Negocio | Noticias | 26 OCT 2018

Mike Olson (Cloudera): "No nos fusionaríamos [con Hortonworks] si no creyéramos que obtendremos ventajas"

Tags: Cloudera
El cofundador y director de estrategia de Cloudera explica en una entrevista con ComputerWorld cómo ve el futuro del mercado de datos tras la fusión entre su empresa y su hasta ahora rival Hortonworks.
Mike Olson, cloudera
Scott Carey

Este mes se anunciaba la fusión entre Cloudera y Hortonworks, una operación con la que se reunía bajo un mismo techo a dos empresas especializadas en versiones empresariales de tecnologías de big data de código abierto, concretamente Hadoop y Spark, respaldadas en gran medida por fondos de capital riesgo. Mike Olson, cofundador y director de estrategia de Cloudera, ha hablado con ComputerWorld UK para dar su opinión sobre este movimiento. "Hace una década fundé Cloudera con la convicción de que el big data sería un gran negocio para las grandes empresas y estoy realmente entusiasmado con la perspectiva de unir a las empresas", señala.

Para Olson, la fusión no cambiará "en esencia" su forma de pensar sobre la industria y hacia dónde se dirige. "Nos hemos centrado en el almacenamiento, la gestión y el análisis de datos a escala y hemos sido participantes activos y hemos contribuido al ecosistema de código abierto desde hace 10 años", apunta. "Todo esto se debe a la convicción de que las grandes empresas tienen más datos que nunca y necesitan analizarlos de una manera que hasta ahora no estaba disponible".

Olson cree que las dos empresas son en última instancia complementarias, a pesar de las diferentes estrategias de inversión que han llevado a cabo en los últimos años. "Hemos realizado nuestras inversiones en almacenamiento de datos a gran escala y eso ha sido bueno para nosotros y nuestros clientes, hemos realizado algunos avances e inversiones importantes en machine learning (aprendizaje de máquinas) y eso será y seguirá siendo un objetivo para nosotros".

"Una cosa que destacamos en el momento del anuncio fue el buen trabajo que Hortonworks ha hecho con su IO y sus inversiones en el edge. Consideramos estas inversiones muy complementarias. Ambas empresas hemos estado activas en los ecosistemas de Hadoop y Hive y Spark, así que hay mucho código compartido en nuestras plataformas centrales que creemos que nos ayudará mucho".

Según Olson, ambas compañías permanecerán en Silicon Valley en un futuro próximo. Él mismo prevé desempeñar un "papel activo" en la nueva empresa fusionada. A estas alturas sólo se han anunciado algunas posiciones como la de Tom Reilly, CEO de Cloudera, que estará al frente del nuevo negocio conjunto.

 

Mejor como una sola compañía

Ambas compañías han luchado para monetizar sus grandes soluciones de datos empresariales. En 2017, Cloudera registró unos ingresos de 261 millones de dólares, pero la empresa siguió obteniendo pérdidas de 187 millones de dólares. Hortonworks registró una pérdida operativa de 199 millones de dólares en todo el año 2017, sobre unos ingresos de 262 millones de dólares.

Olson no entra en si la nueva compañía fusionada será capaz de superar algunos de los problemas de monetización que han perseguido a los dos negocios por separado. En todo caso, apunta, "no estaríamos haciendo esto si no creyéramos que obtendremos ventajas".

El directivo cree que la nueva empresa fusionada continuará centrándose en la nube híbrida, un área de interés para Cloudera en los últimos años. "Estamos convencidos de que la nube híbrida y la nube privada van a ser importantes. Espero que la incorporación de tecnologías como Docker en el tema de contenedores y Kubernetes para la orquestación permita a los clientes funcionar en sus propios centros de datos con la misma simplicidad y facilidad de uso que la nube pública".

Las grandes empresas públicas de cloud computing ahora ofrecen su propia versión de estas soluciones de código abierto que ejecutan en su propia infraestructura, como Amazon Elastic MapReduce (EMR) y Google Cloud Dataproc. "Los proveedores públicos de cloud computing tienen grandes productos. Queremos estar seguros de que nuestros clientes pueden desplegar y ejecutar sus aplicaciones donde quieran, ya sea en su propia empresa o en cualquiera de los proveedores de cloud a gran escala", añade Olson. "Creemos que es una oportunidad estratégica realmente atractiva y que la plataforma ha tenido éxito en las instalaciones, pero no en la forma elástica y autosuficiente en la que los proveedores de cloud computing han sido capaces de ofrecer servicios, por lo que nos encantaría hacerlo posible".

Añade que Hortonworks se alinea muy bien con este objetivo, como lo demuestra su reciente trabajo con Cloud Native Computing Foundation y las alianzas que mantiene con IBM y Red Hat para ampliar los contenedores y Kubernetes.

 

Consolidación de productos

John Schroeder, CEO de MapR, un rival de Cloudera y Hortonworks, apuntaba poco después de que se diera a conocer la fusión entre ambas empresas que "los clientes no obtendrán beneficios de innovación a través de esta fusión. La fusión trata de reducir costes. AMbas empresas defienden una plataforma de datos de próxima generación sin tener la tecnología subyacente. MapR ha desarrollado una plataforma de última generación basada en nueve años de duro desarrollo de ingeniería. Apoyamos un conjunto más amplio de cargas de trabajo, desde Hadoop, hasta Spark y AI/ML, y ya proporcionamos nube híbrida y tecnología de contenedores con Kubernetes. Los clientes de MapR ya están implementando lo que la compañía fusionada dice que esperan ofrecer". Olson se niega a responder a estos comentarios directamente, pero sí apunta que Cloudera y Hortonworks tienen "varias tecnologías redundantes que compiten entre sí, por ejemplo Ambari y Cloudera Manager o Sentry and Ranger".

"Necesitamos sentarnos y decidir en los casos en los que tenemos un servicio similar pero implementaciones diferentes, hay que ver cómo resolvemos eso", según Olson. "Pero gran parte del producto es el mismo código, es el proyecto Apache Hadoop y Hortonworks acaba de lanzar la versión 3 de su plataforma en el verano y nosotros lanzamos la versión 6 de la nuestra. Nuestras dos líneas de código están más unidas de lo que han estado en algunos años como resultado de ello”. Para el portavoz, la herencia de código abierto de las dos empresas hace que ambas tengan "mucho en común", lo que significa que "una vez que podemos planificar las cosas en detalle, podremos unir bastante bien nuestros productos".

En este sentido, Hortonworks ha estado empaquetando sus funcionalidades para casos de uso más específicos durante los últimos dos años con el fin de facilitar la adopción de la industria. Por ejemplo, se ha expandido recientemente a productos específicos de IO y seguridad cibernética mientras que Cloudera se ha movido al terreno de la inteligencia artificial y los modelos de machine learning con su Data Science Workbench.

"Nuestra esperanza y ambición es construir una plataforma única y unificada poco después del cierre de la fusión que incluya las piezas complementarias para ambas compañías", añade Olson. "Luego, con el tiempo, queremos aumentar, extender y mejorar esta propuesta para que sea un conjunto funcional de lo que cada uno de nosotros hemos hecho por separado hasta ahora".


 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios