Movilidad | Noticias | 13 FEB 2013

Nokia protesta contra la nueva política fiscal en India

El fabricante nórdico ha presentado varios escritos quejándose de las acciones de las autoridades fiscales indias en materia de impuestos y que van, afirman, en contra del juego limpio. Personal de gobierno indio habría entrado en fábricas de Nokia a interrogar al personal durante horas y sin los permisos oportunos.
COMPUTERWORLD

Nokia ha emprendido acciones legales, mediante la presentación de escritos de objeción, en contra del Gobierno indio por entender que su política fiscal es desproporcionada. La gota que colmó el vaso fue la incursión que las autoridades habrían hecho sin ningún tipo de autorización judicial en una de sus fábricas, algo que es contrario a las normas internacionales.

 

El fabricante finlandés está presente en el sur de la India, en la región de Chennai, y ahí es donde se habría producido el incidente que desde Nokia definen como "excesivo, inaceptable e incompatible con las normas indias del juego limpio y la gobernabilidad". Esa fábrica lleva abierta desde 2006 y actualmente emplea a más de 9.000 personas.

 

Nokia se opone a que los funcionarios fiscales entren en las instalaciones de la fábrica y a los sistemas TI de Nokia sin autorización válida y se dediquen a interrogar a determinados empleados por "períodos intolerablemente largos de tiempo, incluso después de que hayan cooperado plenamente con las autoridades".

 

Todo esto sucede en el marco de una investigación fiscal en marcha, que comenzó el ocho de enero, y de la que Nokia aún no conoce los potenciales cargos fiscales sino que, hasta el momento, sólo ha visto "reclamaciones y exigencias salvajemente diferentes de funcionarios anónimos a través de los medios de comunicación”, han explicado fuentes oficiales del fabricante de móviles.

 

Una de las teorías es que las autoridades fiscales se centran en la retención de los pagos realizados por Nokia India en el país asiático para el suministro del sistema operativo de su empresa matriz en Finlandia. Nokia dijo que está en plena conformidad con las leyes locales, así como de un acuerdo fiscal bilateral negociado entre India y Finlandia.

 

No es el primer caso

Nokia no es la primera compañía de tecnología que tiene una disputa con el gobierno de la India sobre la interpretación de las leyes fiscales. Vodafone tiene un caso abierto, por ejemplo, también por retención de impuestos en la compra de una participación del 67% de su operador indio de telecomunicaciones, Hutchison, de 11.000 millones de dólares en 2007.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios