Legislación
Tasa Google
España
Estados Unidos

España sella un acuerdo con Estados Unidos para seguir aplicando la 'tasa Google' hasta 2023

Firma junto a Francia, Italia, Austria, Reino Unido, países que también habían aprobado de forma unilateral tasas digitales, un acuerdo con Estados Unidos para mantener dichos impuestos hasta que en 2023, cuando todos adoptarán la solución multilateral propuesta en octubre por la OCDE y el G20.

Acuerdo
Scott Graham (Unsplash)

La tensión que mantenían desde hace meses algunos países europeos y Estados Unidos por la aplicación de impuestos digitales que afectan, sobre todo, a las grandes tecnológicas norteamericanas empieza a aflojar. Ayer, España, Francia, Italia, Austria y Reino Unido, países que habían aprobado de forma unilateral tasas digitales en sus respectivos marcos nacionales, acordaron con Estados Unidos dejar de aplicar estos impuestos cuando entre en vigor en 2023 el nuevo marco impositivo internacional propuesto por la OCDE y el G20. En contrapartida, Estados Unidos pondrá fin las medidas comerciales que adoptó como respuesta a la tributación digital de dichos países.

Fue el pasado 8 de octubre cuando 136 países del Marco Inclusivo OCDE/G20, que representan un 94% del PIB mundial, alcanzaron un acuerdo histórico sobre un paquete de dos pilares para la reforma del marco fiscal internacional, que entrará en vigor en 2023. Este actualiza los aspectos clave del sistema fiscal internacional, que es centenario y no está adaptado a la economía globalizada y digitalizada del siglo XXI. Uno es garantizar que haya una distribución más justa de los beneficios y los derechos tributarios entre los países con respecto a las empresas multinacionales más grandes, incluidas las digitales. Con el nuevo escenario se reasignarán algunos derechos tributarios sobre las multinacionales y se trasladarán de sus países de origen a los países de mercado en los que desempeñan sus actividades comerciales y obtienen beneficios, sin importar si tienen o no una presencia física en ellos. Se estima que cada año se reasignarán a jurisdicciones de mercado los derechos tributarios sobre más de 100.000 millones de dólares de beneficios.

El segundo pilar del acuerdo es el establecimiento de una base mínima a la competencia fiscal en materia de impuestos sobre la renta de las empresas, mediante la puesta en marcha de una tasa mínima a nivel mundial del 15% que los países podrán utilizar para proteger sus bases impositivas. Desde la OCDE estiman que esta tasa mínima aportará cada año cerca de 150.000 millones de dólares en ingresos fiscales adicionales a escala mundial. 

El secretario general de la OCDE, Angel Gurría, apremiaba entonces a lograr una solución mundial consensuada en materia de fiscalidad: “Es imprescindible que completemos este trabajo. Si no lo hacemos, se corre el riesgo de que las guerras de impuestos se transformen en guerras comerciales en un momento en el que la economía mundial ya se está resintiendo considerablemente”.

España adoptó la llamada ‘tasa digital’ o ‘tasa Google’ el pasado mes de enero. El Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales, que es como se denomina formalmente, fue aprobado a finales de 2020 y está pensado justo para compensar la baja tributación de los gigantes tecnológicos en el país.

 


Revista Digital

Próximos Webinars

Be Data Ready

Communications Platform for Business

ebook shift in retail Retail

Modern Data Experience

Partnerzones IDG
Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Ya disponible en IDG Research: