Negocio | Noticias | 04 JUL 2018

SlimPay quiere hacer de España el segundo país más importante a nivel de negocio

Tags: Fintech
En 2016 SlimPay desembarcó en España con la visión optimista de un mercado atractivo y con la idea de crecer a un ritmo del 50% anual.
SlimPay
Cristina Cueto García

La fintech francesa SlimPay refuerza su presencia en España donde prevé fortalecerse para convertirlo en el segundo país más importante de la compañía a nivel de negocio, depués de Francia

"El negocio español está en auge, es un mercado muy interesante" comentaba  François Gutierrez, vicepresidente de ventas de SlimPay. El modelo clásico de pagar por el producto está cambiando y todos los mercados se están orientando a un mercado de pago por suscripción y en este punto es donde cobra protagonismo SlimPay y su objetivo español, ya que España es uno de los países con mayor número de suscriptores a este tipo de pago.

La compañía de pagos recurrentes se ha marcado como objetivo colocar al mercado español a la cabeza de Europa y facturar un millón de euros en España en el plazo de los tres próximos años.

En 2016 SlimPay desembarcó en España con la visión optimista de un mercado atractivo y con la idea de crecer a un ritmo del 50% anual. Uno de los pilares de propósito consiste en contar con la colaboración de patrocinadores que compongan hasta un 40% del negocio. 

SlimPay trabaja con una red de partners locales y globales que cubren diferentes verticales, como la facturación, CRM, servicios de suscripción, plataformas de e-commerce o PSPs (Payment Service Providers). Entre ellos se encuentran grandes empresas, como Zuora, Ingenico o Esker, líderes en sus áreas. "Nuestro principal reto es proponer una oferta global enfocada al sector e- commerce, ofreciendo una solución de pagos sencilla y sin fricciones para mejorar la tasa de conversión de nuestros clientes".

Es recurrente plantearse si las fintech y los bancos compiten en el mismo mercado y aunque puede darse en ciertos casos, en SlimPay aseguran que no siempre tiene por qué ser así, y que "un banco puede ser un importante partner de la compañía".

Además de en España, SlimPay está presente en Francia, Italia, Alemania e Inglaterra en cuyos mercados se encuentran clientes de importante peso como BNP Paribas o Société Générale y cuentan con más de 2.000 clientes a lo largo de Europa, con un volumen de facturación de 5000 millones de euros. En España mientras tanto están en contacto con las tres entidades bancarias más importantes como son Santander, BBVA y Caixabank, pero también se enfocan a entidades más pequeñas como la Caja Rural o Abanca

Fabrice Méndez, que ya gestionaba mercado español de la compañía desde 2016, y su equipo, serán los encargados a partir de ahora de buscar estas alianzas, mientras que Eduardo Marín será el nuevo director de ventas.

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios