Negocio | Noticias | 19 OCT 2020

HP, cinco años de la escisión que cambió el sector TI

Tags: HPE HP Negocio
La división de HP en dos compañías ha marcado la pauta de la tendencia de la especialización en el mercado tecnológico en, lo que puede ser, el inicio del final del camino para los grandes jugadores que intentan abarcar toda la oferta de la industria. Recorremos la historia de una escisión forzada por el discurso de los acontecimientos en el sector.
HP Discover 2016 - Meg Whitman
M. M.

En noviembre se cumple un lustro desde que HP se escindiera en dos compañías; por un parte Hewlett-Packard Enterprise (HPE) se hacía cargo de los negocios de infraestructura, software y servicios -que con el paso de los años ha ido desmembrando y perfilando-; y por otro, los segmentos de impresión y PC seguían vigentes bajo la misma marca (HP). De este modo, y con más de 70 años de historia en esos momentos,y que se inició en un garaje en California (Estados Unidos), daba comienzo una de las operaciones más complejas y ambiciosas para una de los gigantes de la digitalización. La entonces CEO de HP, y que ha estado ligada a HPE como directora general hasta 2018, Meg Whitman, definía la decisión como un movimiento en el que ganarían “independencia, foco, recursos financieros y flexibilidad para adaptarse a la rápida dinámica del mercado y los clientes”. La propia directiva reconoció que habían estado trabajando cuatro años en una reestructuración que pudo tener como germen la compra de la empresa especializada en servicios, Electronic Data Systems (EDS), por valor de 13.900 millones de dólares en 2008, lo que le hacía competir en este segmento con rivales de la talla de IBM. Algo que, en varias ocasiones, llegó a conseguir, posicionándose como líder global del mercado.

Pasados cinco años, el recorrido de las organizaciones, ya por separado, sigue siendo de trascendencia en el mercado. Sin embargo, la pregunta pasa por si la escisión ha resultado positiva para ambas empresas, si se han cumplido las premisas que marcó Whitman, y si la apuesta por la hiperespecialización tenía sentido en un entorno en el que competidores como Dell se afianzaban en la oferta end-to-end tras fusionar a EMC en la operación más importante, en términos económicos, de la historia de la tecnología. Para José María López, analista principal de IDG Research, la respuesta es sí. De alguna manera, argumenta, HPE se ha adaptado al recorrido que ha ido marcando la línea de la evolución tecnológica a lo largo de estos años, apostando por una fortaleza en el mundo de los servicios y manteniendo un capital importante en infraestructuras. Y, HP, prosigue, ha seguido una línea coherente y natural, aunque, puntualiza, su mercado está poblado de competidores estandarizados.

Para entender sus negocios, y la escisión, el experto recurre a la historia de la compañía, muy diferente a la de otros jugadores como Dell o Huawei. “Desde que se fundó intentó abarcar con toda la oferta del mercado”, explica. “Luego, sus dos grandes líneas (consumo y corporativo) tenían márgenes muy diferentes de negocio. Se decía que las impresoras y los ordenadores estaban financiando al segmento de empresa”. Por su parte, el también analista principal de IDG Research, Fernando Maldonado, cree que la reestructuración permite obtener mayor visibilidad en Bolsa de lo que va bien y mal. “Cuando eres más pequeño puedes tener más información y agilidad, pero también más volatilidad”.

Lea el reportaje completo en este enlace. 

 


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios