Negocio | Noticias | 12 FEB 2014

La eFactura ahorra 458 millones de euros en el primer semestre de 2013

Las empresas españolas generaron 59 millones de facturas electrónicas durante ese periodo, lo que ayudó a ahorrar 250.000 horas de trabajo y evitó la tala de 3.300 pinos, según un estudio de SERES
efactura
ComputerWorld

La llamada E-factura y sus  efectos ha sido el objeto del estudio de SERES La Factura Electrónica en España 2012-2013, realizado entre el 65.5% de las empresas usuarias de su servicio (un 35% del total nacional, aproximadamente). En este periodo trabajaron con factura electrónica (en emisión, en recepción o en ambas modalidades) un total de 130.000 empresas, frente a las 120.000 que lo hicieron en 2012. Los datos del estudio confirman, por tercer año, la “buena salud” de la eFactura, que aparece inmune a la crisis económica.

 

En 2013 el número de documentos electrónicos creció un 5,2% respecto al año anterior y el número de empresas usuarias un 10,2%. “Estos resultados tienen un doble valor positivo. El primero es el crecimiento en sí mismo del uso de facturas electrónicas. El segundo, que se ha crecido a pesar de que el número de empresas es España haya decrecido un 1,84% en el periodo contemplado”, ha indicado Alberto Redondo, director de marketing de Seres.

 

Una vez más, Madrid y Barcelona son las provincias que siguen liderando, muy por delante del resto, la implantación y uso de la factura electrónica, tanto en volumen de documentos como en número de empresas. Destaca también el crecimiento mantenido experimentado por la Madrid, que encabeza el ranking de provincias, tanto en volumen de documentos como de empresas ya sean en emisión como en recepción.

 

Porcentualmente, Pontevedra y Las Palmas son las provincias que varían más positivamente en el ranking subiendo 6 y 5 puestos respecto 2012. Por el contrario, Castellón y Almería son las que más varían negativamente en el ranking de provincias bajando 9 y 5 puestos respecto 2012.

 

Por Comunidades Autónomas, Madrid supera en cifras a Cataluña en recepción y emisión de documentos, si bien sus porcentajes de participación en el mercado se reducen, lo que indica el peso creciente de otras comunidades. Así, Andalucía y Valencia son las comunidades que han acortado más distancia con Madrid y Barcelona. “Un datos significativo -indica Alberto Redondo- es que cada vez son más las grandes empresas localizadas en Madrid que deciden utilizar la factura electrónica para la recepción de facturas”.

 

Los sectores de actividad más activos no reflejan cambios significativos en cuanto al uso de la eFactura, que sigue liderado por el sector servicios, seguido a distancia por el industrial. Las peor paradas del informe son las micropymes, que son las que más decrecen a causa de su menor actividad derivada de la crisis económica.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios