Negocio | Noticias | 10 JUL 2018

CaixaBank vende electrónica en tiendas físicas, ¿riesgo o acierto?

Tags: Banca Retail
CaixaBank anunció hace algo más de una semana su intención de abrir una red de tiendas de electrónica. La primera de ellas ya está abierta en la comercial calle Marqués de Larios, en Málaga.
retail tienda caixabank
Nerea Bilbao

Family Store, el concepto tras la tienda física que impulsa el banco, quiere posicionarse como un distribuidor de aparatos electrónicos y electrodomésticos en España. La propuesta de venta de dispositivos electrónicos se sale del negocio nuclear de la compañía financiera, aunque CaixaBank completará el ciclo de venta con la oferta de planes de compra a plazos y seguros.

La idea de vender productos no financieros y por tanto, de diversificar el negocio, ya ha sido interpretada como una amenaza para la FECE. La Federación Española de Comerciantes de Electrodomésticos ha mostrado su malestar ante la iniciativa. La Federación, que agrupa 6.000 puntos de venta, ha emitido un comunicado en el que muestra un “profundo rechazo del sector a la posibilidad de que un banco se convierta en un competidor más”. Ha sugerido además con no renovar su acuerdo con la entidad para financiar a sus asociados con condiciones preferentes.

Para Alberto Bellé, analista de Delfos Research, la apuesta de CaixaBank es “de partida, arriesgada”. Advierte de que si bien los bancos se están viendo obligados a reinventar su modelo de oficinas (en el caso de CaixaBank más de 4.800), hay fórmulas, como la propuesta, que pueden suponer un riesgo.

“Si la estrategia es convertirse en un distribuidor de electrónica de consumo es una iniciativa con muchos más riesgos que beneficios”, advierte. No obstante, si lo que el banco busca es “un perfil de clientes con poder adquisitivo y de perfil más tecnológico” considera que puede ser interesante experimentar con la idea.

Bellé cree que abrir una red de tiendas de electrónica y electrodomésticos supone entrar en “un sector muy competido, erosionado en precio” donde le será difícil competir en variedad con grandes cadenas. Además, podrá crear “un antagonismo con los que eran sus clientes de retail”, que en última instancia, podrán irse a la competencia a buscar financiación.

“Este negocio requiere controlar muy bien la cadena de distribución y logística y saber jugar con los precios y márgenes, así como gestionar muchos servicios”, explica. Y todo esto, sigue, está “muy alejado” del negocio financiero donde se desenvuelve CaixaBank.

La clave, la experiencia

Claro que la estrategia de la compañía no tiene necesariamente que estar mal encaminada. Si CaixaBank utiliza los emplazamientos físicos para ofrecer experiencias (con charlas, demos y eventos especiales) para atraer sobre todo a un público más joven, la idea puede ser un gran acierto, observa el experto.

Si esto ocurre y la iniciativa escala, el reto será otro: ver cómo integrar un negocio de distribución en su modelo de negocio bancario.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios