Movilidad | Artículos | 04 JUL 2003

La movilidad marca la pauta en tecnología

Las tecnologías WLAN y 3G compiten en este mercado
Esther Macías y Fernando Muñoz.
Desde que nació la telefonía móvil GSM en el año 1995 el paisaje de las telecomunicaciones ha cambiado radicalmente. La utopía del acceso a servicios de datos desde cualquier y momento es ya una realidad, aunque aún debe perfeccionarse. Ante el imparable resurgir de tecnologías como Wi-Fi o la futura tercera generación de telefonía móvil, la pregunta ahora es ¿habrá sitio para todas en el mercado? ¿Cuál elegirá el usuario?

El mundo de las telecomunicaciones ha revolucionado nuestra forma de trabajar, de pensar y de vivir. Ahora siempre estamos accesibles desde cualquier lugar. Cada vez con más velocidad y de forma más eficiente, podemos acceder a la información que precisamos a través de nuestros dispositivos móviles. No hay duda de que la movilidad se ha convertido en el objetivo no sólo de los operadores de telecomunicaciones sino también de los fabricantes de informática. Intel con su tecnología Centrino y Microsoft, que acaba de lanzar la nueva versión de su sistema operativo para dispositivos móviles Pocket PC, ahora llamado Windows Mobile 2003, dotado de capacidad inalámbrica y preparado para la conexión vía Wi-Fi, sólo son algunos ejemplos de compañías que están apostando por ello con sus últimas lanzamientos. Las tecnologías que permiten este acceso continuo a los datos no dejan de extenderse. Sin embargo, los fabricantes también han cometido errores, sobre todo, en la comunicación de sus expectativas, no siempre cumplidas.
Como explicó Jaime García, director de análisis de IDC España en un congreso sobre movilidad celebrado recientemente en Madrid, este mercado se enfrenta ahora a varios dilemas: “Las promesas que se han hecho deben convertirse en realidades, algo que no ha sucedido muchas veces en el pasado.
Por otra parte, el viejo modelo de telecomunicaciones basado en la voz se enfrenta al nuevo en el que los datos son los protagonistas y las empresas deben sopesar la necesidad de contar con estas tecnologías en las empresas. Por último, existe el combate entre las redes inalámbricas WLAN y la telefonía móvil de tercera generación, aunque muchos esperan que ambas tecnologías convivan y se complementen”. El analista asegura que, a pesar de que la movilidad es una tendencia en alza, la situación económica actual no es la más adecuada, a pesar de que las expectativas son altas: según IDC, los ingresos por datos en España alcanzarán la cifra de 2.000 millones de euros en 2005, aunque seguirá siendo durante mucho tiempo la voz el gran negocio grande. La estrategia más adecuada para que este mercado prospere es crear servicios al gusto del consumidor. Y lo que éste demanda ahora es el acceso a los datos.

Un modelo complicado
Claro que este modelo de datos es algo más complicado. “Hay muchas piezas que ensamblar: la red, su contenido, las aplicaciones, los lenguajes, las pasarelas y los dispositivos”, asegura García, que resalta el éxito obtenido por la operadora japonesa NTT DoCoMo con su modelo iMode, que acaba de llegar a España de la mano de Telefónica Móviles, que lo ha integrado en su plataforma e-moción y a partir de ahora ofrecerá los dos modelos, el actual basado en WAP y este basado en iMode. “El éxito de la operadora japonesa es su estrategia de partners”, señala. En su modelo de negocio un 91% de los ingresos son para los desarrolladores de aplicaciones y contenidos, mientras que el 9% restante se lo lleva la operadora. En el modelo presentado por Telefónica la operadora obtiene algo más: un 20%, mientras el 80% restante es para sus partners, actualmente 100. Según el analista, “el iMode de Telefónica no está pensado para el usuario final que sólo puede acceder a los servicios a través de su portal e-mocion”. (Ver cuadro).
Un handicap del modelo de negocio del acceso a datos es su complejidad, así como otros handicaps de esta tecnología son la seguridad y la complejidad de la arquitectura. “Al cliente hay que ofrecerle soluciones”.
Por otra parte, hay que destacar quienes están adquiriendo cada vez más protagonismo en el mercado de la movilidad son los ISVs (Independent Software Vendors), cada vez con más aplicaciones para este negocio, y los creadores de contenidos.

3G versus WLAN
Otro de los temas candentes de este sector es la lucha entre las redes inalámbricas WLAN y la tercera generación de telefonía móvil. García asegura: “Decir que WLAN matará a 3G es precipitado. Está claro que las WLAN públicas serán, cuando estén más asentadas (serán frecuentes en 2005), una competencia del 3G, pero esta última tecnología se lanzará inexorablemente porque los operadores han invertido mucho en ella. En Europa hay 26.000 estaciones base de 3G listas para funcionar y, además la capacidad de GSM está a punto de estar saturada. A todo esto hay que unir que 3G podría ser en el futuro el sustituto del acceso y la voz fijas, pero para ello hay que aumentar las prestaciones de la red móvil y su seguridad”.
Según García, entre 2004 y 2006 empezará a haber aplicaciones para UMTS y en 2007 será el sistema más usado. Claro que, con la proliferación de Wi-Fi, que no necesita una regulación ni licencias como ocurre con UMTS y es ideal para el acceso a banda ancha en entornos públicos y en la oficina, el debate que surge es si 3G encaja en la vida del usuario, pues ¿necesitamos tener banda ancha en todas partes?
Telefónica apoya ambas tecnologías y cree en su convivencia. Según Gerardo Ónega, gerente de Marketing Operativo de pymes de Telefónica de España, “las dos son complementarias. La elección de una u otra depende del uso que haga el consumidor. Si requiere inmediatez, elegirá UMTS y para trabajar durante un rato en algo desde un lugar público, Wi-Fi”.


i-mode ya está disponible en España
---------------------------------------------------
Lo que parecía ser una tecnología sólo al alcance de usuarios del sol naciente, se ha convertido en una realidad para los que pacen en el Viejo Continente. Primero en Alemania, luego en los Países Bajos, Bélgica y Francia, la gama de servicios de acceso a contenidos de multimedia i-mode sigue avanzando y ahora ya se encuentra disponible en España de la mano de Telefónica Móviles España (TME). La operadora, que alcanzó a finales de julio un acuerdo con NTT DoCoMo, incorpora la nueva oferta de servicios i-mode dentro de Movistar e-moción, donde el usuario podrá encontrar contenidos multitecnología. Con este lanzamiento, afirma Javier Aguilera, consejero delegado de Telefónica Móviles España, “e-moción espera convertirse en una nueva experiencia para el usuario, alcanzando el mismo grado de explosión que en su momento representaran los mensajes cortos o SMS”.
En la actualidad, el servicio de e-moción Telefónica Móviles cuenta con más de 7 millones de usuarios registrados y 1,5 millones de clientes habituales, con 50 millones de páginas vistas al mes.

Oferta de contenidos y terminales
Con la integración de i-mode en MoviStar e-moción, su oferta se amplía hasta 100 contenidos, distribuidos en secciones como Juegos, Tonos y Logos, Chat y Mensajes, Ocio y Portales, El diario, Lo + útil, Buscador, Mi e-moción. “Nuestro objetivo

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios