Editorial
Opinión
Editorial

2022, ¿el año de la consolidación definitiva de la transformación digital?

La nueva guerra en territorio europeo vuelve a traer la incertidumbre que ya se estaba diluyendo con el final de la pandemia. Aun así, se espera que este sea un ejercicio de consolidación de los proyectos de transformación digital impulsados durante estos dos años de crisis sanitaria.

editorial marzo

Después del impulso inesperado que recibieron los proyectos de transformación en las empresas y organismos públicos debido a la irrupción de la pandemia en 2020 y con el consiguiente impulso de las operaciones y el trabajo en remoto, en 2021 aún se intensificó más esta fiebre por acelerar los procesos digitales. ¿Cómo se presenta ahora el panorama en 2022 en lo que respecta a inversión TIC? ¿Cuáles son las perspectivas de los analistas y, sobre todo, las intenciones y la visión de los CIO de los principales sectores? A la luz de los artículos, entrevistas y debates realizados con motivo del último especial de ComputerWorld, 'Inversión TIC en 2022', todo apunta que los proyectos relacionados con el dato como activo estratégico de las organizaciones, el modelo de suministro tecnológico cloud y la ciberseguridad serán los ejes en torno a los que girarán los presupuestos este año; un año, por cierto, en el que ya se atisbaba la salida, por fin, de la crisis sanitaria (y económica) y cuyo escenario se vuelve a ennegrecer con la recientemente iniciada guerra en territorio europeo. 

Porque, como es obvio, la última invasión de Ucrania por parte de Rusia traerá consigo consecuencias nefastas no solo a nivel humano sino también en el terreno económico, afectando a todos los sectores, entre ellos el ámbito de las tecnologías de la información, con más subidas de precios de las materias primas y la energía y, por ende, de los dispositivos, nuevos problemas de escasez de suministro y, quizás, de conectividad si el conflicto afecta, como alertan desde Ametic, a los cables submarinos que conectan Rusia y Europa con el resto del mundo. 

Pero dejando a un lado la situación geopolítica y sus consecuencias (que aún nos cuesta imaginar) 2022 debería ser un año en el que el gasto tecnológico se consolide; un gasto que la firma de análisis IDC prevé que roce los 50.000 millones de euros en España, lo que supondría que las organizaciones de este país destinarán un 1,6% más que el pasado año a las partidas relacionadas con las tecnologías de la información. 

En este mayor dinamismo del sector TIC en España también debería será decisiva la ejecución de los Fondos Next Generation de la Unión Europea (UE), enmarcados dentro del Plan de Recuperación y Resiliencia, por el cual el país va a destinar 23.670 millones de euros en materia digital. Como recuerda el analista Alberto Bellé, en una de las entrevistas del citado especial de contenidos de ComputerWorld, España se ha convertido en un destino de atracción de tecnología y Madrid ya es un hub digital para el sur de Europa. No obstante, los CIO participantes del debate organizado por esta publicación al respecto tienen sus dudas y no son demasiado optimistas en cuanto a la repercusión de los fondos europeos en la inversión tecnológica. Reconocen, además, desconocer cómo se van a ejecutar estos, aunque está claro que al menos el sector público sí lo va a notar.

Finalmente, 2022 sí será, o debería ser, un año definitivo para el CIO, el máximo responsable de la estrategia tecnológica de las organizaciones, que debe seguir ganando peso y empoderarse como baluarte de transformación e innovación empresarial.

 


TE PUEDE INTERESAR...

Contenidos patrocinados

Especial Sanidad

Be Data Ready

Eulalia Flo Cloud

Communications Platform for Business

Banca digital

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research