Negocio | Noticias | 07 FEB 2020

El combinado de Ingenico y Worldline, ¿un gigante a la altura?

La competencia estadounidense es muy feroz pero desde Worldline confían en que su última adquisición, la mayor del año hasta ahora en Europa, le ayude a generar unos ingresos anuales de unos 5.300 millones de euros.
pago digital
Redacción

La adquisición por parte de Worldline SA de su rival Ingenico Group SA por 7.800 millones de euros creará un gigante europeo de los pagos, no obstante, este combinado puede que no ser lo suficientemente grande como para enfrentarse globalmente a su sustancial y veloz competencia estadounidense. Entre esa competencia se encuentran compañías como Apple Inc, Amazon.com Inc o Paypal.Inc que están expandiendo rápidamente sus productos de pago en todo el mundo. 

No obstante, desde Worldline confían en que su última adquisición, la mayor del año hasta ahora en Europa, le ayude a generar unos ingresos anuales de unos 5.300 millones de euros. Y, con la compra de Ingenico, también toma una compañía que durante años ha luchado por pivotar desde las operaciones heredadas de captura de transacciones en nombre de las compañías de tarjetas de crédito en las tiendas, hacia áreas como las compras en línea.

"Si bien las adquisiciones ciertamente nos permiten adquirir nuevas soluciones innovadoras y talento para fortalecer nuestras filas, también aumentan significativamente nuestra fuerza en la innovación", explicó a Bloomberg Gilles Grapinet, director ejecutivo de la compañía, que además agregó que la empresa planeaba seguir siendo "una fuerza motriz" detrás de la consolidación de la industria en el continente.

La industria mundial de pagos puede alcanzar 2,7 billones de dólares al año en ingresos para 2023, según una investigación de McKinsey, y se reparte entre aquellos que ayudan a conectar a los consumidores, los comerciantes y los bancos. Worldline ya es un líder europeo en muchas de esas áreas y la fusión con Ingenico le colocará por encima de la alemana Wirecard AG en términos de valor de mercado, sólo por detrás de la holandesa Adyen AG.

"La presencia de una importante firma europea de pagos entre los gigantes de EE.UU. ayudará a acelerar la consolidación en curso en el continente", dijo Martina Weimert, Socia de la Práctica de Servicios Financieros de Oliver Wyman. En el lado opuesto está la opinión de Jonathan Simnett, director de la firma de asesoría en fusiones y adquisiciones tecnológicas Hampleton Partners, quien describió el acuerdo de Ingenico y Wirecard como "defensivo". "Seguirán bajo presión a medida que los hábitos de compra sigan cambiando y más transacciones se muevan en línea" comentó. "Deben moverse muy rápido para seguir siendo relevantes".

Para saber si Worldline puede hacerlo y cómo puede hacerlo hay que fijarse en la observación de su lealtad hacia los viejos negocios, tanto de los propios como de los de los objetivos de sus tratos. Como puede ser el caso de la revisión estratégica para el negocio legado de Ingenico de terminales deja "opciones abiertas" para esa unidad, dijo Grapinet a los periodistas el lunes.

Al igual que sus rivales estadounidenses, Worldline también está tratando de encontrar nuevas empresas que puedan mantenerla ágil. Ya el año pasado ayudó a crear una incubadora de fintech centrada en los pagos electrónicos, y se asoció con los servicios financieros criptográficos suizos Bitcoin Suisse para obtener una huella en los servicios de pago en criptografía. "Todo el mundo está bajo presión competitiva, todo el mundo está tratando de agarrar más de un mercado en declive", dijo Simnett. "Esperen que se formen jugadores más grandes, veremos más consolidación".



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios