Negocio | Noticias | 20 SEP 2013

Los índices de satisfacción de los PC bajan, ya que los clientes van hacia las tabletas

La "desalineación de expectativas" causada por Windows 8 desconecta con los dispositivos informáticos tradicionales.
tablets smartphones
Gregg Keizer , ComputerWorld

La combinación de la radical reinvención de Windows por Microsoft con equipos a la vieja usanza ha causado que los índices de satisfacción de los fabricantes de PCs bajaran el último año, según los resultados de un estudio realizado por por el American Customer Satisfaction Index (ACSI).
Mientras, Apple obtuvo de nuevo los máximos honores, igualando su propio récord de 2011 en la satisfacción de clientes de dispositivos informáticos. Su puntuación fue de 87, de 100 posibles, con una subida de un punto respecto a 2012, y siete puntos mayor que su competidor más cercano, HP. Tras ambos, los otros fabricantes obtuvieron calificaciones entre 76 y 79.
La encuesta de ACSI sondeó a 2700 americanos entre abril y mayo, pidiéndoles que valoraran su experiencia con dispositivos comprados recientemente, ordenadores personales y tabletas, vendidos por Apple, Acer, Dell, Hewlett-Packard y Toshiba. El resto de fabricantes estaban englobados en una categoría secundaria de “Otros” en los resultados.
Aunque HP y Toshiba consiguieron incrementar sus puntuaciones en un punto comparado con la encuesta de 2012, Dell y Acer bajaron dos puntos y los de la categoría“Otros” cayeron cuatro puntos. La media de todos ellos, sin Apple, tiene una bajada del 1,3% respecto al año pasado.
David VanAmburg, director gerente de ACSI, no ha señalado a Windows 8 de Microsoft como una de las causas de la bajada de la satisfacción de PCs, como han hecho algunos analistas de la industria, pero ha reconocido que ha contribuido a los resultados.
“No es tanto Windows 8 en sí, sino la incongruencia entre el sistema operativo y muchos de los dispositivos con los que se vende” ha dicho VanAmburg. “Hay una desconexión entre lo que Windows 8 ofrece y el entorno del portátil o el ordenador de sobremesa. Yo lo llamaría una desalineación de expectativas”.
VanAmburg se refiere al discurso de Microsoft de que Windows 8 es un sistema operativo táctil que funciona mejor en equipos de pantalla táctil, como las tabletas, y la incapacidad de los fabricantes de hardware de capitalizarlo, ya sea en tabletas o en portátiles de pantalla táctil. La disponibilidad de estos últimos ha sido relativamente  escasa, y los precios han sido considerablemente mayores que los portátiles con teclado y ratón.
“Si los fabricantes consiguieran bajar los precios de los equipos táctiles, sería una situación muy diferente”, ha afirmdo VanAmburg, haciéndose eco de la propia opinión de Microsoft.
Las puntuaciones más bajas en general para los fabricantes tradicionales de PCs, y la disminución también de Dell y Acer, ninguno de los cuales ha puntuado en tabletas, son una expresión de la búsqueda de los clientes de algo más de lo que pueden ofrecer los PCs, ha dicho VanAmburg.
“Lo que vemos en nuestros datos es lo mismo que vemos en las ventas de PCs, que la tendencia a una mayor movilidad continúa tomando fuerza”, ha afirmado VanAmburg. “El atractivo de la movilidad está alejando a la gente de los PCs”.
Centrándose en los resultados obtenidos por las tabletas, estas registraron una satisfacción de 81,2 puntos más que los formatos tradicionales de PC. “Las tabletas son un dispositivo informático más satisfactorio”, ha señalado VanAmburg refiriéndose a los datos. Los teléfonos inteligentes también han puntuado más alto que los PCs en recientes estudios de ACSI.
Las ventas de PCs se han contraído durante cinco trimestres consecutivos, ha dicho IDC, y la caída no tiene muestras de terminar antes de 2015. La caída de ventas de los PCs tradicionales, de los cuales ha obtenido Microsoft la mayor parte de su facturación de Windows, ha puesto a la compañía de Redmond en una difícil situación, y le ha forzado a ir a una estrategia de “dispositivos-y-servicios”, rehacer su estructura corporativa y buscar un nuevo CEO. Que la causa de estos movimientos sísmicos, la preferencia de los consumidores de más teléfonos y tabletas frente a los PCs, haya causado que las puntuaciones de los fabricantes de ordenadores hayan caído, no ha sorprendido a VanAmburg.
“Nos habría sorprendido que Apple hubiera bajado, o que los fabricantes de PCs de repente hubieran obtenido la mejor puntuación”, ha dicho VanAmburg. “Pero esta es una revolución como la que ocurre en la industria cada pocos años. Hace un tiempo fueron los portátiles. ‘¿Quiere decir que puedo tomar mi ordenador y llevarlo a cualquier sitio?’ Esta es la generación de la movilidad. La gente está adoptando de manera creciente las tabletas y los teléfonos inteligentes, y comprando menos PCs de sobremesa y portátiles”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios