Cloud Computing

El Pentágono volverá a licitar JEDI, su proyecto de computación en la nube

El proyecto, que fue adjudicado a Microsoft durante la Administración Trump, se cancela de momento y volverá a ser licitado para que entren nuevos jugadores como AWS y otras empresas de 'cloud'.

Pentágono
Créditos: David B. Gleason

Giro de estrategia en los planes de impulso de la infraestructura cloud del Pentágono. El proyecto de computación en la nube del Departamento de Defensa de Estados Unidos, llamado JEDI (Joint Enterprise Defense Infrastructure Cloud), que estaba presupuestado en hasta 10.000 millones de dólares y formaba parte de una modernización digital más amplia de la entidad que persigue que esta sea una organización tecnológicamente más ágil, acaba de cancelarse y se volverá a licitar para dar entrada a otros jugadores

El proyecto había sido ya adjudicado en exclusiva a Microsoft en octubre de 2019 cuando Donald Trump estaba en el Gobierno, pero se quedó en suspenso después de que Amazon Web Services (AWS), el mayor proveedor de nube del mundo y gran rival de la firma de Redmond, presentara una demanda señalando que el entonces presidente de Estados Unidos había ejercido presiones indebidas sobre los funcionarios militares para alejar el contrato de esta compañía.

El contrato adjudicado a Microsoft, de cinco años de duración, consistía en que la tecnológica prestara servicios empresariales de nube para el Departamento de Defensa, la Guardia Costera y los servicios de inteligencia de Estados Unidos. 

Desde AWS se han mostrado satisfechos con la cancelación del contrato, asegurando, según informaciones de Reuters, que la adjudicación inicial “no se basó en los méritos de las propuestas y, en cambio, fue el resultado de una influencia externa que no tiene lugar en la contratación pública”. Es más, la compañía espera “seguir apoyando los esfuerzos de modernización del Departamento de Defensa y construir soluciones que ayuden a cumplir sus misiones críticas”.

 

JEDI se repartirá entre varias empresas de nube

Esta cancelación no significa que Microsoft se quede finalmente fuera del acuerdo. De hecho, al contrario que la estrategia elegida por el Gobierno de Trump, que solo quería adjudicar el proyecto a una sola empresa, la Administración Biden ha comunicado que probablemente reparta el contrato entre varias. Las aspirantes a entrar en este contrato son, además de Microsoft y AWS, otros grandes jugadores del mercado cloud como Oracle, Google (de Alphabet) e IBM. Tanto desde Google como IBM aseguraron ayer estar interesadas en trabajar con el gobierno federal, pero no confirmaron si entrarían en el proceso de licitación, como informa Reuters.

Más allá de su valor económico, los proveedores de cloud están interesados en este contrato por el prestigio que les aportaría gestionar la infraestructura de los organismos de Defensa de los Estados Unidos. Hasta ahora, el sector público y en particular las áreas de Defensa, no han sido muy proclives a apostar por llevar su infraestructura tecnológica a un modelo cloud alegando temas de ciberseguridad. Por tanto, este contrato dará un espaldarazo a la tecnología cloud y a los jugadores que estén implicados finalmente.

Se espera que el Pentágono realice las primeras adjudicaciones en abril de 2022.

 


Revista Digital

Revista Digital CW julio/agosto

Webinar Ondemand

Modern Data Experience

Communications Platform for Business

Marketing digital Tendencias
Partnerzones IDG
Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Ya disponible en IDG Research: