Unión Europea
Amazon

El Tribunal General de la UE falla a favor de Amazon en su pugna con la Comisión

La ‘big tech’ no tendrá que pagar los 250 millones de euros en impuestos atrasados a Luxemburgo, como le exigía la Comisión Europea. Margrethe Vestager, comisaria de Competencia, recuerda que “todas las empresas deben pagar su parte justa de impuestos”, aunque afirma que la institución estudiará la sentencia y reflexionará sobre los próximos pasos a dar.

amazon

La Comisión no ha demostrado con el nivel jurídico requerido que se haya producido una reducción indebida de la carga fiscal de una filial europea del grupo Amazon”. Con estos términos los jueces del Tribunal General de la UE, con sede en Luxemburgo, han tumbado la orden realizada por la Comisión Europea en 2017 para que el gigante tecnológico abonara unos 250 millones de euros en impuestos atrasados a Luxemburgo. La Comisión alegó entonces que Luxemburgo había dado un trato al minorista online estadounidense un trato especial y había violado las normas sobre ayudas estatales.

Todas las empresas deben pagar su parte justa de impuestos. Las ventajas fiscales concedidas sólo a determinadas empresas multinacionales perjudican la competencia leal en la UE”, ha señalado Margrethe Vestager, comisaria europea de Competencia, asegurando que estas prácticas “privan al erario público y a los ciudadanos europeos de fondos para las inversiones tan necesarias para recuperarse de la crisis del coronavirus”. No obstante, ha añadido: “Estudiaremos detenidamente la sentencia y reflexionaremos sobre los posibles próximos pasos”.

En un comunicado, Amazon se ha mostrado satisfecha con la sentencia y ha apuntado que está en línea con su “posición de siempre de haber seguido todas las leyes aplicables y de que Amazon no ha recibido ningún trato especial”.

El pasado año la Comisión Europea también perdió contra Apple, compañía a la que había impugnado una orden de pagar 13.000 millones de euros en impuestos atrasados en Irlanda. Tanto Amazon como Apple estaban en el punto de mira de Vestager en una campaña para acabar con los acuerdos fiscales utilizados por Estados de la UE como Irlanda, Luxemburgo y los Países Bajos para atraer a las grandes empresas. La Comisión considera que estos acuerdos son injustos.

De hecho, como señala Vestager en un comunicado, “la Comisión está utilizando todas las herramientas a su disposición para luchar contra las prácticas fiscales desleales. La aplicación de las ayudas estatales va de la mano de la acción legislativa de la UE para abordar las lagunas y garantizar la transparencia en materia fiscal. Estamos cerca de lograr un acuerdo global histórico sobre la reforma del marco internacional del impuesto de sociedades”. 

Añade, además, que la Comisión está presentando una propuesta de tasa digital, para que las empresas que se benefician del mercado único digital contribuyan de forma justa al presupuesto de la UE. “Tenemos que aprovechar el impulso para avanzar hacia una fiscalidad justa a todos los niveles”.

De momento, Vestager ha conseguido que Bélgica, Irlanda, Luxemburgo y los Países Bajos cambien sus prácticas de resolución fiscal, y ha impulsado a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) a buscar un acuerdo global sobre cómo se gravan las empresas multinacionales. La OCDE indicó la semana pasada que las posibilidades de un acuerdo global nunca habían sido mayores.

 



Revista Digital

Revista Digital junio

Próximo Webinar

Contenido Destacado

Entrevistas

Accelerate Digital Now

Be Data Ready

Modern Data Experience

ciberseguridad Protección de Datos

Communications Platform for Business

Partnerzones IDG
Especiales IDG:
Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Ya disponible en IDG Research: