuir costes como sea, un aspecto que se deriva de la recesión actual. Es, en definitiva, lo que Villalón denomina “la tormenta perfecta”, una situación en la que las expectativas de la industria tendrán que bregar con la necesidad de recortar costes y reducir el TCO o coste total de la propiedad.
Y es que como manifestó Fernández, “los directores cada vez son más conscientes de la necesidad de invertir en almacenamiento, aunque no sea tiempo para ello”. Una afirmación compartida por Rodríguez quien puntualizó que, sin embargo, se sigue invirtiendo más en hardware que en software”. Lo que está claro es que “el cambio de modelo hacia el almacenamiento en red exige un cambio de estrategia en las empresas y un crecimiento en su inversión”, aseguró Villalón.
Para que las empresas vean cumplidos sus requisitos, lo que precisan es contar con una gran eficiencia en sus sistemas de almacenamiento y la solución para ello está encerrada en un término, según Villalón: la virtualización o, como la define García, “facilitar la gestión del almacenamiento resolviendo el caos de la información”. Y es que, “tratar de gestionar los datos de modo inteligente y a través de un software que no acentúe el vacío que existe entre las necesidades de información y las capacidades de almacenamiento es la clave para los próximos años”-señaló Villalón.
De hecho, según Fernández, una óptima gestión de los sistemas de almacenamiento es fundamental “por cada euro que se gasta en infraestructura de almacenamiento, si no se tiene un software que lo gestione, esto ocasionará un gasto de entre cinco y siete euros más”.
Asimismo, son fundamentales los sistemas de recuperación de desastres, sobre todo después de lo ocurrido el 11 de septiembre. Así lo manifestó Rodríguez, que señaló que lo que demanda el mercado “son soluciones que permitan la disponibilidad de los datos las veinticuatro horas del día, una capacidad infinita para dotar a las infraestructuras de gran escalabilidad, la posibilida de realizar copias de seguridad y restaurar los datos en tiempo cero y con gran tolerancia a fallos, todo ello sin un crecimiento en personal”.
En definitiva, interoperabilidad, rendimiento, disponibilidad, facilidad de uso y bajo precio, unido a la automatización de los recursos. Incluso “hay clientes que quieren hacer outsourcing del back up”, según Rodriguez.
Otra de las tendencias que se perfila en este mercado son las alianzas. Así lo aseguró Fernández. “Hay que abrir el mercado del software de almacenamiento. Las alianzas, como la nuestra de HDS con IBM, son necesarias. La clave es que la empresa pueda disponer del dato en cualquier momento y desde cualquier lugar”.


Tendencias del mercado de almacenamiento
---------------------------------------------------------------
• Crecimiento del almacenamiento en red (tanto SAN como NAS, que son entornos complementarios) frente a los sistemas de disco y cinta, que, sin embargo, no desaparecerán.
• Proliferación del software y los servicios de almacenamiento.
• Necesidad de adoptar estándares en esta industria.
• La virtualizació

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios