Movilidad | Artículos | 27 MAY 2005

Movilidad; el gran reto de las empresas españolas

Mesa redonda
Beatriz Sánchez.
Conseguir la movilidad total es el último gran reto en el que están inmersas la mayor parte de las compañías en nuestro país. Pero la movilidad no significa el desarrollo de nuevas aplicaciones adaptadas a un nuevo entorno, sino ser capaces de movilizar las que ya existen. Dar acceso a los trabajadores a toda la estructura empresarial estén donde estén y desde cualquier dispositivo es el objetivo. Conseguir este cambio es la clave para entrar de lleno en una nueva dimensión empresarial.

Una vez más ComputerWorld reunió en torno a una mesa a representantes de las principales empresas de TIC de nuestro país para conocer hasta dónde están llegando las compañías en la implantación de entornos de movilidad. Para David Solana, director de soluciones de Microsoft, “se está produciendo una verdadera explosión del fenómeno de la movilidad. Las empresas han entendido que estamos ante una verdadera necesidad, no es ya una opción. Todos los operadores están lanzando servicios de acceso a correo móvil basados en plataformas abiertas y además de todos los beneficios claros, como por ejemplo, un considerable aumento de productividad o mejor respuesta al cliente, hay un factor humano. Los trabajadores han comenzado a darse cuenta que todas estas nuevas aplicaciones, y una vez superado el periodo inicial de rechazo, les permiten organizarse mucho mejor. Todas las empresas están preocupadas por conseguir el equilibrio entre la vida familiar y profesional de sus trabajadores. La movilidad, la gestión de la información en movilidad, está facilitando que la gente este más contenta con su trabajo”.
Arturo Pradana, director de marketing y desarrollo de negocio de Nortel, está plenamente de acuerdo con esta idea y además aporta datos que vienen a reforzarla, “el 87% de los empleados no está localizado en la oficina central. El 40% de los trabajadores viaja por razones de trabajo e IDC prevé que esta cifra se eleve hasta el 60% a finales de 2006. También hay estudios que aseguran que el 50% de los usuarios son ya remotos y que se prevé un crecimiento de hasta el 80% en 2006, es decir cada vez hay más gente fuera de las oficinas y también más gente trabajando en su casa, mejorando la productividad”.
Pero hay una parte importante en este campo y es el de la seguridad. Para José Luis Maté director de desarrollo de negocio de movilidad de Secuware, “después de un primer momento en el que los profesionales y las empresas comenzaron a adoptar herramientas de movilidad, ha llegado la fase en la que se están preocupando por la seguridad. Están asumiendo todos los beneficios que la movilidad les puede aportar, y ahora les faltan las herramientas para securizar sus aplicaciones e integrarlas con su seguridad corporativa. Cuando ya se llega a este punto, es que ya estamos ante una realidad”.
Pero la opinión de un fabricante de equipos es importante y pone sobre la mesa aspectos diferentes. Alberto Ruano, director general de la división de Informática de Toshiba señala que, “desde nuestro punto de vista estamos todavía en pañales. La venta de portátiles debe ir a la par del crecimiento de la movilidad. Se venden más portátiles pero por qué, porque el mundo de la movilidad está empezando a crecer o porque el precio de los portátiles se asemeja al de los sobremesa. Realmente por esto último. La movilidad depende de que las operadoras empiecen a realizar buenas ofertas, si entran en todos los hogares la movilidad crecerá. Si el Gobierno pone en marcha todos los proyectos que ha anunciado para conciliar vida familiar y profesional y para conectar a la familia, también crecerá, y si también los fabricantes de hardware somos capaces de atraer al mercado veremos un crecimiento. El concepto movilidad está empezando, aunque todavía queda mucho por hacer”.

Un nuevo reto empresarial: movilizar las aplicaciones
Un nuevo concepto se introduce en el debate, la movilización de las aplicaciones empresariales. En opinión de Ángel Luis López, director de servicios de infraestructuras de Unisys, “nos encontramos ante un nuevo reto para las empresas. Este nuevo concepto de la movilidad tiene que llevar a que la empresa se plantee cómo va a influir en su negocio. Cómo adecuar los procesos, los servicios, no sólo de cara al cliente, sino de forma interna, cómo gestiona todo esto y cómo repercute en su negocio. Por eso es un nuevo reto, cómo acoplar su sistema de negocio a esta nueva tecnología”.
Pedro Fuertes, director de innovación de Vodafone asegura que, “en el último año ya es una realidad, pues ya estamos viendo como grandes empresa cuentan con departamentos de movilidad y esto nos permite reforzarnos en una teoría que algunos defendíamos desde hace tiempo. La movilidad no es hacer aplicaciones para móviles, sino que va más allá, se trata de movilizar lo que ya existe. Creo que ya estamos llegando hasta este punto, pero, aunque queda mucho camino por recorrer, las aplicaciones que salen al mercado lo hacen ya con versiones móviles y la confluencia es cada vez mayor entre el mundo de la informática y el de las comunicaciones”.
En opinión de Carlos Fernández Esteban, director general de CAYD Consulting, “hemos pasado ya la fiebre de la adopción temprana y estamos entrando en otra fase que ya se vivió en otros ámbitos, probar y financiar que ésta llegue a ser una tecnología para el consumidor final. La movilidad va al usuario final. Las operadoras tiene una misión fundamental y es dotar a la red de suficiente ancho de banda para que entren aspectos como multimedia dentro de la movilidad, pero esto modificará muchas cosas”.
Para Alejandro Giménez consultor técnico de EMC, esta realidad ya se está dando, “buscar la satisfacción del usuario en cuanto a estar siempre en contacto, poderse conectar desde cualquier lugar, está produciendo no sólo un cambio en las infraestructuras que deben estar siempre disponibles, sino también en cuanto a los procesos internos, a cómo queremos hacerlos y cómo damos soporte a un usuario. No hay nada más frustrante para un usuario que no poder conectarse o hacer uso de esa movilidad. Nosotros creemos que eso va a dar lugar a un cambio importante en las infraestructuras internas de las compañías”.

El paso de soluciones a la estrategia de movilidad
En opinión de Jaime García, director de análisis de IDC, “estamos ante un cambio fundamental, estamos pasando de tener soluciones de movilidad a contar con una verdadera estrategia en movilidad. La nueva visión es que este 50% de trabajadores que están fuera de la oficina va a tener acceso a las mismas aplicaciones que los de dentro. Pero hay un tema importante, por un lado, ha crecido exponencialmente el número de hogares que tiene hoy un portátil, pero también el número de portátiles que no se mueven, que no están conectados”.
Un tema que surge en este momento de la reunión es si las empresas se están convirtiendo en móviles o sólo estan incorporando aplicaciones móviles.
“No me gustaría ser la parte negativa de esta discusión –asegura Alberto Ruano de Toshiba–, pero deberíamos preguntarnos cuánto están invirtiendo las empresas en cambiar sus equipos de sobremesa por portátiles. El concepto de movilidad está muy bien, pero hablar de movilid

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios