Negocio | Noticias | 12 NOV 2019

El “impulso digital” se cuela en el acuerdo de Sánchez e Iglesias

De forma muy somera y breve. Pero el concepto de ‘lo digital’ aparece en una de las líneas del acuerdo firmado hoy por los líderes del PSOE y Unidas Podemos para conformar el que –si finalmente sale apoyado en el Parlamento– sería el primer Gobierno de coalición progresista de la democracia.
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.
Redacción

Facilitar desde la Administración las bases para la creación de riqueza, bienestar y empleo, así como el impulso digital”. Esta es una de las 10 medidas que han firmado hoy los líderes del PSOE y Unidas Podemos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, respectivamente, para crear un Gobierno de coalición en el que el primero se mantendría como presidente y el segundo asumiría la vicepresidencia siempre y cuando, eso sí, obtengan los respaldos parlamentarios necesarios. 

Un “impulso” al que se refería hoy también Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, en el III Congreso de Industria Conectada 4.0 celebrado en Madrid, apuntando que el fomento de la digitalización de la economía “será uno de los ejes principales de la nueva legislatura”. La ministra mencionó precisamente en el evento “la necesidad de formación en competencias digitales para abordar de manera global los desafíos de la transformación digital de la industria y de la sociedad”.

Apostar por la ciencia como motor de innovación económica y dignificar las condiciones de trabajo del sector” y “recuperar talento emigrado” son otras medidas que aparecen en el escrito firmado por Sánchez e Iglesias y que afectan también al ámbito tecnológico.

Ya en el terreno impositivo el acuerdo entre PSOE y UP cita el concepto de “justicia fiscal”. No desarrolla más, pero es sabido que la intención del PSOE pasa por gravar a los grandes gigantes digitales, en línea con las medidas anunciadas también en el seno de la Unión Europea, que se ha fijado finales de 2020 como fecha límite si no se produce previamente un acuerdo a nivel de OCDE.

Fue en enero cuando el consejo de ministros del actual Gobierno en funciones aprobó el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, que es como se denomina oficialmente esta ‘tasa digital’ y que grava con un 3% los servicios de publicidad en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos y que afectará a las compañías que obtengan 750 millones de facturación a nivel global y 3 millones en España.

 

Demandas de la industria TIC

Desde una de las principales asociaciones del sector tecnológico en España como es DigitalES apuntan que la referencia que se hace a la transformación digital en el acuerdo entre PSOE y UP esurgente pero imprecisa”. Según su directora general, Alicia Richart, “es necesario avanzar en un asunto que afecta al futuro de la economía y del empleo de manera trascendental, y que está transformando las sociedades modernas”. 

En la patronal creen que los desafíos del nuevo Gobierno pasan, entre otros, por asegurar una estabilidad política y regulatoria, que permita e impulse las inversiones en las infraestructuras que exige el desarrollo del 5G, el cumplimiento y adaptación de la normativa comunitaria, la preparación del talento digital, la gestión del mercado laboral teniendo en cuenta los requisitos de empleo del futuro, y el establecimiento de una regulación que respete el principio de mismos servicios, mismas reglas para todos los actores.

La otra principal asociación de la industria tecnológica del panorama nacional, Ametic, instaba también antes de las últimas elecciones a los partidos políticos a apostar por la digitalización de España. Lo que la asociación persigue es que el proyecto digital sea una de las prioridades del futuro Gobierno. En este sentido, la patronal lleva tiempo pidiendo que se cree una Vicepresidencia Digital para impulsar la innovación y la reindustrialización de España a través de la digitalización, propuesta que el propio Sánchez prometió estudiar.

En palabras de Pedro Mier, presidente de Ametic, “el proyecto digital debe ser una de las prioridades del futuro Gobierno y debe contar con el liderazgo al máximo nivel del Ejecutivo. Desde Ametic defendemos que el momento de la reindustrialización digital es ahora. Si queremos que España se posicione en la élite de los países más avanzados tecnológicamente de la Unión Europea, necesitamos acciones concretas que impulsen el sector de las tecnologías digitales –el que más contribuye a la creación de empleo y riqueza–”. 

Según Mier, “además de ser usuarios de la revolución digital, debemos aspirar a ser actores y, para ello, tenemos que desarrollar y dominar las nuevas tecnologías habilitadoras (microelectrónica, inteligencia artificial, data analytics, cloud, ciberseguridad, robótica…). Estamos ante una gran oportunidad, que queremos abordar desde una apuesta de país que aúne todas las fuerzas tecnológicas, políticas, económicas y sociales”.

 

La política fiscal, centro de las preocupaciones de las patronales

Tanto desde Ametic como desde DigitalES abogan por establecer una regulación fiscal para la era digital cuando así se determine en la OCDE, nunca antes. Al juicio de Ametic, si un país aplica esta tasa de forma unilateral se verá perjudicado tanto en su posición digital como en el terreno de la innovación. Una regulación igual en todos los países evitaría la fragmentación del sistema impositivo global y la creación de ineficiencias de mercado, apuntan desde Ametic.

Desde DigitalES temen, además, que un acuerdo PSOE-Podemos pueda traer como consecuencia una subida impositiva generalizada, que implicaría una pérdida de competitividad para las empresas y de interés para inversores. “En un momento donde es necesario un esfuerzo inversor considerable para las empresas del sector, precisamos de una política fiscal que no penalice el despliegue tecnológico necesario para el desarrollo de una economía moderna”, señala Richart.

El nuevo Ejecutivo “debe afrontar urgentemente los retos para lograr que la economía española crezca de la mano de la digitalización de las empresas, teniendo en consideración que es imperativo recuperar el tiempo perdido en los últimos meses”.

 


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios