5G
Red
Inalámbrico

John Deere invierte en licencias privadas de 5G para apoyar las redes flexibles de las fábricas

Gracias a ello puede avanzar ahora con el 5G en lugar de esperar entre 5 y 7 años a que los operadores lo proporcionen en las zonas rurales.

agricultura 5g

John Deere, el fabricante de equipos agrícolas, ha comenzado a plantar las semillas de las redes celulares 5G de su propiedad en algunas de sus plantas de fabricación después de invertir medio millón de dólares en licencias inalámbricas en una subasta de la FCC celebrada el año pasado.

De hecho, sus rectores han confesado que tener un trozo de espectro inalámbrico más o menos para sí misma es clave para actualizar algunas de sus instalaciones de producción. Por ello, John Deere compró licencias de servicio de radio de banda ancha para los ciudadanos (CBRS) en cinco condados de Iowa e Illinois (EE. UU.), lo que le da un uso prácticamente ilimitado del ancho de banda local del CBRS para el 5G privado.

 

Más flexible que las redes cableadas

Mediante el uso de redes 5G privadas en todo el campus, libres de la contención de otros usuarios, la empresa quiere reducir drásticamente el número de conexiones por cable necesarias para conectar en red su maquinaria de producción pesada. Según Dan Liebfried, su director de automatización y autonomía del grupo de soluciones inteligentes, esto le da más flexibilidad para realizar cambios en la red que las redes cableadas; y puede permitir casos de uso completamente nuevos, afirma.

La idea principal es permitir que la empresa adapte sus líneas de producción de la fábrica más rápida y fácilmente en respuesta a los cambios en los productos que fabrica de lo que podría hacerlo con las redes cableadas. A lo largo de un año, John Deere puede tener que hacer esto varias veces, según Liebfried, quien admite que las redes inalámbricas 5G podrían simplificar drásticamente la reconfiguración al evitar mucho trabajo manual que sería necesario con una red cableada.

 

Nuevas aplicaciones

Sin embargo, la empresa está estudiando nuevos usos de CBRS, aunque puedan tardar meses en llegar, ha confesado Liebfried. Uno de ellos es la conexión inalámbrica de un sistema de visión inteligente para apoyar la seguridad de los trabajadores. Se trata del uso de cámaras para saber dónde están los trabajadores en relación con las zonas inseguras, lo que podría llevar a reconfigurar los puestos de trabajo para que los empleados no tengan que adoptar posturas de trabajo inseguras. Por el momento, se trata de una idea ficticia, y la firma ha ofrecido pocos detalles más allá de que está explorando estas posibilidades y espera ponerlas en práctica "en los próximos meses", según Liebfried.

Aunque es difícil medir un retorno de la inversión preciso de los posibles proyectos de 5G, sí ha admitido que la empresa no tiene dudas de que el 5G privado es un gran paso adelante. "Nuestra capacidad de reconfigurar y cambiar elementos de nuestra operación de forma flexible en un minuto, en lugar de tener que ejecutar diferentes caídas de ethernet o Wifi, es una especie de movimiento tangible sin arrepentimiento. Es una gran oportunidad para innovar dentro de nuestras propias instalaciones de fabricación", ha apostillado.

 

Subastas CBRS

Lo que John Deere y los demás licitadores de la subasta CBRS han adquirido es, en realidad, un nuevo tipo de espectro con licencia. Cada licencia cubre 10MHz de espectro en un único condado; pero, a diferencia de la mayoría de las demás licencias de espectro, la llamada licencia de acceso prioritario (PAL) sólo da al titular prioridad sobre el tráfico sin licencia en la zona, no derechos exclusivos. Así, otros usuarios de la zona pueden seguir utilizando el espectro sin necesidad de tener una licencia, pero serán desplazados si el titular de una PAL la necesita. Así, otros usuarios de los condados donde la firma cuenta con un PAL pueden utilizar el mismo espectro, pero sólo si no interfieren con el tráfico de John Deere. La idea que subyace a este sistema es sacar el máximo partido al limitado espectro de banda media.

Craig Sutton, su director de estrategia de innovación tecnológica, ha reconocido que la disponibilidad de los PAL era una consideración crítica en los planes de actualización de las plantas del fabricante.

"El [PAL] nos permitió tener un mayor nivel de control" y, en última instancia, un acceso prioritario al espectro, en su opinión. "A medida que seguimos viendo una mayor utilización de la conectividad inalámbrica de datos, que será una infraestructura vital, necesitamos tener un control sólido de la red", ha añadido.

 

La inversión acelera la disponibilidad del 5G

La empresa gastó un total de 546 000 dólares en las licencias de los cinco condados donde se encuentran sus instalaciones de fabricación —principalmente alrededor de las Quad Cities (Rock Island, Davenport, Bettendorf y Moline), en Iowa e Illinois—, lo que le da acceso prioritario a un canal CBRS de 10MHz en esas zonas.

Operar en zonas parcialmente rurales puede haber contribuido a mantener bajo el precio de los PAL, pero también creó la necesidad de que la empresa los comprara en primer lugar, ha admitido Liebfried.

"No queríamos esperar a que el 5G se propagara de forma natural a las zonas rurales", ha argumentado. "Pensamos que estamos acelerando tres, cinco o siete años de progreso al participar en la subasta en lugar de esperar a que nos llegue".

 

 

 



Webinar 09/12/21

Revista Digital

Próximos Webinars

Be Data Ready

Communications Platform for Business

ebook shift in retail Retail

Modern Data Experience

Partnerzones IDG
Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Ya disponible en IDG Research: