Negocio | Noticias | 27 JUL 2017

¿Por qué fallan la mayoría de proyectos de transformación digital?

Un estudio de NoSQL asegura que nueve de cada diez proyectos de digitalización fracasan. La primera causa es la problemática para romper con las infraestructuras heredadas.
transformacion digital
Redacción

 

La transformación digital es el concepto de los últimos años, está en boca de todos, pero, a pesar de ello, un estudio del proveedor de base de datos NoSQL Couchbase pone de relieve que muy poquitas empresas son las que aciertan con la estrategia. Tan pocas son que, según el informe, nueve de cada diez proyectos de digitalización fracasan.

En pocas palabras, la transformación digital no es más que el intento por dar un giro de 180 grados y cambiar el modelo de los negocios al calor de las nuevas tecnologías. La teoría es fácil y los ejemplos relevantes. A todo el mundo se le puede pasar por la cabeza el caso de Uber, o incluso el de Ford, que bajo un nuevo consejo de administración está sumido en la carrera por desplegar el coche autónomo. Por el lado contrario, un paradigma de fracaso, lo que solemos conocer como ‘dinosaurio’ podría ser Kodak, que antaño vivió tiempos mejores.

Pero, volviendo a la encuesta, y a pesar de que el 95% de los preguntados está de acuerdo en que el objetivo final de este cambio de paradigma debería ser ofrecer a los usuarios finales una experiencia única y personalizada, el 90% de los proyectos digitales estudiados no cumplieron con las expectativas. De estos datos, el estudio resalta, también, un miedo palpable entre la mayoría de los directivos de empresas. Es más, ni siquiera la gran cuenta está a salvo. La Universidad de Washington estima que el 40% de las empresas de Fortune 500 ya no existirán en la próxima década.

En cuanto al gasto en este tipo de proyectos, las empresas dedican una media de 5,7 millones de dólares al año.

 

¿Cuál es la causa de este fracaso?

Uno de los principales apuros en los que se ven sumidas las grandes compañías es que mientras innovan frente a un panorama tecnológico cambiante necesitan seguir satisfaciendo a tiempo real las expectativas de los clientes. Por ello, una de las cuestiones que más inquieta a los encuestados es la falta de agilidad en el desarrollo de nuevas aplicaciones. Asimismo, estas organizaciones tienen, a menudo, procesos complejos y requisitos legales y sistemas legacy a los que tienen que enfrentarse.

Desde NoSQL echan la culpa de estos tropiezos a las bases de datos tradicionales. El 84% de los encuestados asegura tener proyectos digitales retrasados e incluso desechados debido a las limitaciones de su infraestructura. Por último, el informe revela que el 29% tuvo que reducir el alcance de sus proyectos debido al coste de cambios de la infraestructura, mientras que el 14% tuvo que retrasar sus proyectos de manera significativa. Y, como curiosidad, las empresas reconocieron que tenían que esperar una media de 28 horas antes de poder aprovechar los datos de las bases, lo que hace que el uso de datos en tiempo real dentro de las aplicaciones orientadas al cliente sea inalcanzable.

“No importa la industria o el país, se trata de un tema común. A menudo,  las organizaciones que han empezado su viaje digital no tienen la suficiente comprensión tecnológica para transformar su modelo de negocio”, dijo Spencer Izard, analista jefe de Ovum.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios