Negocio | Noticias | 24 AGO 2018

Australia prohíbe a Huawei y ZTE suministrar tecnología 5G en el país

El país impide que ambos proveedores, de origen chino, provean equipos para desarrollar las futuras redes de tecnología 5G. ¿El motivo? Razones de seguridad nacional y sospechas de ciberespionaje.
prohibir
Esther Macías

La guerra fría tecnológica se expande en el ámbito anglosajón. Estados Unidos ya no es el único país en vetar la tecnología de las empresas chinas Huawei y ZTE alegando motivos de seguridad. Australia se acaba de sumar a esta postura, tal y como ha anunciado el equipo de Huawei Australia desde su cuenta en Twitter. “El Gobierno nos ha informado de que ha prohibido que Huawei y ZTE suministre tecnología 5G a Australia. Este es un resultado extremadamente decepcionante para los consumidores. Huawei es un líder mundial en 5G. Ha desplegado tecnología inalámbrica de forma segura en Australia durante casi 15 años”.

 

 

En realidad Huawei, tal y como señala el tuit, es un proveedor habitual de telecomunicaciones de las grandes operadoras australianas desde hace años. Es más, la compañía escribió recientemente a las instituciones legales del país argumentando que las preocupaciones de que sus equipos pudieran ser utilizados por el Gobierno chino para espiar estaban “mal informadas y no basadas en hechos”. A pesar de ello, dos ministros australianos (Mitch Fifield, ministro de Comunicaciones y Arte, y Scott Morrison, ministro en funciones de Interior) han señalado en un comunicado que Gobierno tomará medidas para excluir a ciertos proveedores de equipos de las redes 5G de la nación. “Las empresas que es probable que estén sujetas a instrucciones extrajudiciales de un Gobierno extranjero plantean riesgos de seguridad inaceptables”, reza el escrito que, por otro lado, no menciona explícitamente ni a Huawei ni a ZTE.

Aunque en numerosas ocasiones Huawei ha insistido en que es una empresa privada fuera de la órbita del Gobierno chino, la realidad es que Estados Unidos sigue insistiendo en no utilizar su tecnología. Sin ir más lejos, el pasado mes de mayo el Pentágono prohibía la venta de teléfonos Huawei y ZTE en las bases militares del país en todo el mundo. No hay que olvidar que Huawei proporciona tanto equipos de comunicaciones para operadoras como equipos informáticos para empresas de todo tipo (servidores, equipos de almacenamiento, etc.) y que es uno de los grandes jugadores en el terreno de los smartphones de primer nivel.

La cruzada contra ZTE no se queda a la zaga. La asiática ha estado a punto de quebrar este año después de que el Departamento de Comercio de los Estados Unidos prohibiera a las empresas estadounidenses vender componentes a la empresa. Aunque finalmente, el pasado mes de julio, Estados Unidos anunciaba que la empresa podría retomar su actividad comercial a cambio de una serie de medidas.

Otra compañía afectada por la prohibición de su tecnología por fines políticos es la rusa Kaspersky. En septiembre de 2017 el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos decidió eliminar todos los productos de la compañía que ya estaban siendo utilizados en las agencias gubernamentales del país. La compañía especializada en soluciones de seguridad interpuso entonces un recurso de apelación contra las autoridades americanas que alegaron supuestos lazos entre la empresa y la inteligencia rusa para prohibir sus productos tras una trama de espionaje que involucró al Kremlin, con el hackeo del sistema electoral de las pasadas elecciones que llevaron a Donald Trump a la Casa Blanca.


 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios