Negocio | Noticias | 20 OCT 2020

Los beneficios de IBM caen un 26% aunque su negocio 'cloud' sigue al alza

El Gigante Azul reporta unos beneficios de 4.234 millones de dólares en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal 2020, un 26% menos que en el mismo periodo del año precedente. Aunque sus ingresos del negocio 'cloud' crecen dos dígitos, desde la firma reconocen que sus clientes están aplazando algunos proyectos.
ibm cloud
Redacción

En los primeros nueve meses de su actual ejercicio fiscal, IBM ha reportado, respecto al mismo periodo del año anterior, una caída del 3,8% en ingresos (que han alcanzado los 53.253 millones de dólares) y del 26% en beneficios (4.234 millones de dólares). La compañía ha dado a conocer estos datos pocos días después de anunciar la escisión de su negocio de servicios de infraestructuras con el fin de centrarse más en el ámbito del cloud computing, negocio que ha potenciado con la compra de Red Hat, operación cerrada en 2019

Precisamente el negocio cloud es el que mejor se ha comportado en la corporación en el periodo señalado. Este ha registrado un crecimiento de dos dígitos. Tanto el segmento de software cognitivo como el de cloud nube han aumentado los ingresos un 5,1% (aunque el mundo cloud ha incrementado los ingresos un 19% solo en el tercer trimestre). Este negocio de cloud y software cognitivo representa el 31% de todo el negocio de IBM.

No obstante, la mayor fuente de ingresos de la compañía continúan siendo los servicios tecnológicos globales (36,1%). Los servicios globales a empresas suponen el 22,5% del negocio.

“Los buenos resultados de nuestro negocio cloud, liderados por Red Hat, destacan la creciente adopción por parte de los clientes de nuestra plataforma en nube híbrida abierta”, en palabras de Arvind Krishna, CEO de la compañía. Para James Kavanaugh, vicepresidente senior y director financiero de IBM, la firma tiene “la flexibilidad financiera necesaria para aumentar las inversiones en innovación y habilidades en tecnología híbrida de nubes y de IA, al mismo tiempo que seguimos comprometidos con nuestra política de dividendos”.

Eso sí, según informa Reuters, Kavanaugh ha reconocido que “las prioridades a corto plazo de los clientes siguen incluyendo la estabilidad operativa, la flexibilidad y la preservación del efectivo, lo que tiende a favorecer los gastos operativos por encima de los gastos de capital. Esto está resultando en algunos retrasos de proyectos y aplazamientos de compras”.

 


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios