Negocio | Noticias | 17 AGO 2018

Cientos de empleados de Google, en contra de que el buscador acepte la censura china

La compañía estaba diseñando un buscador, denominado Libélula, para entrar en el mercado del país. Esta aceptaría las normas más estrictas de la censura china, como por ejemplo el bloqueo de términos de búsqueda como derechos humanos o religión.
Google contra el terrorismo
Redacción

 

Si hace más de un lustro las grandes redes sociales y buscadores de Internet se dieron por vencido en sus intentos por introducir sus servicios en China debido a las leyes de censura del país asiático, ahora han vuelto a la carga para lograr abir mercado en una geografía que puede ser una mina de oro. Por ejemplo, Facebook ya ha creado una filial en el territorio y pretende abrir un centro de innovación para apoyar a los desarrolladores, innovadores y nuevas empresas tecnológicas locales como primeros pasos para tratar de acabar introduciendo sus herramientas. Y, Google, que también tiene su propio laboratorio de inteligencia artificial, ha sacado en el territorio varias aplicaciones en los últimos meses, incluida una de gestión de juegos y archivos de dibujos animados.

Pero, la compañía quiere ir un poco más allá y ya estaba diseñando la llegada de un buscador, denominado Libélula, que acatase con las normas más estrictas de la censura china, como por ejemplo el bloqueo de términos de búsqueda como derechos humanos o religión. Un deseo que ha chocado con los pensamientos de cientos de empleados de la multinacional, que ya han dirigido un escrito a los directivos posicionándose en contra del proyecto, según la BBC.

Los trabajadores aseguran que la estrategia plantea “cuestiones morales y éticas urgentes” y han instado a la firma a ser más “transparente”. Los firmantes temen que Google haya estado trabajando inconscientemente en tecnología que ayudará a China a reprimir la libertad de expresión. “Necesitamos urgentemente más transparencia y un compromiso con procesos claros y abiertos: los empleados de Google necesitamos saber qué estamos construyendo”, reza la carta.  La organización, que nunca ha hablado públicamente sobre los planes, se ha negado a hacer comentario alguno.

No es la primera vez que la fuerza de trabajo del buscador más famoso del mundo se pronuncia en contra de las decisiones de la compañía. En abril, miles de personas criticaron su trabajo en un programa militar de los Estados Unidos que desarrolla inteligencia artificial para drones. Un programa que consiguieron cancelar.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios