Tecnología | Noticias | 02 JUL 2001

Microsoft vence la amenaza de la escisión aunque sigue siendo acusada de anticompetitiva

El presidente de la junta directiva y CEO de Microsoft, Bill Gates, ha expresado su alegría por el fallo del Tribunal Federal de Apelaciones estadounidense que determinó anular la decisión de división forzosa de la compañía que tomó hace un año el juez Thomas Penfield.
Patricia Torralba
El fallo dice en parte: "Revocamos el dictamen final sobre las decisiones, porque el juez de sentencia se permitió contactos inadmisibles, al sostener entrevistas secretas con miembros de la prensa y realizó numerosos comentarios ofensivos sobre los funcionarios de Microsoft en declaraciones públicas fuera del tribunal, lo que dio lugar a una apariencia de parcialidad".
Ahora, el caso irá a parar a manos de un tribunal inferior que determinará la pena que deberá cumplir la compañía por “comportarse de manera anticompetitiva contribuyendo al mantenimiento de su monopolio en sistemas operativos para ordenadores personales”, hechos que se consideran probados. En una conferencia de prensa, Gates afirmó que Microsoft continuará con sus agresivas iniciativas en Internet y trabajará para concluir la batalla legal actual. "No hay nada en las últimas determinaciones judiciales que cambie nuestros planes para productos futuros, incluyendo Windows XP", dijo.
Durante los pasados tres años de contiendas legales, la empresa construyó Windows 2000, lanzó su estrategia .Net, y lanzó Office XP. Planea el lanzamiento de Windows XP el 25 de octubre, seguido por la consola de juegos de video Xbox y el Tablet PC.
Los rivales de Microsoft incluyendo al productor de bases de datos Oracle y el gigante de los medios AOL Time Warner han decliando hacer comentarios sobre la decisión judicial del Tribunal de Apelaciones, aunque hasta ahora habían hecho numerosas declaraciones sobre los procedimientos judiciales. De manera similar, los aliados de Microsoft, incluyendo a Dell Computer, Compaq Computer y Hewlett-Packard también se negaron a expresar su opinión. Sun Microsystems, uno de los más expresivos oponentes de Microsoft, fue una de las pocas empresas importantes que decidió hablar sobre el tema. "Con el fallo de la Corte de Apelaciones dos niveles del sistema judicial federal han hallado que Microsoft es monopolista y que ha abusado de su poder monopólico de modos muy significativos. Al devolverse el caso al Tribunal de Distrito esperamos que ese tribunal actúe con decisión para asegurarse que la actividad ilegal de Microsoft -y el daño que ha hecho al sector y a los consumidores- termine en forma enérgica y permanentemente", decía un comunicado oficial de Sun.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios