Negocio | Noticias | 10 NOV 2020

Nuevo envite de Bruselas contra Amazon

También te puede interesar:
La Comisión cree que Amazon ha infringido las normas antimonopolio de la UE al distorsionar la competencia en los mercados minoristas 'online'. Además de enviar cargos al gigante del 'ecommerce' por el uso que realiza de datos confidenciales de vendedores independientes, abre una segunda investigación sobre sus prácticas comerciales.
amazon
Redacción

¿Utiliza Amazon los datos que obtiene de los vendedores que usan su plataforma de comercio electrónico en beneficio propio? La Comisión Europea cree que sí, y así se lo ha comunicado hoy a la compañía en un comunicado. “Amazon ha abusado ilegalmente de su posición dominante como proveedor de servicios de mercado en Alemania y Francia y puede haber utilizado datos confidenciales a gran escala para competir con minoristas más pequeños”, ha expuesto la vicepresidenta ejecutiva y comisaria de la Competencia Margrethe Vestager, que en su cuenta de Twitter añade que ahora la pelota está en el tejado de la empresa fundada por Jeff Bezos, que deberá responder a estas acusaciones.

La Comisión “discrepa profundamente” con el hecho de que Amazon se base “sistemáticamente” en datos comerciales que no son públicos y que provienen de los vendedores independientes que utilizan su marketplace (por ejemplo, el número de unidades de productos pedidas y enviadas, los ingresos de los vendedores en el mercado, el número de visitas a las ofertas de los vendedores, los datos relativos al envío, reclamaciones de los consumidores, etc.) en beneficio del propio negocio minorista de la plataforma de ecommerce (que compite directamente con esos terceros vendedores). 

Vestager ha subrayado que la UE debe asegurarse de que las plataformas que, como Amazon, tienen doble función (por un lado, proporciona un mercado en el que los vendedores independientes pueden vender productos directamente a los consumidores pero, por otro, vende productos como minorista en el mismo mercado, en competencia con esos vendedores) y cuentan con una gran cuota no deben distorsionar la competencia. “Los datos sobre la actividad de terceros vendedores no deben utilizarse en beneficio de Amazon cuando ésta actúa como competidora de dichas empresas".

 

¿Trato preferencial?

La institución también ha abierto una segunda investigación oficial antimonopolio para analizar si se da un trato preferencial en las ofertas minoristas de la propia Amazon y las de los vendedores del mercado que utilizan los servicios de logística y entrega de la compañía. Investigará si los criterios que la compañía establece para seleccionar al ganador de la "Caja de Compra" y para permitir a los vendedores ofrecer productos a los usuarios principales, en el marco del programa de fidelidad de Amazon Prime, conducen a un trato preferencial de las empresas minoristas de Amazon o de los vendedores que utilizan sus servicios de logística y entrega.

"Las condiciones de competencia en la plataforma Amazon también deben ser justas. Sus normas no deben favorecer artificialmente las ofertas de los minoristas de Amazon o favorecer las ofertas de los minoristas que utilizan los servicios de logística y entrega de Amazon. Con el auge del comercio electrónico, y siendo Amazon la principal plataforma de comercio electrónico, es importante que todos los vendedores tengan un acceso justo y sin distorsiones a los consumidores online”, en palabras de la comisaria.

Las desavenencias entre Amazon y la Comisión Europea no son nuevas. En 2017 la Comisión obligó a la compañía a devolver a Luxemburgo (donde la empresa tiene la sede en Europa) 250 millones de euros por haberse beneficiado de un sistema fiscal favorable. Una decisión que aún debe dar el visto bueno el Tribunal Superior Europeo, al que recurrió la tecnológica.

En Estados Unidos, Amazon y otras big tech (como Facebook, Apple o Google) también están en el punto de mira por posibles prácticas monopolísticas y sus máximos directivos llegaron a ir al Congreso hace unos meses para defender su posición y operaciones en el mercado. Fue entonces cuando Jeff Bezos, creador del gigante del ecommerce, recordó que utilizan esta plataforma 1,7 millones de pequeñas empresas, que representan un 60% de las ventas de productos físicos en Amazon. Tras explicar que el comercio minorista es muy grande y competitivo, Bezos alegó que Amazon representa menos del 1% de ese mercado internacional y menos de un 4% del mercado minorista estadounidense; no obstante, expertos del mercado apuntan que los datos aportados por Bezos son falsos y que dicho porcentaje alcanza el 40%. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios