Negocio | Noticias | 26 OCT 2020

DigitalES exige un sistema tributario que no penalice al sector ‘telco’ español

En España, las empresas de telecomunicaciones soportan una carga fiscal de casi el 7% en relación con el volumen de operaciones que generan, un porcentaje muy superior al de sus homólogas en Francia, Italia, Reino Unido y Alemania, según concluye un informe elaborado por EY para la patronal.
tax google
Redacción

El entorno fiscal en el que operan las compañías de telecomunicaciones en España es, en palabras de Eduardo Serra, presidente de DigitalES, la asociación que agrupa a las principales operadoras y empresas del sector, “discriminatorio y desproporcionado”. Un sistema que provoca que las inversiones que estas compañías precisan realizar se vean “lastradas” lo que dificulta la competitividad de estas empresas, que son un claro motor para la economía, como se ha puesto de manifiesto durante la pandemia, en la que la actividad digital se ha incrementado considerablemente con el uso masivo de las redes.

Serra defiende que el sector “se encuentra en clara asimetría respecto a otros y tiene derecho a operar en un escenario en el que se mantengan unas mismas reglas de juego para todos, con una fiscalidad que no dañe el desarrollo digital del país, eje fundamental de la recuperación que proponen desde Europa y el Gobierno de España”. Y lo hace con datos en la mano, los que se reflejan en un informe encargado por la patronal a la consultora EY (La fiscalidad del sector de las telecomunicaciones), que concluye que la carga fiscal que soportan las empresas del mundo de las telecomunicaciones en España, en relación con el volumen de operaciones generado, alcanza el 6,7%, un porcentaje mucho más elevado que la media europea y que países del entorno como Francia, Italia, Reino Unido y Alemania.

El informe compara cómo mientras que el sector de telecomunicaciones español (cuya aportación al PIB entre 2010 y 2018 fue del 3,17%) en 2018 realizó un esfuerzo fiscal del 6,61%, el sector telco en Francia (que aportó 3,25%) realizó un esfuerzo fiscal del 4,15%. Ocurre igual con los sectores telco en Italia, Reino Unido y Alemania, cuyo esfuerzo impositivo en 2018 ascendió a un 1,93%, un 2,76% y un 2,96%, respectivamente.

Tal y como se desprende del informe, España no solo tiene los tipos más elevados en la mayoría de los conceptos impositivos, sino que es el país de los analizados que tiene un mayor número de figuras impositivas. Por todo ello, el nivel de ganancias medias equivalentes de las compañías del sector es del 0,92% del PIB para el periodo 2010-2019, un porcentaje por debajo de la media europea (1,05%) y del resto de países objeto de estudio. 

Entre los tributos específicos del sector se encuentran la tasa general de operadores, la tasa por numeración, direccionamiento y denominación, la tasa por reserva del dominio radioeléctrico y la financiación de RTVE (una tasa que solo tienen en la UE España y Francia y que para las empresas de telecomunicaciones de nuestro país supuso un desembolso de 962 millones de euros entre 2012 y 2019) y la tributación local específica. Aunque también le afectan otros impuestos como el de transmisiones patrimoniales y otras tasas autonómicas sobre determinadas actividades que inciden en el medio ambiente, el impuesto de sociedades, el de valor añadido (IVA) y el último que ha sido aprobado por el Gobierno español, el impuesto sobre determinados servicios digitales

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios