Movilidad | Artículos | 14 JUN 2002

La gestión de los flujos de información de la empresa desde la movilidad

José F. de Mora.
En el mundo empresarial la información fluye de unos empleados a otros, entre estos y la empresa o entre la empresa y sus clientes, proveedores y partners. Algunas veces se trata de flujos de información informales, no estructurados. Otras veces, estos flujos son formales y están estructurados, soportando procesos críticos en la empresa, o permitiendo la interacción con terceros. Una gestión adecuada de estos flujos de información permite obtener a la empresa una ventaja competitiva, mejorando su eficiencia, la calidad del producto y el servicio ofrecido al cliente.
La evolución de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones a lo largo de las últimas décadas ha permitido a las empresas mejorar dicha gestión. Esta evolución se ha producido de forma gradual y ha permitido recorrer un largo camino donde cada paso se ha sumado al anterior potenciándolo y consiguiendo que la suma sea mucho más que las partes.
Los esfuerzos iniciales se centraron en la automatización de los flujos de información asociados a los flujos físicos de materiales, desde la materia prima al producto final. En los años 90 aparecieron los sistemas de información ERP (Enterprise Resource Planning) primero y CRM (Customer Relationship Management) después, que engloban de forma integrada aplicaciones que soportan diferentes procesos de la empresa.
Asimismo, la explosión de internet a finales de los 90, incrementó y reforzó las interacciones entre empresas o entre estas y sus clientes, llegando a modificar en algunos casos los modelos de negocio tradicionales. La proliferación en los últimos años del uso del PC portátil y la aparición de nuevos dispositivos cada vez más ligeros como las PDAs (Personal Digital Assistant) ha facilitado parcialmente la integración de los empleados móviles (fuerzas de ventas, instalaciones y mantenimiento, etc.) en los flujos de información de la empresa.
Las limitaciones de velocidad de transmisión de datos existentes hasta ahora en el campo de las comunicaciones móviles GSM, obligaron a la utilización de soluciones donde el empleado móvil trabajaba con copias locales de información, no siempre actualizadas. El nuevo sistema de comunicación de datos móviles GPRS, que Amena ha puesto a disposición de sus clientes, permite, por primera vez, una integración plena de este tipo de empleados en los flujos de información de la empresa, al proporcionar conectividad always-on, elevada velocidad de transmisión y modelos de tarificación basados en volumen de información intercambiada.
En Amena tenemos la convicción de que GPRS es el siguiente paso en esa evolución gradual a la que hacíamos referencia anteriormente, encaminada a una mejor gestión de los flujos de información en la empresa, reforzando el potencial de las soluciones tipo ERP y CRM existentes y permitiendo una mejora en el retorno de las inversiones realizadas en este tipo de sistemas.

José Francisco de Mora, Director de Desarrollo de Negocio de Amena

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios