Tecnología | Noticias | 08 JUL 2003

Linux abarata el centro de datos, con riesgos mínimos

A pesar de que algunas creencias populares muy extendidas apuntan a que el sistema operativo Linux pudiera entrañar demasiados riesgos como para utilizarlo en el centro de datos de una empresa, Forrester Research opina que ya está preparado para esta responsabilidad.
Patricia Torralba
La reciente denuncia interpuesta por la empresa SCO a IBM ha vuelto a levantar la liebre de la inseguridad de apostar por Linux. Sin embargo, “el riesgo es mucho menor de lo que piensan muchas compañías”, opina un portavoz de la consultora. “De hecho, en realidad no hacerlo solamente significa una cosa: engañar a tu compañía acerca de los ahorros que se pueden conseguir migrando las cargas de trabajo desde Unix a Linux sobre Intel”, afirma un portavez de Forrester.
Uno de los datos que confirman que Linux ya está preparado para afrontar los retos corporativos, es el hecho de que 17% de las grandes compañías estadounidenses ya lo están utilizando, según una encuesta realizada por la consultora en diciembre de 2002. Los responsables de estas instalaciones dicen estar satisfechos con la experiencia tanto en los servidores web como en las aplicaciones, en las infraestructuras, en las estaciones de trabajo e, incluso, en las bases de datos.
Otro hecho que puede aclarar a los indecisos es que IBM ha pagado los sueldos de 250 empleados para escribir código Linux, mientras HP, Oracle, SAP y SGI han contribuido masivamente al kernel de Linux. Gracias a estas aportaciones profesionales, la versión 2.6 estará lista el próximo otoño, con mejoras notables, especialmente en la librería y en el soporte SMP de 16 vías.
El respaldo comercial tampoco es ya excusa para no adoptar Linux, ya que las empresas que decidan implantarlo dispondrán del soporte técnico tanto de gigantes del hardware como HP e IBM, como del software como Bea, BMC, Dell, Oracle, SAP y Veritas. En cuanto a los componentes, pueden recibir el apoyo de Red Hat y Suse y cada vez más de proveedores como CSC y BearingPoint.
Tampoco hay que perder de vista, el hecho de que los proveedores de software independiente (ISVs en sus siglas en inglés) están migrando sus aplicaciones a Linux. Por ejemplo, Oracle ha estado apostando por Linux desde 1999, mientras SAP, quizás la empresa con más éxito en los últimos años, tiene a Linux como plataforma de referencia. Por su parte, Peoplesoft y Vignette han anunciado recientemente puertos Linux y el resto de proveedores declaran que está dispuestos a establecer un puerto Linux en cuanto sus clientes lo demanden.

IBM, tras el problema de la propiedad intelectual
Teniendo en cuenta todos estos factores, quizás el mayor problema que presenta actualmente Linux es el tema referente a la propiedad intelectual. Sin embargo, “al contrario de lo que sucede en la industria musical, no hay ninguna empresa afectada tan grande que pueda conseguir una demanda que pare su adopción. Las únicas empresas que podrían reclamar daños y perjuicios por la adopción del software libre son pequeñas compañías con poco recursos y sin pruebas suficientes”, opinan fuentes oficiales de Forrester Rersearch. “La razón por la que IBM va a ganar la batalla contra SCO es porque con unas ganancias de 2.000.000 millones de dólares en juego en servidores, software y servicios, no es probable que vaya a rendirse, incluso si la victoria requiere algunas inversiones extras, por lo que los clientes finales que decidan apostar por Linux pueden estar seguros de que la defensa de su sistema operativo está en buenas manos”.

Meta Group, un punto de vista alternativo
Sin embargo, la consultora Meta Group opina que sus investigaciones no les han permitido sostener las argumentaciones a favor de instalar servidores con Linux como una partición virtual en los centros de datos, junto a software basado en Unix. “En general, añadir Linux a un entorno mainframe es sumar un nuevo sistema operativo que gestionar, lo que puede llegar a descentrar a los operarios del centro de datos, obligándoles a convertirse en integradores de Tecnologías de la Información”, señala un estudio de Meta Group. El principal objetivo de utilizar Linux en un proyecto mainframe es desviar algunas de sus tareas para que el mainframe pueda recibir nuevas cargas de trabajo. Pero los beneficios a largo plazo de realizar esta operación no están todavía probados. El informe de Meta Group sugiere que quizás sea más recomendable llevar algunas de las tareas residuales del mainframe a sistemas de gama media, a través de una operación de re-hosting. “Esto da idea de una planificación mucho más efectiva y mejor ejecutada y está más en consonancia con lo que debería ser una estrategia a largo plazo para el centro de datos”.
Meta Group ve la infraestructura de los centros de datos con Sun Solaris como sistema operativo de referencia mientras los sistemas Unix (AIX y HP-UX, entre otros) se irían especializando en los entornos heredados, con cada vez menos apoyo por parte de los proveedores independientes de software y un riesgo creciente de ser reemplazados por plataformas Linux.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios