Negocio | Noticias | 12 ENE 2018

Gestión de crisis en la era digital

Me sorprende como en la era de la sociedad de la información, con todas las herramientas y vías de comunicación que tenemos a nuestra disposición, las grandes compañías vuelven a pecar a la hora de gestionar un estado de crisis.
Empleado movilidad cafe
Alfonso Casas

Ayer mismo dábamos desde nuestra publicación Computerworld la exclusiva de que Intel Iberia cesaba a su máximo responsable en nuestro país, Carlos Clerencia, lo que ha producido en mí la necesidad de compartir algunas reflexiones. Más allá de la profesionalidad y el buen hacer de la mayoría de los directivos, y del papel que desempeñan en las filiales de cada país, me entristece comprobar como grandes compañías tradicionales como a la que me estoy refiriendo, líderes en su sector, abordan los estados de crisis. Es evidente que nadie nace aprendido, pero son muchos años en el mercado como para haber tomado nota de la forma en la que deben hacerse bien las cosas.

Casualidad o no, la compañía afirma que se trata de una reestructuración que está llevando a cabo a nivel mundial desde finales del mes pasado, antes de que saliera a la luz el caso de los fallos de seguridad de sus chip. No obstante, la compañía era consciente de lo que se le venía encima, puesto que trabajaba con sus socios tecnológicos desde meses atrás en una resolución al problema, y a pesar de ello, aplica los ajustes y recortes que considera necesarios en lugar de tratar de gestionar la crisis de una manera más transparente, informando a los medios de comunicación de cada país, y atendiendo y concediendo entrevistas de sus responsables que aclaren la situación y en lo que se está trabajando. Es verdad que Intel ha habilitado una web internacional con información dedicada al problema, pero los medios de comunicación siempre buscamos respuestas a nuestras preguntas, mayor transparencia más allá de las declaraciones oficiales que llegan desde la sede internacional.

Quería terminar esta reflexión de manera positiva y no dirigiendo todos mis ataques única y exclusivamente a esta gran multinacional, que espero se conviertan en positivos. En líneas generales, el gremio de periodistas nos topamos, más de lo que desearíamos, con el mismo problema al tratar de conseguir declaraciones y respuestas en épocas de crisis. La respuesta por parte del resto de fabricantes, también afectados por el denominado “chipgate” como AMD o ARM, no ha sido diferente. Estas grandes compañías que de por sí disponen de los medios justos a nivel local para atender a sus clientes, a la hora de la verdad, dejan en manos de las agencias de comunicación contratadas el elemento clave para gestionar cualquier crisis, trasladando a un segundo plano la importancia que tiene la comunicación en la actual era de la sociedad de la información. No olvidemos que el sector tecnológico es el que lleva más tiempo hablando de la necesaria transformación digital de las organizaciones si quieren sobrevivir a todo lo que está por llegar. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios