Negocio | Noticias | 19 JUL 2018

Bruselas da 90 días a Google para cambiar la gestión de Android

Tags: Google
Si todo sale adelante tal y como pretende la Comisión Europea, los fabricantes tendrán más libertad para negociar con otras empresas como Microsoft, Facebok o Amazon que guardan al acecho.
google
Cristina Cueto García

Pese a no ser la primera multa que recibe Google por sus gestiones parece que esta va más en serio. Desde Bruselas han avisado a la multinacional tecnológica que dispone de 90 días para modificar su política de contratos de licencia Android y ofrecer así a los fabricantes la posibilidad de elegir otros sistemas operativos. 

Desde Google defienden sus acciones alegando que "Android ofrece más opciones, que no las restringe", y han avisado que van a recurrir la sanción.

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, ha avisado a Google de que disponen de 90 días para cesar el uso de Android tal y como viene haciendo. "Hoy en día, el internet móvil representa más de la mitad del tráfico mundial de internet. Ha cambiado la vida de millones de europeos. El asunto que nos ocupa se refiere a tres tipos de restricciones que ha impuesto Google a los fabricantes de dispositivos Android y a los operadores de redes para asegurarse de que el tráfico en los dispositivos Android se dirige al motor de búsqueda Google. De esta forma, Google ha utilizado Android como vehículo para consolidar el dominio de su motor de búsqueda. Estas prácticas han privado a sus competidores de la posibilidad de innovar y competir en función de sus méritos. Han impedido a los consumidores europeos beneficiarse de una competencia efectiva en un ámbito tan importante como el móvil. Esto es ilegal con arreglo a las normas de defensa de la competencia de la UE." explicaba Vestager.

Los tres puntosson: por un lado la condición ilegal, según la Comisión, de obligar a los fabricantes a instalar dos apps concretas como eran Google Chrome y la barra de búsqueda Google. Con esto Google se aseguraba que de base más de 2.000 millones de usuarios utilizaran sus servicios. En segundo lugar, y como consecuencia de la primera, los fabricantes no podían instalar ajustes o apps de un buscador de la competencia. Por último los desarrolladores no podían crear versiones alternativas de Android que no incluyera las condiciones anteriores.

Esta sanción, aparte de ser la más importante de la historia en lo que a cifras se refiere con una multa que alcanza los 4.343 millones de euros, supone una importante amenaza para Google, que se verá obligado a cambiar su política o no podrá tener presencia en el Viejo Continente, cuyo negocio representa el 44% de la facturación total.

Según lo estipulado, Google deberá depositar una garantía en no más de tres meses, no obstante el abono total no se realizará hasta que se tome una decisión definitiva, pues la compañía tecnológica ya ha puesto a sus abogados a trabajar para apelar la sanción.

Si todo sale adelante tal y como pretende la Comisión Europea, los fabricantes tendrán más libertad para negociar con otras empresas como Microsoft, Facebok o Amazon que aguardan al acecho.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios