Opinión
Sanidad

Cómo alcanzar la innovación a través del dato

La innovación es una seña de identidad de la sanidad y un vistazo a su evolución muestra los hitos que marcaron la diferencia. Por ejemplo, el uso de agua limpia, el lavado de manos antes de explorar a un paciente, el estetoscopio, la anestesia, las vacunas y antibióticos, las imágenes para el diagnóstico … la lista es muy larga.

Jordi Calvera, Intersystems

Ahora que la innovación se ha situado en un lugar prominente para que cualquier empresa compita, hay que reforzar su papel en el área de la sanidad. Sin embargo, la industria todavía tiene dificultades para integrar sus datos,  interoperar con ellos y colaborar para alcanzar sus objetivos a través del intercambio de información y conocimientos. Los datos bloqueados no solo perjudican la atención sanitaria en el momento en que es necesaria; bloquean su evolución y su futuro.

Adicionalmente, asistimos a un momento de inflexión en la sanidad caracterizado por la iniciativa del paciente. Éste quiere ser atendido, cada vez más, en cualquier momento y lugar, gestionar su salud a través de su smartphone, monitorizarla e informar a su médico o completar su historia clínica online. Hay más de 350.000 aplicaciones de salud y bienestar en el mercado móvil que están cambiando la dinámica de la atención sanitaria.

Todas estas facetas de la sanidad necesitan colaboración y compartir conocimientos o no funcionarán.

 

Integrar FHIR

FHIR (Fast Healthcare Interoperability Resources, FHIR®) es un estándar de interoperabilidad global que hace posible compartir los recursos de la asistencia en beneficio del paciente y de la atención sanitaria: los datos de la historia clínica, procedentes de dispositivos médicos, medicamentos, evolución del paciente, etc.

Con los datos dispersos en múltiples sistemas y en diferentes formatos, este estándar facilita hacer realidad la colaboración, es decir, la interoperabilidad de los datos alcanzando el máximo valor que pueden ofrecer en términos de conocimiento y, en consecuencia, hace posible crear planes personalizados de asistencia sanitaria, o poblacionales en caso de patologías detectadas en grupos demográficos concretos.

La tecnología colaborativa hace realidad la interoperabilidad de la información sanitaria sea cual sea: resultados de pruebas, diagnósticos, seguimiento del paciente, etc. Los datos sanitarios, actualmente, son voluminosos y están dispersos. El acceso a todos ellos, almacenados en sistemas diferentes y en tiempo real desde cualquier aplicación, hace posible que los actores de la sanidad puedan centrarse en los detalles en beneficio del paciente y de la organización.

 

El autor de este artículo es Jordi Calvera, Regional Managing Director para Iberia, Israel, Grecia, Turquía & LATAM de InterSystems

Contenido en colaboración con InterSystems



TE PUEDE INTERESAR...

Contenido Destacado

Webinar Ondemand

Especial Sanidad

Communications Platform for Business

Black Friday Checklist Infobip

Be Data Ready

Partnerzones



Registro:

Eventos:

 

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research