Negocio | Noticias | 12 FEB 2020

"Era nuestra primera vez en el MWC, hubiésemos tenido una repercusión enorme"

Tags: MWC
El fabricante chino de dispositivos móviles Umidigi ha decidido, como tantas otras firmas, no participar en el MWC por el brote de coronavirus. Con la particularidad y la sensación de haber perdido el que podría haber sido su gran despegue internacional en el mercado.
Barcelona
M. M.

 

Umidigi ha dejado pasar una oportunidad histórica. El fabricante chino de dispositivos móviles iba a tener, por primera vez en su trayectoria, su propio espacio de exposición en el Mobile World Congress 2020 (MWC). Sin embargo, la crisis del coronavirus, del que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró ayer que “ya es el enemigo público número uno del mundo por delante del terrorismo”, les ha obligado a desechar su participación. “Nos hemos preparado durante meses y lamentamos no poder asistir porque hubiésemos tenido una repercusión enorme”, explica Bruno Martins, directivo de la firma, a ComputerWorld. “Estamos tristes, pero esperamos poder volver el año que viene”. Con estas palabras se lamenta por no poder acudir “al evento mundial más importante dentro del sector de las telecomunicaciones”. “Se trata de una de las ferias tecnológicas primordiales para que una empresa como Umidigi pueda compartir sus trabajos y mostrar sus ofertas y servicios”.

La decisión de no concurrir en el MWC, cuenta Martins, se fraguó tras recibir un correo electrónico de la GSMA, entidad organizadora del evento, el pasado lunes 10 de febrero. En él decía que todos los asistentes procedentes de China debían demostrar que habían estado fuera del país por lo menos 14 días antes de la celebración del congreso. “Nos dimos cuenta de que tendríamos que haber emprendido el viaje a Barcelona ese mismo día, con lo cual hubiésemos tenido muy poco tiempo para hacer gestiones y reorganizar la logística”. No obstante, el directivo cree que la GSMA está actuando de la mejor manera y confía en que “toma y tomará las mejores decisiones para garantizar la calidad, la seguridad y la buena gestión del evento ante todas las empresas, visitantes y trabajadores”.

 

"Hemos perdido visibilidad, reuniones y la probabilidad de generar más socios y clientes" 

Los costes que se pueden derivar de una posible cancelación del MWC, que estará en vilo hasta que el viernes se reúna la GSMA para tomar una decisión, pueden ser prácticamente incalculables para organizadores, Generalitat de Catalunya y Ayuntamiento de Barcelona. También para la compañía china, que aunque no habla de cifras concretas, sí habla de un fuerte impacto por los gastos asociados a la logística y a los trabajos realizados durante meses por los diferentes departamentos y que “ahora no se pueden reproducir”. Pero, seguramente lo que más duele es “la visibilidad perdida en los medios de comunicación internacionales, con los agentes de la industria y la cancelación de las reuniones prometidas con nuestros distribuidores internacionales”. También se apenan por la “fuerte” probabilidad de generar más socios y clientes.

Para paliar el contratiempo, Martins prevé que su compañía presentará las novedades que iba a llevar al evento a lo largo del año y por la vía online, que es la idiosincrasia de la firma. “Es muy importante que se sepa que se pueden continuar comprando productos a China y a cualquier otro territorio, no hay peligro logístico de contaminación”. Además, concluye: “Queremos lanzar el mensaje de que todos los miembros de Umidigi estamos en buen estado físico de salud y seguridad. Trabajamos desde casa, por las medidas de cuarentena, pero nos encontramos bien”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios