Tecnología | Noticias | 10 DIC 2002

Windows es más barato que Linux, pero con matices

A largo plazo, las empresas que utilizan Windows 2000 gastarán menos que las que apuestan por Linux, según IDC. Pues al margen del coste de adquisición habría que considerar otros factores como los conocimientos y capacitación del personal, disponibilidad de la aplicación o implantación de la misma.
Ana Segura
Las afirmaciones de la consultora se refieren a los costes de propiedad asociados a ambos entornos, pero debe interpretarse con matices. El estudio de IDC, encargado por Microsoft, plantea un escenario a cinco años y analiza el coste total de propiedad en cinco tareas habituales de los departamentos de TI, de entre las cuales el entorno de servidor Microsoft Windows 2000 sale victorioso en cuatro de ellas. Estas son infraestructura de redes, servicios de archivos, servicios de impresión, servicios web y aplicaciones de seguridad. Para IDC, la única área donde Linux es más económica que Windows es la de servidores Web, en parte gracias al servidor Web Apache. Según el informe, en estos contextos las empresas pueden gastar entre el 11 y el 22% menos con Windows 2000 que con sistemas operativos de código abierto.
Según Luis Martín, responsable del Desarrollo de Sociedad de la Información en Microsoft y especialista en Linux, “el estudio de IDC desmitifica que Linux sea barato”.
Para redactar el informe, la consultora se ha basado en una muestra de 104 empresas norteamericanas, donde el 40% mantiene un entorno mixto en el que conviven Linux y Windows.
El estudio encargado por Microsoft pone de manifiesto que Windows 2000 requiere menos gastos de personal, capacitación para TI y asistencia externa, sosteniendo que lleva más tiempo configurar, programar y mantener sistemas Linux que Windows. La razón principal es que los desarrolladores tienen acceso a herramientas de administración más maduras y fáciles de usar para Windows. Para Luis Martín, “los servidores Linux son monotareas, por eso son mucho más ligeros y competitivos desde el punto de vista del hardware. Pero este entorno tendrá que mejorar a costa de aumentar su complejidad y en ese momento Linux deberá resolver la ecuación del coste. Nosotros no lo tenemos fácil, pero si mantenemos el desarrollo de aplicativos lograremos aumentar el margen con Linux”.
Con respecto a la reciente creación de la alianza United Linux, a la que se han adscrito SuSE, Conectiva, SCO y Turbolinux, Martín considera que “es una buena práctica, ante la indefinición de aplicaciones y fragmentación de distribuidores”. Sin embargo está convencido de que se avanza hacia dos posiciones comerciales de Linux que se enfrentarán entre sí: SuSE y Red Hat.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios