Negocio | Noticias | 07 MAY 2020

Telefónica confía en que el COVID-19 tenga un impacto limitado

La compañía hace frente a la pandemia apoyándose en la calidad de sus redes, en su posición de liquidez y en la fortaleza de su balance.
Álvarez Pallete telefonica
Redacción

A punto de alcanzar el ecuador de este 2020, Telefónica hace balance de un año complicado donde, como tantas compañías se verá afectada por la pandemia del coronavirus, aunque confían en que de forma "limitada". Además ha confirmado el dividendo anunciado para 2020 de 0,4 euros por acción.

"La crisis del COVID-19 ha afectado profundamente a las sociedades en las que operamos. La misión de Telefónica de “hacer nuestro mundo más humano, conectando la vida de las personas” ha cobrado más relevancia que nunca. En una situación extraordinaria y totalmente inesperada, las redes de telecomunicaciones se han convertido en esenciales" explicaba José María Álvarez-Pallete, presidente ejecutivo de Telefónica.

Según informa la compañía, las redes de Telefónica han demostrado su "robustez y fiabilidad" ante picos de tráfico sin precedentes, en un contexto en el que tanto la conectividad como la digitalización de las diferentes estructuras sociales, económicas y sanitarias, han resultado ser críticas.

Debido a la situación que atraviesa todo el planeta, Telefónica abandona los objetivos financieros fijados para el 2020

En este contexto, la empresa ha implementado un conjunto de medidas destinadas a apoyar a sus distintos grupos de interés en su lucha contra los efectos de la pandemia. La compañía ha colaborado activamente con las autoridades e instituciones sociales y sanitarias y ha activado planes de protección y apoyo a empleados, clientes y proveedores. Los ingresos alcanzan 11.366M€ en primer trimestre del año y se reducen un 1,3% interanual en términos orgánicos. Además, los ingresos agregados de los cuatro operadores clave de la compañía se mantienen estables en términos orgánicos, con crecimientos del 3,8% en Alemania y del 1,5% en Reino Unido, donde también es noticia la unión con Liberty Global

Por otro lado, debido a los cambios significativos que se han producido en el escenario sobre el que estaban construidos los objetivos financieros y en el contexto general, así como al alto nivel de incertidumbre actual, se abandonan los objetivos financieros fijados para el 2020. Aunque la compañía asegura que continuará monitorizando la evolución del negocio y gestionando la inversión y los gastos centrándose en la estabilidad del OIBDA-CapEx. Con la situación actual, Telefónica afirma que espera un crecimiento orgánico interanual de OIBDA-CapEx para 2020ii de ligeramente negativo a estable. De cara al medio plazo, los objetivos financieros de 2022 se reiteran: crecimiento de ingresos y mejora de 2 p.p. del ratio (OIBDA-CapEx)/Ingresos.

"En lo relativo a nuestros resultados, la crisis ha tenido un impacto limitado en el primer trimestre. Nuestros cuatro mercados clave se han comportado bien en un entorno único y desafiante"

"Nuestra prioridad durante esta emergencia social han sido las personas: proteger la salud de nuestros equipos – con el 95% de la plantilla teletrabajando- y a la vez garantizar la conectividad para las personas, los negocios, las administraciones públicas y en definitiva para la sociedad. Es difícil imaginar esta situación sin conectividad. Durante las últimas semanas, nuestros equipos han trabajado en estrecha colaboración con las autoridades sanitarias y los agentes sociales para dar una respuesta responsable a todos nuestros grupos de interés".

Álvarez-Pallete ha resaltado que si bienTelefónica no es inmune a esta crisis, sí es resistente. "En lo relativo a nuestros resultados, la crisis ha tenido un impacto limitado en el primer trimestre. Nuestros cuatro mercados clave se han comportado bien en un entorno único y desafiante. Los menores ingresos de partidas como roaming, prepago y de empresa se han visto parcialmente compensados por los menores costes comerciales y una menor tasa de abandono de clientes".

Si bien es pronto para poder valorar el alcance de los efectos de la pandemia, "contamos con varias palancas para mitigar potenciales impactos negativos". Por un lado, la compañía continuará gestionando la inversión y los costes, centrándose en la estabilidad del flujo de caja operativo. "Contamos asimismo con un balance sólido y con una fuerte posición de liquidez. En definitiva, la resistencia y flexibilidad de nuestro modelo de negocio, y la fortaleza de nuestra compañía, nos permite mantener un dividendo atractivo para nuestros accionistas, de 0,40€ por acción. Y seguimos trabajando en las cinco decisiones estratégicas anunciadas a finales de 2019 para conseguir que nuestra compañía sea aún más resiliente en el futuro. Todo esto combinado con las operaciones corporativas ya anunciadas o en proceso nos permite afrontar la incertidumbre con una posición de fortaleza".

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios