Tecnología | Noticias | 22 SEP 2003

Toshiba reorganiza su unidad de ordenadores personales

El fabricante de ordenadores Toshiba ha decidido reorganizar su unidad de ordenadores personales, debido a la tendencia del mercado que demanda más portátiles que ordenadores de sobremesa.
Patricia Torralba
Otras razones apuntadas son la caída de los precios en este mercado; el mayor aumento de las compras por parte del sector consumo y la disminución de la demanda en las empresas, segmento al que Toshiba se ha dirigido tradicionalmente; y, la gran diversidad de plataformas con que cuenta la japonesa, que cree que esto le origina demasiados gastos.
La reorganización de la unidad de ordenadores personales incluye la externalización del 30% de la fabricación de dichos equipos, con el fin de hallar una situación más rentable. Pablo Romero, director de Márketing de Toshiba en España insiste en que “sin embargo, la compañía quiere seguir siendo líder tecnológico por lo que el I+D de los ordenadores seguirá en manos de nuestros profesionales”. Al dejar de fabricar, la compañía tendrá que recortar 500 empleos, medida que no afectará a España ya que la oficina es únicamente comercial. “La oficina española es altamente eficaz y además prácticamente no vendemos ordenadores de sobremesa en este mercado por lo que esperamos que la reorganización de la corporación no nos afecte para nada”, comenta Romero.

Una estructura más sencilla
Otras medidas de reestructuración que la compañía acometerá supondrán la modificación del diseño de sus equipos. De hecho, planea reducir en un 30% sus placas madres y un 20% el número de componentes que utiliza. El objetivo es eliminar costes y minimizar el tiempo de desarrollo. La compañía no ha dado un plazo para acometer la reorganización pero ha anunciado que espera se termine “lo antes posible”.




Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios